Pescar lubina de piscifactoría, el mana caído del cielo

Pescar lubina de piscifactoría, el mana caído del cielo

por 1 de diciembre de 2014 1 comment

Desde que hace ya algunos años proliferaran estas granjas marinas destinadas al engorde de lubinas, también de doradas, para surtir los mercados para el consumo humano, es raro el año que no se produce alguna fuga en alguno de estos lugares.
Generalmente suelen coincidir con los grandes temporales que provocan roturas en las enormes redes que contienen cercados al pescado.
Cuando esto ocurre, generalmente todos los espigones, puertos y playas cercanas a la zona de la piscifactoría se llenas de lubinas que ataca indiscriminadamente a casi cualquier señuelo o cebo que se les presenten.
pescar lubina de piscifactoría

Pescar lubina de piscifactoría, gordas e inexpertas

Con los llobarros de vivero pasa que cuando escapan, acostumbrados a no tener que pelearse la comida como hacen sus congéneres salvajes, se concentran en apenas unos metros presentando formaciones espectaculares que llegan incluso a verse, como si de bancos de llisas se tratara.
Se trata de peces, todos del mismo tamaño, mucho más claros en su coloración que los ejemplares salvajes, más gordos y rechonchos y con las escamas, en la mayoría de los casos, desalineadas. Sin embargo, estamos ante peces que, debido a la buena alimentación de la que disfrutan, poseen una fuerza bruta impresionante.

¿Cómo nos enteramos de las fugas de lubinas?

Tenemos dos opciones para enterarnos de la fuga de los serránidos y su arribada a la costa.
La primera de ellas es encontrarnos con ellas casi de casualidad y ser los primeros prácticamente en lanzarles los señuelos o los cebos. Si tenemos la suerte de encontrarnos en un caso así, realizaremos pescas de escándalo y las piezas se contarán por decenas.
Pero, sin embargo, lo más probable es que nos enteremos mediante algún chivatazo o comentario de algún compañero o, también es posible que al acudir a nuestro puesto de pesca habitual, lo encontremos atestado de pescadores en apenas unos metros, lo que nos indicará que algo raro pasa.

pescar lubina de piscifactoría

Cebos, señuelos, equipos y técnicas para pescar lubina de piscifactoría

Estas lubinas se encuentran cebadas y engordadas por los operarios de las piscifactorías y cuando salen a mar abierto pierden esta condición privilegiada debiéndose ganar, como todo hijo de vecino, su propio sustento. Por eso, y por lo menos hasta que aprendan de sus hermanas salvajes, las lubinas de vivero no serán muy selectivas a la hora de tomar los cebos, tanto artificiales como naturales.

Cebos naturales

Ya sea a corcho o a fondo, estos son algunos de los mejores cebos naturales para tentar a estos peces. No prima la efectividad, sino más bien la relación calidad precio en función de los exigentes que son estos peces.

Gamba arrocera:

Se trata de un cebo barato y de fácil ascado ya que de una gamba pelada, desechando la piel y la cabeza, podemos obtener varias carnadas. Es además un cebo que podemos adquirir en las pescaderías de cualquier supermercado y, en caso de no encontrarla en cualquier supermercado y, en caso de no encontrarla podemos encontrar otros crustáceos similares como los langostinos. Se asca en pequeñas porciones, dados, que tapen el anzuelo, y tanto a fondo como mediante la técnica del corcheo, estamos ante un cebo muy efectivo para las lubinas.

Sardinas, boquerones y demás peces grasos:

El olor que suelta este cebo excitará sobre manera a nuestros peces. Aprovecharemos las colas ya que es la parte más dura de estas carnadas y aprovecharemos el resto para trocearlo en pequeños taquitos para poder cebar y así atraer a todo el cardúmen justo bajo nuestros pies.

Gusanos:

Norte, gusano de playa, coreano… cualquier gusano nos proporcionara lubinas. Personalmente no suelo usarlos cuando de pescar lubinas o doradas de piscifactoría se trata ya que existen otros cebos igual de efectivos y más baratos. Pero cada uno es libre de usar los que estime oportunos y es totalmente válido.

“Chapapote”:

Sí, sí… habéis oído bien, pero no se trata de la porquería que hace años inundó las costas gallegas. Se le llama así al pienso hecho a base de pescado y que, precisamente, es la base de la alimentación de estos peces cuando están en cautividad. En los comercios de pesca se han convertido en uno de los cebos estrella porque una bolsa de pienso de más de un kilo de peso, nos puede salir por unos 4 euros nada más. La única pega es que se trata de un cebo muy duro y para clavarlo tendremos que, o bien usar anzuelos muy finos porque si no se nos partirán los granos o bien taladrarlos con una broca pequeñita para pasar el hilo del Terminal por dentro de los granos.

Cebos de pesca chapapote

Cebos artificiales

Al igual que pasa con los cebos naturales, los llobarros de vivero no suelen hacer asco a casi ningún artificial que le presentemos. Eso sí, será mejor que el tamaño sea más bien pequeño ya que dará más confianza a la hora de embocarlos.

Vinilos:

Los de siempre, grubs, shads, pikies, twisters, etc. Cualquier bichito de vinilo será masacrado por las lubinas.
Un consejo que os quiero dar es que, cuando se dan este tipo de situaciones, lo que hago es llevarme aquellos vinilos que, por una u otra razón, han acabado relegados por otros modelos y andan olvidados en casa. Es un buen momento este para darles “una muerte digna” a aquellos vinilos olvidados y que quedarán destrozados a las pocas capturas.

Peces artificiales:

Casi todos los utilizamos y cuando nos vemos sorprendidos por una jauría como esta, lo más seguro es que nos coja pescando con uno de estos señuelos.

Cucharillas:

Las cucharas ondulantes son terroríficas ante las lubinas, sean salvajes o no. Estamos ante un señuelo muy efectivo y que resistirá perfectamente las dentelladas de los llobarros.
Las cucharillas giratorias, si bien no es un señuelo muy utilizado en el mar, si que a buen seguro os sorprenderá a más de uno por su efectividad. Una cucharilla giratoria en color plata u otro y del número 1 arrancará las lubinas como si de truchas se tratara.

Plumas, bucktails y tracas:

Estos señuelos podremos confeccionarlos a nuestro gusto y resultarán también muy válidos.
Una mención especial se merecen las tracas o metralletas, las cuales, montadas en aparejos de tres o más anzuelos nos proporcionarán capturas múltiples en el mismo lance. Resulta muy grato lanzar la caña y ver que se prenden peces de dos en dos o incluso de tres en tres.

Los equipos para pescar lubina de piscifactoría

Para pescar lubina de piscifactoría con cebo natural, se pueden emplear desde pequeñas lanzadoras a cañas más sofisticadas de surf casting si vamos a pescar a fondo. En cuanto a la pesca a corcho, una cañita fina de unos 5 a 7 metros será más que suficiente para pasar una jornada divertida.
En cuanto a la pesca con artificial, la caña que utilicemos normalmente nos servirá pero, llegados a es punto donde las capturas son tan abundantes, creo que merece la pena sacrificar la cantidad por la calidad empleando equipos ultraligeros. Así, un equipo de lance ligero como los empleados por los aficionados a la pesca de los salmónidos, nos puede hacer disfrutar de lo lindo con estas locomotoras y además, si perdemos piezas, seguramente que al siguiente lance obtengamos una nueva picada y luchemos con un nuevo adversario.

Que pesquéis mucho!!!

[box size=”large” border=”full”]Si os gustado el articulo no olvidéis compartir con vuestros amigos. Aquí tenéis más artículos sobre la pesca de lubina[/box]

Más artículos interesantes

Cómo interpretar los mejores spots de pesca en el mar
visitas 855
Cuando de pescar en el mar se trata y el pescador llega a orillas de la costa, en innumerables veces se topa con la cruda realidad. ¿Dónde pesco? E...
Una medida de seguridad muy útil para el pescador madrugador
visitas 596
Como bien sabemos, determinadas disciplinas esconden un considerable componente de riesgo que el pescador ha de identificar y minorar al máximo por la...
Los riesgos en la pesca. Pescador: a pescar, con billete de ida y vuelta, por favor
visitas 652
Aunque no lo parezca, algunas disciplinas de pesca tienen un componente de riesgo que nunca conviene despreciar o minimizar por la cuenta que nos trae...
Planes de pesca en el mar en otoño
visitas 1.057
Con el verano tocando a su fin y el mágico otoño llamando a las puertas, los planes de pesca en el mar en otoño se multiplican dada es la variedad de ...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. HAWK
    #1 HAWK 19 abril, 2016, 19:46

    Nunca he ido a coger robalos de piscifactoria, demasiado bullicio ya que soy un pescador solitario, en cuanto a las escapadas y choque de barcos no lo creo y pienso que por alguna razon tienen que soltarlas para repoblar o por exceso de peces. Si me gustan las mismas pero cuando llevan varios meses fuera y se van silvestrando, yo las cojo con langostino cogelado, pelado y entero, liado con hilo de licra y un anzuelo del 2/0, gameta de fluorocarbono de 2 metros y medio, todo lo que cojo biene embuchado

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.