Pescar mata. La seguridad en la pesca deportiva

Pescar mata. La seguridad en la pesca deportiva

por 3 de enero de 2012 0 comments

Medidas de seguridad en la pesca deportiva. Empezamos un nuevo año y como siempre un poco de reflexión sobre todos los aspectos de nuestra práctica deportiva nos hará, sin duda alguna, un poco más sabios, aprenderemos de los errores cometidos e intentaremos nuevas modalidades.

Esperamos ansiosos la llegada de esas etapas estacionales para intentar repetir las satisfacciones que hemos vivido. También esperamos mejorar, tanto el nivel técnico como en cuanto al número de capturas y como no, en cuanto a su tamaño.

A mí personalmente la reflexión de este año me conduce hacia la mejora y difusión de la seguridad en la pesca deportiva.

Este año han sufrido accidentes mortales demasiadas personas en nuestras costas, casi más que en accidentes de tráfico. Las causas en su conjunto se pueden englobar en una sola: caídas. El desconocimiento y muchísimas veces el descuido así como la rutina nos pueden costar la vida.

Seguridad en la pesca deportiva

Foto de la www.lavozdegalicia.com

[quote style=”boxed”]¿Quién no se ha dado un resbalón en las piedras? ¿Quién no ha llevado algún susto por las olas? ¿A quién no se le ha ocurrido ir a pescar a un lugar extremadamente peligroso? La valentía nos lleva por caminos insospechados.[/quote]

Investigando un poco sobre la seguridad en la pesca deportiva en el mar, y sobre todo la que practicamos con caña, llego a la conclusión de que no existen protocolos adecuados para los pescadores ni siquiera son muy eficaces los proporcionados por las autoridades competentes en la materia, que también diré que son poco publicitados.

Consejos sobre la seguridad en la pesca deportiva en costa

En la página oficial de Salvamento Marítimo en España se puede leer los consejos sobre la seguridad de la pesca deportiva en costa, están copiados literalmente en el cuadro adjunto.

  • En general, recuerde tomar precauciones con sus aparejos de pesca y no usarlos en zonas de baño. Además, respete la legislación vigente en materia de tamaños de capturas, zonas de pesca y vedas.
  • Evite practicar la pesca en zonas peligrosas, como acantilados y rocas. Los golpes de mar son impredecibles y una ola puede arrastrarle en cuanto menos se lo espere.
  • Permanezca atento a las mareas para no queda aislado en un roca en medio del mar al subir la marea.
  • Procure pescar acompañado. Puede necesitar ayuda.
  • Comunique sus planes de pesca, lugares y horarios. Si se retrasa, se podrá organizar su búsqueda rápidamente.
  • Infórmese de las condiciones meteorológicas.

Como se puede observar, son contundentes y escasos. Contundentes pues si nos referimos al segundo punto se contempla como zonas de pesca recomendables por defecto sólo los estuarios, las playas y los puertos. Según la ley en los puertos está prohibido pescar, en las playas con bañistas tampoco y en los estuarios la ley es un poco confusa.

Son escasos porque hay muchas más recomendaciones que hacer al pescador inexperto y a los expertos ahondar en el respeto, dejando atrás cualquier situación rutinaria.

Otros 6 consejos básicos de seguridad importantes

Si tratamos cronológicamente nuestra salida de pesca desde su preparación hasta su ejecución podremos destacar 6 recomendaciones en cuanto a la seguridad:

  1. Cuando escogemos una fecha para salir a pescar, deberemos consultar el estado tanto meteorológico así como el estado previsible del mar. Recordad que el frío hace que nuestros reflejos mermen y la lluvia es un condicionante peligroso a la hora de pescar. Evitemos el frío y la humedad con trajes y ropas adecuadas.
  2. El tiempo condicionará sin duda la zona a elegir, el viento, la marea, el mar de fondo. Adecuemos la modalidad de pesca tanto al tiempo como a la zona escogida, evitando así riesgos innecesarios como practicar spinning en un saliente peligroso sabiendo que arreciará temporal por viento o por mar.
  3. Los zapatos que usemos son garantía de seguridad, no usando en zonas rocosas botas de goma dura porque resbalaremos. Tendremos que usar un calzado que evite resbalones pero que sea ligero y flexible pues en un momento determinado tendremos que hacer algún salto pequeño o movimiento brusco.
  4. En los roquedos donde solemos pescar diferenciamos tres partes importantes, una zona más próxima al agua, una zona intermedia y una zona con hierba en la parte más alejada de la orilla. La zona con hierba es la más segura en un día de oleaje porque allí nunca o casi nunca llega el agua del mar. La zona intermedia es en la que sin duda tendremos menos capacidad de agarre, con el consiguiente peligro de resbalar.
  5. Cuando encontremos un sitio adecuado debemos observar, desde fuera, el oleaje y tener en cuenta, después de un buen rato de observación, a dónde llegó la ola más grande. Debemos separarnos un par de metros de dicho lugar hacia arriba para no correr peligros innecesarios.
  6. Los peces a veces son los culpables de nuestras imprudencias: intentar recuperar el pez que queda varado en la orilla también es una de las principales causas de muerte pues bajamos a la orilla en una “quedada” del mar y una ola traicionera nos arrastra dentro de él. En ese instante los nervios se apoderan de nosotros. Debemos dominarlos y empezar a nadar mar adentro, nunca hacia la orilla o a la roca pues quedaríamos descubiertos al envite de las olas contra el pedrero. Posteriormente debemos quitarnos los zapatos, los pantalones y la chaqueta, por ese orden, y esperar a que nos rescaten.

 

Son unas propuestas que parecen sencillas, en realidad el día a día y el respeto que debemos tener a nuestro deporte son las bases fundamentales de nuestra supervivencia en la mar.

El pescar acompañado a veces conlleva más fatalidad que beneficio y de esto debemos ser conscientes. A Antonio, mi compañero habitual de pesca, siempre le digo que si algún día caigo al mar, que nunca se tire a por mí. En estos casos hay que llamar al 112 (emergencias) y dar la localización exacta en donde nos encontramos. Nunca nos podemos tirar al agua a rescatar a nuestro compañero, porque seríamos dos en peligro de muerte.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.