La evolución de los carretes de pesca: un trámite interminable

La evolución de los carretes de pesca: un trámite interminable

La evolución de los carretes de pesca: un trámite interminable

por 5 de febrero de 2014 2 comments

Como bien sabréis, en el mercado hay carretes de pesca para todos los gustos y presupuestos. Sin embargo, lejos de querer entrar a analizar el porqué de su carestía, en la presente ocasión vamos a centrar nuestra atención en valorar el hecho de que tantos modelos alojen un elevado número de rodamientos en sus entrañas. Y es que, a día de hoy, resulta harto complicado encontrar un carrete que carezca de este mecanismo, cuando, en cambio, hace apenas nada era moneda común.

evolución de los carretes de pesca

Carretes de pesca

 

Mirando atrás

A poco que llevemos en el mundo de la pesca, recordaremos que gran parte de los carretes, al igual que el resto de las cosas, se hacían con vocación de pervivencia. Sin embargo, con la llegada de modelos procedentes de oriente, su suerte estaba echada. Diseños vanguardistas y coloridos que mostraban el lado opuesto de las por entonces habituales tonalidades oscuras, fueron haciéndose poco a poco con el mercado hasta el punto de condenar al cierre a más de una marca de renombre. No obstante, su llegada, lejos de suponer un salto cualitativo de considerable entidad, no fue más allá de ser un pequeño paso en la evolución de estas importantísimas máquinas.

carretes de pesca

Carretes de pesca del pasado

Trenes de corto recorrido

La entrada en escena de los rodamientos supuso un apreciable avance en el funcionamiento de los carretes, en especial si establecíamos comparación con los de toda la vida. Y es que, pese a que llevaran años en escena, estas venerables máquinas no eran adversario en lo que respectaba a comodidad y suavidad en el trato, aunque sí lo era a la hora si pretendíamos reemplazar cualquier pieza que quebrase merced al uso. Es más, pese a sus innovadoras formas y superior maquinaria, el menor quebranto condenaba al baúl de la basura a esos nuevos carretes, pues no había una red de repuestos que solventase cualquier hipotético daño.  Tal es así que hoy, pese a que hayan transcurrido incluso medio siglo desde que dieron sus primeras vueltas, los viejos carretes siguen en plenitud de facultades y se les recuerda por su innata capacidad de echar a tierra a cualquier adversario que se le pusiera delante sin necesidad, en cambio, de contar con una porrada de rodamientos en su interior. En cambio, ¿sería capaz el lector de nombrar un modelo de aquellos por entonces rutilantes carretes que aún continúe en servicio activo?

No es oro todo lo que reluce

La adición de rodamientos en la maquinaria de un carrete siempre es bienvenida, pero debe ser hecha con medida y perspectiva, pues, en caso contrario, supone un brindis al sol y no ejerce la menor trascendencia en el funcionamiento. Es más, muchos de vosotros habréis podido ver cómo hay carretes que se presentan con una decena de estos sistemas, en el intento de copar la atención de los pescadores. Sin embargo, gran parte de ellos sólo pueden ofrecer eso, simplemente humo, pues aunque cuenten con ellos en puntos realmente estratégicos, como es el eje y el guiahilos, dichos engranajes suelen ser de escasa o pobre calidad, cuestión que deberá reflejarse en el precio final del producto de un modo u otro. En caso de no ser así, más vale que echemos mano a la cartera, y que centremos nuestra atención en otro tipo de carretes.

Carretes de pesca de primera división

A decir verdad, son muy pocas las marcas de garantías que realmente pueden colocar rodamientos de calidad en sus carretes, de ahí que debamos huir de los falsos cantos de sirena. Bien es verdad que a muchos espanta el valor que estos complementos pueden llegar a alcanzar, pero a la larga será un bien que nos acompañará muchas horas a un precio sencillamente ridículo. Por eso, antes de adquirir un carrete de gran calidad es conveniente valorar el uso que se le va a dar, así como el tiempo que saldremos de pesca, aunque también puede ser que no nos importe este punto, que también puede ser.

Los rodamientos, siempre y cuando hayan sido colocados debidamente, fortalecerán la estructura de nuestro carrete, disiparán el calor derivado de la fricción y nos permitirán encajar el desgaste en determinados puntos. Esto tiene especialmente lugar en momentos clave de la pelea, así como cuando pescamos con señuelo, y es preciso mantener la maquinaria en continuo movimiento. Ahora bien, no pensemos que por contar con ellos nos vamos a librar de echarles un vistazo cada cierto tiempo.

historia de los carretes de pesca

Historia de los carretes de pesca

Ojo avizor

 El mantenimiento del carrete es una labor que imperiosamente debe llevarse a cabo, si no es por parte del pescador, sí ha de serlo por parte de talleres especializados. En este sentido, debemos prestar especial atención a estos mecanismos, pues con el paso del tiempo pueden sufrir alteraciones y desgastes que complicarán su correcto funcionamiento. Así las cosas, no perdamos de vista este singular detalle si queremos que la maquinaria funcione a la perfección, pues, en caso contrario, no tardaremos en notarlo en la muñeca, y lo que es peor, en el bolsillo.

En cualquier caso, la tenencia de un carrete de calidad nos garantizará muchas horas de pesca sin padecer el menor sobresalto, y buena parte de culpa de ello la tendrán los rodamientos que se alojen en su interior. Por tal motivo, antes de adquirirlo, estudiemos someramente su colocación y valoremos el uso que le vamos a dar, más que nada por aquello que lo barato sale caro, y viceversa, así que huyamos de ofertas sospechosas, en especial cuando provienen de marcas con nulo recorrido en el ámbito de la pesca deportiva.

¿Apuestas por los carretes de calidad? ¿Cuáles tu experiencia?

 

 

Más artículos interesantes

La importancia de cambiar los rodamientos del carrete de pesca
visitas 1.828
Cambiar los rodamientos del carrete de pesca es una operación de vital importancia. Si tenemos en cuenta que en el mercado hay carretes de todo tipo, ...
La importancia de los rodamientos del carrete de pesca
visitas 8.376
Los rodamientos del carrete de pesca son una pieza clave en el buen funcionamiento del carrete. Como bien sabemos, y en cualquier caso, la presenci...
Reparar señuelos con nuestras propias manos: ¿Una operación realmente factible?
visitas 639
Todos aquellos que pesquen con artificial asentirán ante esta pregunta que en principio tiene fácil respuesta. No en vano, muchos cuentan con el don d...
Moldes de aluminio para cabezas plomadas: un lujo al alcance de unos pocos privilegiados
visitas 579
El precio de numerosos complementos que utilizamos en nuestra afición no deja de ascender, y un vivo ejemplo de ello son las cabezas plomadas que last...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. MARIO CANTARUTTI
    #1 MARIO CANTARUTTI 6 febrero, 2014, 11:19

    estimados amigos, muy bueno el comentarios de los riles, o carretes, efectivamente es todo realidad lo que ustedes cuentan, los riles nuevos son muy lindos pero……..muy delicados, les comento que cuento en mi haber un reel que me regalo mi hermano año…….si sii 1973…… es un ESCUALO 6000, una maquina insuperable, desde aquel entonces hasta hoy en marcha, todos los fines de semana, pasaron muchos otros, riles, mas pequeños, mas rapidos, mas livianos, pero todos llegaron a su fin y E S C U A L I T O, sigue en pie, como decimos aqui en ARGENTINA, …ES UN FIERRO…….. amigos un abrazote y sigan asi..saludos a los lectores.

    Contesta a este comentario
  2. Toni Martínez
    #2 Toni Martínez 5 febrero, 2014, 10:11

    No hay duda…con un carrete malo te la juegas…y hoy día se encuentran demasiados en el mercado.

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.