Pesca y Ocio: Descendiendo por el Alberche, de Gredos al Embalse de San Juan

Pesca y Ocio: Descendiendo por el Alberche, de Gredos al Embalse de San Juan

por 23 de marzo de 2014 0 comments

Hace una semanas os proponíamos una preciosa ruta que desde casi el nacimiento del Alberche atravesaba el valle central de Gredos para descender por el Tormes hasta El Barco de Ávila. Hoy cogemos el mismo punto de partida en el Alberche para descender por este hermoso río hasta el Embalse de San Juan, ya en Madrid, pasando antes por otro que fue mítico lugar de pesca, el Embalse del Burguillo.

rio-alberche

Partimos de  como en nuestra anterior ruta de la Venta Rasquilla en la carretera N-502 que une Ávila con Arenas de San Pedro, allí el río gana envergadura gracias al río Arenillas y un poco más adelante con el río Piquillo que nace en las estribaciones del Puerto del Pico, precisa puerta de entrada a Gredos desde el sur desde tiempos inmemorables como atestigua los restos de calzada romana. Al recibir las aguas de este río, el Alberche que viene de una ruta norte – sur gira bruscamente dirección oeste no cambiando de camino hasta que entra en la Comunidad de Madrid.

Seguiremos el curso del río (dejándolo directamente al sur) por las carreteras locales AV942 y AV943 que atraviesan pequeñas localidades con nombres que evocan grandes recuerdos para los trucheros: Hoyocasero, Navalosa, Burgohondo… cotos que hace años garantizaban decenas de “picadas” de la preciosa trucha autóctona de este río y cuya presencia actual ha caído bruscamente en los últimos ejercicios. La trucha sigue existiendo, sólo por los parajes de este tramo de río encajado entre la Sierra de la Paramera y Mijares merece la pena disfrutar de una jornada pero sólo el recuerdo de lo que fue este río no deja de dar nostalgia y rabia. Es cierto que el Alberche sufre mucho más que el Tormes el problema de años de poca lluvia pero el verdadero problema está en una presión poco controlada y una escasez de medidas por parte de la Administración para paliar la situación.  Con todo ello no dejemos de sacar nuestra caña y buscar la oportunidad de tentar la pintona. La normativa de la Comunidad Autónoma y la de la mayoría de los tramos hace que sea la pesca a mosca sin muerte la mejor práctica para disfrutar del río.  A esto añadimos que desde finales de abril y especialmente en mayo y junio unas preciosas eclosiones de insectos beneficiadas por el calor que acumulan las paredes graníticas que le rodean. Las profundas pozas ofrecen grandes posibilidades incluso llegado el final de temporada.

Ruta-Alberche-2

Las posibilidades de ocio de esta zona son inmensas y siempre relacionadas con la naturaleza que le rodea: senderismo, rutas a caballo y gastronomía donde la Ternera de Ávila ocupa un lugar preponderante.

Embalse de El Burguillo y alrededores

Descendiendo por el río que va cogiendo anchura llegamos a la más importante localidad de Navaluenga, un destino de ocio no sólo por las piscinas naturales del Alberche antes y después del puente románico sino por incluso disponer de campo de Golf. Esta localidad de clima benigno triplica su población en verano y da entrada al Embalse del Burguillo.

puente-navaluenga

En su cola, era común pescar buenas truchas además del que se iba convirtiendo en el rey del río, el barbo. Ahora las primeras son casualidad y debemos centrarnos en la pesca del primero en todas las modalidades. Avanzamos por la carretera AV902 bordeando el Burguillo hasta alcanzar la N-503 la que cogeremos dirección al Tiemblo para volver a cruzar el embalse por la récula que forma el río de la Gaznata, una zona famosa por sus basses y albergar el puerto deportivo. El Burguillo es un embalse que sufre muchos cambios de nivel, esta primavera nos ofrece un embalse muy lleno para poder disfrutar más aún de actividades náuticas y también pesca. Además de esta zona es muy recomendable la más cercana al muro para la pesca de ciprínidos. Pero quizá el tesoro mayor de la zona es el Valle Iruelas, un bosque de ensueño donde el antiguo poblado resinero es ahora un centro de turismo rural. Hasta hace un par de décadas podíamos ver algunas truchas de buen tamaño en el final de la garganta, ahora al igual que en el resto del embalse las estrellas son el Black Bass y el Barbo.

burguillo

San Juan, la playa de Madrid

Tras el Burguillo y en el término municipal del Tiemblo encontramos un segundo y pequeño embalse, el Charco del Cura, de aguas muy frías es un buen lugar especialmente en primavera y verano para la carpa. A partir de allí, el río con continuos remansos y un cauce que depende en buena parte del nivel de agua de los embalses superiores sigue dando buenas oportunidades para el barbo hasta que en pocos kilómetros forme el embalse de San Juan. Antes de llegar este, podemos desviarnos unos kilómetros para contemplar los Toros de Guisando. Los cuatro Toros son una de las mejores manifestaciones artísticas más importantes de la España pre-romana, datando de los siglos II y I a.C, Se les atribuye una función mágico religiosa encaminada a favorecer la fertilidad y protección del ganado, sin descartar su utilización como hitos demarcadores de zonas de pastos. Simbolizan la riqueza de un entorno esencialmente pastoril. Además este lugar  emblemático ha sido testigo del Tratado y la Jura de los Toros de Guisando en 1468, en el que el Rey Enrique IV se reunió con su hermana Isabel la Católica el 19 de septiembre de 1468 y la juró por princesa heredera del Reino de Castilla.

toros_guisando

Los Toros de Guisando hacen frontera con Madrid, destino final de nuestra ruta de ocio y pesca. Alcanzada la M-501 llegamos rápidamente a las localidades de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa donde se accede al Embalse de San Juan y las urbanizaciones que jalonan la orilla derecha de la llamada “playa de Madrid”. Es el único embalse de la Comunidad de Madrid donde está permitido el baño y las actividades acuáticas a motor, además de otros deportes náuticos a lo que se le une contar con más de 14 kilómetros de playas.

san-juan

Por todo ello en verano son miles los madrileños que se dirigen allí abarrotando orillas y chiringuitos lo que condiciona también la pesca. San Juan es uno de los mejores lugares de la Comunidad de Madrid para la pesca del Black Bass con orillas muy recortadas donde la pesca con embarcación nos da grandes ventajas. La orilla norte del embalse con la desembocadura del Cofio nos da también grandes oportunidades para la pesca del barbo, la boga si cada día es menos abundante.

Más artículos interesantes

Destino de pesca: Pesca a mosca en Eslovenia (II), el río Soča
visitas 27
De todos los destinos de pesca a mosca en Eslovenia, sin duda, el más especial para muchos pescadores es el río Soča no sólo son sus aguas transparent...
La pesca de la trucha en Montana (I): El río blackfoot, los tramos altos
visitas 82
Montana con sus poco más de un millón de habitantes y su enorme superficie de 380.837 kilómetros cuadrados, unido a su abrupta naturaleza en el que co...
Destinos de pesca: Río Laxa Adaldal, Islandia, el paraíso de la trucha
visitas 318
Islandia es para muchos el destino perfecto para la pesca del salmón atlántico, pero, también lo es para sus preciosas truchas comunes. Todo un paraís...
Destinos de pesca: Río Tsiu (Alaska), un rincón difícil de superar para la pesca del salmón coho y l...
visitas 201
Alaska es el destino soñado para muchos pescadores continentales. Razones no faltan. Pero no pensemos en Alaska como un destino único. Sería un gran e...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.