Época de temporales, tiempo de “ñapas”: mantener el equipo de pesca en pleno rendimiento

Época de temporales, tiempo de “ñapas”: mantener el equipo de pesca en pleno rendimiento

Época de temporales, tiempo de “ñapas”: mantener el equipo de pesca en pleno rendimiento

por 26 de marzo de 2014 1 comment

En el invierno, época de temporales es el momento perfecto para centrarnos en esas tareas para mantener el equipo de pesca. Como habréis podido comprobar hasta la saciedad, los sucesivos temporales asolan la costa norte en invierno, siempre han tenido honda cobertura por parte de los medios de comunicación de masas. Las desoladoras imágenes de las consecuencias, debidamente aderezadas con no menos aterradores lances protagonizados por algunas personas empeñadas con querer jugar con el mar mientras buscan una bonita foto, en un manifiesto alarde de perfecta estupidez propia de quienes sólo tienen la cabeza para separar las orejas, ponen de manifiesto con quién nos estamos jugando los cuartos cada vez que nos acercamos hasta la orilla.

mantener el equipo de pesca en invierno
Ahora bien, aunque parezca que apenas son unas pocas semanas, lo cierto es que Neptuno ya empieza a mostrar su peor cara desde el lejano octubre. Olas de 3 y 4 metros no hacen sino comprometer severamente la salud de quienes se aventuren por el litoral en pos de un racimo de capturas que llevar hasta casa, y los que buscan acomodo en puntos resguardados tampoco lo suelen tener mejor, puesto que las lluvias suelen embarrar el terreno de juego de tal modo que resulta absolutamente inviable pescar bajo unas condiciones mínimas. Con semejante panorama, los pescadores no tenemos más opción que guardar las manos en los bolsillos, contemplar la bravura del océano y esperar a que calme por mucho que nos escueza, aunque siempre hay opción para optimizar el tiempo hasta que eso ocurra.

Mantener el equipo de pesca y haz inventario

A decir verdad, todos tenemos cuestiones pendientes que llevar a cabo en cuanto a lo que refiere a mantener el equipo de pesca, y momentos como la época invernal, son la ocasión perfecta para ejecutarlas. La sustitución de determinadas anillas de las cañas que llevan pidiendo sopitas desde ni se sabe, el más que necesario reemplazo de los roñosos triples que cuelgan de la panza de nuestros señuelos favoritos, o el cambio de línea en la bobina del carrete, son sólo algunos extremos que podrán recibir debida atención hasta que fuera escampe. Ahora bien, se puede dar el caso que, temporal tras temporal, realicemos cuanto estaba a la espera y que nos quedemos sin quehacer alguno, pero, por si acaso, tampoco vayamos aventándolo, no vaya a ser que nos encalomen asuntos ajenos.

Nada permanece, sobre todo con lo equipos de pesca costera

El salitre y los involuntarios golpes que nuestras anillas tienen que encajar cada vez que nos asomamos al mar, más pronto que tarde tardarán en acusarse en ellas. Fisuras en el anillo interno, así como en los bastidores, cuando no van acompañadas de una severa ruptura, obligan a realizar improvisados apaños para poder continuar con la jornada de pesca, aunque éstos deberán ser reemplazados mediante trabajos de mayor profundidad para que el equipo siga rindiendo al mismo nivel que venía haciéndolo. Ahora bien, el teórico avance que parece percibirse en todos los ámbitos, en algunos extremos concernientes a la pesca van al revés, toda vez que, por ejemplo, cada vez es más difícil encontrarnos con tiendas de a pie que nos puedan servir este esencial complemento con solo dar un paseo. Tal vez esta afirmación pueda sonar un tanto atrevida, pero es real como la vida misma.

 

La paulatina e inexorable desaparición de los establecimientos de toda la vida en favor de los las tiendas pesca online, si bien en algunos aspectos es positiva, en otros complican severamente las pretensiones del pescador que pretende conseguir algo tan sencillo como sustituir una simple anilla de su caña. Y es que es mucho más fácil acertar en el reemplazo de una anilla rota por una nueva en la medida que podemos compararla in situ, que intentarlo en la red de redes, dado que, si no contamos con las dimensiones y otra serie de referencias, podemos toparnos con desagradables sorpresas que, además, nos habrán salido por un congo. Así que, mal que nos pese, hay que revolver mucho hasta dar con una de estas tiendas que, aparte del trato personalizado, y lejos de la asepsia que se percibe en el comercio electrónico, cuente con material decente con el que llevar a cabo nuestra misión.

Mesa de autopsias a la hora de mantener el equipo de pesca

Un aspecto importantísimo que a menudo se pasa por alto es comprobar el estado en que se encuentra nuestro carrete, un trámite que sin duda requiere detenimiento y ningún agobio para que luego éste funcione con precisión suiza. Es más, abrir en canal es una tarea que nunca debe hacerse a la ligera, razón por la cual, ahora que no hay prisa, sea un momento idóneo para echarle un vistazo en profundidad.

autopsia del equipo de pesca

En principio, es aconsejable que el lugar donde se lleve a cabo la autopsia de la máquina se encuentre libre de obstáculos, alfombras … y niños, pues siempre cabe la posibilidad que un descuido genere la caída de un muelle o una arandela, y que la criatura, sin ninguna mala intención, haga de su capa un sayo y les dé un destino incierto, comprometiendo así el funcionamiento del carrete, lo cual a buen seguro hará que nos lleven los demonios. Por tal motivo, aparte de las premisas mencionadas, a ser posible ejecútese la operación lejos de cualquier compañía. Nuestra salud mental nos lo agradecerá.

Trabajo en la sombra

El notable esfuerzo que supone tener el equipo de pesca a pleno rendimiento es, probablemente, la parte más ingrata que el pescador debe encarar. No obstante, cuando sucede un imperativo parón como el que se vive en invierno, llega la ocasión perfecta para dedicarle tiempo, así que, armados de paciencia por arrobas, así como de los útiles necesarios, no seamos vagos, que es más sencillo de lo que parece. Y si no es por ganas, que entonces lo sea por el dinero, puesto que cualquiera de estos trámites nos saldrá mucho más oneroso encargárselo a una tienda que hacerlo nosotros mismos.

Bien es verdad de todos tenemos virtudes y defectos, y que algunos somos unos auténticos manazas en estos campos, pero con una pizca de observación, cuidado y tiento, seremos capaces de realizar cuanto nos propongamos.

Te animamos a que compartas con todos nosotros tus trucos y consejos para mantener el equipo de pesca en perfectas condiciones.

Más artículos interesantes

Reparar señuelos con nuestras propias manos: ¿Una operación realmente factible?
visitas 711
Todos aquellos que pesquen con artificial asentirán ante esta pregunta que en principio tiene fácil respuesta. No en vano, muchos cuentan con el don d...
Moldes de aluminio para cabezas plomadas: un lujo al alcance de unos pocos privilegiados
visitas 630
El precio de numerosos complementos que utilizamos en nuestra afición no deja de ascender, y un vivo ejemplo de ello son las cabezas plomadas que last...
Los temporales no son sinónimo de inacción: cómo preparar y mantener tu equipo de pesca
visitas 136
Como habréis podido comprobar, el invierno toma posiciones. Pronto veremos imágenes de sus consecuencias, combinadas con las no menos heladoras estamp...
Llenar de hilo o sedal un carrete atándolo con el nudo duncan
visitas 2.810
En principio parece algo simple y sencillo, pero cuando empezamos en este mundo de la pesca cualquier cosa a la que nos enfrentamos muchas veces nos r...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 28 marzo, 2014, 01:27

    Son momentos idóneos para reparar y poner apunto material, hacer moscas, apuntar en la agenda nuevas salidas…

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.