Pezcador al día, principales noticias de pesca (julio de 2018, 4)

Pezcador al día, principales noticias de pesca (julio de 2018, 4)

Pezcador al día, principales noticias de pesca (julio de 2018, 4)

por 21 de julio de 2018 0 comments

Julio avanza, y en esta mezcla de verano y vacaciones junto al cierre de temporada de salmónidos en buena parte de España se nota en las escasas noticias de pesca, que, sin novedad en lo político, se empiezan a centrar en balances de lo que ha sido una temporada irregular, marcada también por la climatología

Os dejamos el resumen de las principales noticias de pesca de esta semana:

La punta de San Felipe se ha convertido en el destino preferido de los pescadores de mar de Cádiz

A la Punta de San Felipe vienen con sus cañas pescadores de diferentes poblaciones gaditanas. Y de Sevilla, muchísimos. Este es el sitio más cómodo de la provincia, sobre todo para los que somos mayores, afirman, ya que se puede dejar el coche muy cerca.

El problema es que ni llegando a las 6 de la mañana hay sitio muchas veces y en agosto que se multiplica el turismo es peor todavía. El objetivo principal es la chova, aunque la abundancia de pescadores muchas veces se deja notar. Eso sí disfrutan de la paz y la tranquilidad del mar.

Repoblación de truchas en Asturias y reivindicación de los problemas que se vienen sufriendo

La Asociación Allerana de Pescadores “El Maravayu” ha repoblado los cauces del concejo y el río de Turón (Mieres) con 511.000 alevines de trucha. Se trata de una iniciativa que lleva ya años en marcha, pero que en esta edición han abordado con los ánimos bajos: los pescadores denuncian la falta de controles en la población de cormoranes y “la escasa ayuda económica” de la Administración regional. Factores que influyen en una merma de la población de trucha y que impiden “captar” jóvenes pescadores en el municipio.

La temporada fue muy dura para los pescadores de “El Maravayu”. El desove de los reproductores estabulados en Molín Peón, el laboratorio de la entidad, tuvo lugar entre diciembre y enero. Estuvo marcado “por el mal tiempo y las fuertes riadas, unidas a la baja temperatura del agua”, explicó José Luis Augusto, secretario de “El Maravayu”. Esta situación implicó que la eclosión de los huevos llevara más tiempo de lo habitual.

Luego llegó la nieve. “Cuando ya teníamos los alevines nacidos, las fuertes nevadas en la zona impidieron el acceso a Molín Peón en vehículo todoterreno”, señaló. Durante doce días, los pescadores tuvieron que subir andando al centro de alevinaje para no descuidar el trabajo diario.

Esa dedicación dio resultados. Del centro de alevinaje salieron los 511.000 alevines que se han repartido entre los cauces del concejo y el río de Turón. Son más de medio millón de alevines de trucha común, de entre 4 y 5 centímetros, destinados a su adaptación y crecimiento en los ríos. Permanecen en las balsas de Molín Peón otros 5.000 alevines para su marcaje y posterior suelta, con el objetivo de muestrearlos durante ocho o diez meses, en un proyecto que lleva cuatro años desarrollándose en Aller. “A quienes siguen diciendo que las repoblaciones son negativas, y que sólo se sueltan peces enfermos, nosotros les decimos que a todos los alevines soltados en nuestros ríos se les realiza un control en el laboratorio ictiopatología del SERIDA (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias), además de controles de virología, parasitología y bacteriología”, destacó Augusto.

Críticas que sobrellevan y que se suman a “la falta de un cambio generacional”. Según la entidad, “se ve poca gente joven en las orillas de nuestros ríos”. Y la principal razón es, a su juicio, “el descenso importante de truchas en los cauces”. Un decrecimiento confirmado desde el Principado y que deja un balance aún menos esperanzador: si bien el número de peces es menor, el descenso es más acusado en las truchas mayores de 20 centímetros.

Los pescadores señalan a los cormoranes como principales culpables. “Están instalados en las orillas de nuestros ríos desde el mes de octubre hasta abril. En enero y febrero se produce el desove natural de las truchas, pero el acoso de los cormoranes no permite que llegue a buen fin”. A esto se suma “la escasa ayuda económica” de la administración regional para las asociaciones de pescadores: “Hacemos el trabajo que ellos deberían hacer y vemos que no es valorado”, apuntan. Tanto es así que los alevines que salen de Molín Peón tienen un precio, estimado desde el Principado, “demasiado bajo”. Alertan de que el desánimo “es generalizado y va a más”, por lo que reclaman “un cambio de actitud desde la Administración regional” para seguir trabajando.

Balance de una mala temporada del salmón en Asturias

Se cierra le temporada del salmón en Asturias y lo hace con unos resultados pésimos. Los 598 salmones precintados en los ríos asturianos esta temporada no son más que el fiel reflejo de los problemas que existen para recuperar esta especie en la región del sur de Europa en la que más población de salmón atlántico hay. Pescadores y ribereños arrancaron 2018 con la confianza de volver a las cifras medias de las dos últimas décadas, con números cercanos al millar. De hecho, en 2011 (1.044), 2012 (1.301), 2014 (1.205), 2015 (1.094) y 2016 (1.134) se rebasaron estos registros. Pero no ha sido así.

Si se toman como partida las cifras del año pasado (496 capturas), los resultados han mejorado, pero de forma insuficiente. En 2017 se produjo una gran sequía, con los que podía pensarse que, en 2018, un curso que ha venido acompañado de una abundancia de aguas, fuera mejor pero no ha sido.

El colectivo de pescadores tiene claro que las medidas proteccionistas para la supervivencia del ‘monarca’ de los ríos deben mantenerse. No obstante, la mentalidad de aquellos que habitualmente se acercan al río ha cambiado sustancialmente. Cada año se acepta mejor la disciplina de pesca sin muerte, las repoblaciones crecen y las iniciativas como el Proyecto Arca se asientan, lo que invita a pensar que la especie se recuperará.

De los 598 ejemplares precintados esta temporada, el 51% de ellos fueron echados a tierra a cebo natural, el 32% se pescaron a cucharilla y el 5% se capturaron a cucharilla.

El Narcea volvió a ser, con 300 capturas, el más productivo. Y eso pese a las abundantes riadas en el tramo decisivo de la temporada. Vuelve a convertirse en el río salmonero por excelencia, con medio centenar más de ejemplares. También, el Sella, con 203 salmones, vivió el mismo incremento, aunque a sus orillas se advierte que deberían de haberse pescado muchos más porque los hay en sus aguas. Por su parte, el Cares, con 57, se mantiene en los números de 2017, ya que solo dio dos salmones más.

La peor cara la ofrece la zona occidental. El Eo aportó ocho capturas menos y el Esva repite con diez, al borde de que se imponga la veda, aunque sus ribereños se resisten.

Y también balance de la de la trucha en León que entra en su recta final

La temporada de pesca, salvo excepciones que la prolongarán en algunos casos varias semanas más, afronta su recta final. El próximo 31 de julio bajará el telón a unos meses en los que la climatología, y en este caso las precipitaciones, han sido determinantes. A diferencia del pasado año cuando en algunos ríos se cerraba la campaña de manera anticipada a causa de la escasez de agua, en este la situación ha sido todo lo contrario. Muchas lluvias para elevar los cauces de manera notable.

La situación ha sido positiva aunque también hay que precisar que no en todos los ríos por igual. Como años pasados el Órbigo, Esla… son algunos de los ríos que se han llevado la palma en cuanto a presencia de aficionados. La disputa de diferentes torneos en los ARECs y cotos también han contribuido a ello. En cuanto a los cotos, los de El Condado I, Sardonedo y Vegamián se llevan la palma quedándose muy cerca Villafeliz, Tolibia y La Omañuela, todos ellos de pesca con muerte. En cuanto a los EDS, salvo el de Antoñán del Valle, dedicado a los ciprínidos, en los otros tres (Ponferrada, Santa Marina del Rey y Villanueva de Carrizo) la cifra ha resultado sobresaliente. Un panorama similar a los ARECs tres de ellos (El Balsón, Embalse de Selga de Ordás, La Magdalena y Mansilla de las Mulas) han presentado cifras más que notorias.

Aunque la pasada temporada, a pesar de que el agua provocó por su ausencia algún quebradero de cabeza, fue positiva, en la actual las numerosas precipitaciones han llevado a presentar un panorama mejor. Eso sí, este fue en clave ascendente conforme la veda fue cumplimentando días.

La presencia de pescadores también fue superando cifras con meses como mayo, junio y julio con una notable cifra en una provincia en la que la afición es notoria. Prueba de ello es el gran número de licencias y también la presencia de destacados representantes a nivel competitivo.

Otro dato a tener en cuenta es la pesca sin muerte que año a año ha ido ganando en adeptos y que en este 2018 ha superado cifras pasadas, demostrando también que su reglamentación ha sido más que positiva. Ahora en la recta final los pescadores buscarán apurar los últimos días. Algunos tendrán un poco más de suerte ya que algunas excepciones como precisamente la pesca sin muerte cuentan con alguna semana más de actividad.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.