La adición de la pesca del sargo con corcho, emoción a raudales

La adición de la pesca del sargo con corcho, emoción a raudales

La adición de la pesca del sargo con corcho, emoción a raudales

por 15 de mayo de 2012 1 comment

La pesca del sargo con corcho es adictiva. Pescar peces tan combativos como el sargo con la técnica del surfcasting es sumamente divertido, sin duda, pero experimentar la picada del bravo espárido a pocos metros de nosotros y con un equipo mucho más ligero produce una descarga de adrenalina que, inevitablemente, nos convertirá en adictos a esta bonita modalidad.

La adición de la pesca del sargo con o corcho

Existen distintas especies muy próximas entre sí que serán objeto de nuestros desvelos, las más habituales serán el sargo común y el picudo, en menor medida, la mojarra. Los siempre difíciles breados entrarán mejor en aparejos fondales. Bogas, salpas,  obladas, lisas, agujas e incluso alguna lubina, entrarán también a nuestro engaño.

Conocer un pesquero para la pesca de sargos con corcho

El buen pescador pesca sin caña. Es importante visitar el pesquero con marea baja (Cantábrico) y, si es posible, verlo desde algún promontorio cercano.

Sabremos así dónde están las zonas más querenciosas, el calado al que tendremos que ajustar nuestro aparejo en cada situación y observaremos las corrientes, lo cual nos indicará la conveniencia o no de cebar y dónde hacerlo. Hay lugares donde el macizo o engodo puede ser una gran ayuda y otras, debido a corrientes laterales, en las que realizar esta acción alejará a los peces de nuestro puesto.

Cebos y cebados para la pesca del sargo con corcho

Pescando en agua dulce es frecuente lanzar bolas de atrayentes varios a cierta distancia. En el mar también, pero existe una forma muy efectiva de acercar a los peces a nuestro puesto lo más posible (el sargo puede llegar a aventurarse hasta aguas muy someras si el macizo es el adecuado). Lo que haremos es acercarnos hasta el pesquero con marea baja y verter parte del engodo sobre las rocas, la marea, al subir, irá dispersando el aroma del atrayente y llamando a la mesa a nuestro protagonista. Haciendo esto podremos pescar sargos realmente cerca de la orilla.

macizo para la pesca del sargo

En cuanto a la receta para nuestro cebado, la sardina finamente triturada (debe atraer, no saciar al pez), convertida en una pasta casi homogénea y salada para su mejor conservación, será de una gran efectividad. Los preparados de sardina en salmuera son cómodos y útiles, pero nada como lo hecho por nosotros mismos.

Los cebos compatibles con el engodo de sardina son variopintos: quisquilla, gamba arrocera, filete de sardina, carne de mejillón fijada con hilo elástico, gusanos marinos,…  Aun siendo efectivos, evitaremos los últimos para evitar llenar la cesta de bogas en lugar de capturar sargos.

El equipo de corcheo

Cañas de cinco ó seis metros serán las más habituales, llegando a los siete u ocho para zonas difíciles y pudiendo acortarse hasta cuatro metros y medio-cinco en espigones, puertos y calas rocosas, si pescamos las pozas cercanas a la orilla. A menudo se exagera en su potencia, un peso de lance máximo de entre 70 y 100 gramos sobra para cualquier situación, reduciendo estas cifras considerablemente en los pesqueros que lo permitan, como los puertos, donde disfrutaremos mucho más con equipos livianos.

Equipo de corcheo

El carrete será robusto, potente, con un buen y progresivo freno y, si es posible, ligero. Tamaños tres mil y cuatro mil serán los más habituales, con capacidad para unos ciento cincuenta metros de línea de treinta y cinco o cuarenta centésimas, aunque podemos usar diámetros menores en la línea madre. De hecho éstos variarán entre 0,30 y 0,40, según el pesquero.

Bajos y boyas

Un surtido de flotadores de neopreno plomados de entre diez y treinta gramos, alguno más para montajes corredizos, pequeños plomos de perdigón para lastar la línea cuando sea preciso o para el “chivato” (plomito situado a 40-50 centímetros del anzuelo que mejora la sensibilidad del aparejo), hilos de distintos diámetros (del 0,22 al 0,28) para las gametas y anzuelos del cinco al tres, completarán el equipo básico, además de una linterna frontal, alicates, tijeras y otros pequeños útiles.

Sargos, ¡prepararos! ¡Vamos a por vosotros!

Más artículos interesantes

Vídeo de pesca: Sargos con sardina
visitas 1.249
Si el sargo es uno de los peces más apreciados en su pesca en la costa cantábrica y atlántica, Portugal no se queda atrás, y de todas las formas de pe...
La pesca del esparrallón, el más humilde de los sargos.
visitas 2.464
Al hablar de pescar sargos, irremediablemente pensamos en el sargo común ya que, a parte de, como su propio nombre indica, es el más común de los sarg...
Vídeo de pesca: Sargos a boya
visitas 5.553
Las costas de la península ibérica, rodeadas de grandes zonas de roca, son una de las áreas que más pescadores atraen. Entre los embistes de las olas,...
Sacarle partido al macizado en la pesca del sargo
visitas 5.409
A día de los corrientes, resulta bastante habitual que nos topemos con pescadores que hayan sustituido su habitual aparejo de fondo por el sobrio corc...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Stefko
    #1 Stefko 10 diciembre, 2015, 07:58

    No tengo mucha experencia y estao sitio me ayudo gracias

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.