Los ríos salmoneros de España (VI): El salmón en el río Mandeo

Los ríos salmoneros de España (VI): El salmón en el río Mandeo

Los ríos salmoneros de España (VI): El salmón en el río Mandeo

por 13 de diciembre de 2015 0 comments

Si la situación del salmón en el Tambre, del cuál hablamos en el capítulo anterior es preocupante, lo es más aún en el Mandeo, último reducto de una zona que dio en sus tiempos bastante salmones pero que ahora tras la extinción de su población en los ríos Eume, Mero y Xumia tiene incluso una importancia mucho mayor.

Pero antes de hablar de la situación del salmón en el río Mandeo nos vamos a detener en otro río más al oeste, el Grande do porto, que forma la pequeña y bella ría de Camariñas.  El río Grande do Porto o río do Porto es un pequeño curso de la provincia de tan sólo  42 km desde su nacimiento al límite intermareal, con una cuenca de cerca de 286 km2 de extensión. Su pendiente no es importante, de tan sólo 0,9% con una precipitación media elevada, de unos 1.600 mm anuales. Su nacimiento no es elevado, se conforma tras la unión de los ríos Mira y Xisto, que bajan de las proximidades del pico de Meda, desde poco más de unos 375 metros de altitud.  En su suave devenir transcurre por poblaciones de pequeña entidad lo cuál debería ser positivo para el salmón. De hecho, el río Grande do Porto figura como un buen río salmonero en los tratados pesqueros del pasado, consignando siempre la falta de agua en el periodo estival como uno de sus puntos débiles. Este dato contrasta con los datos históricos de capturas oficiales. De hecho algunos de los registros oficiales del pasado han debido de ser corregidos al haberse podido comprobar a través de las escamas que correspondían a reos de gran tamaño. Tampoco las prospecciones estivales han permitido detectar la presencia de juveniles, por lo que cabe dar por extinguido al salmón de este río. La presencia de diversos obstáculos a lo largo de su cauce principal sin dispositivos de franqueo o con escalas muy defectuosas pudo ser una de las causas que contribuyeran a la desaparición de esta especie del río Grande do Porto.

rio-grande-do-porto

Río Grande do porto

De un río con salmón extinguido a otro en estado crítico

Con este panorama tan poco halagüeño en el río Grande do Porto nos dirigimos a analizar la situación del salmón en el río Mandeo. Este río que desemboca en la ría de Betanzos se asemeja bastante en pluviosidad y algo más de longitud (57 km) al río Grande do Porto. El Mandeo es un río salmonero de tamaño mediano y caudal relativamente escaso, especialmente en verano, cuya capacidad salmonera nunca debió ser muy alta gracias a su escasa accesibilidad natural. En todo caso, la abundancia de salmones debió ser destacable en su momento, lo que llevó a la administración piscícola a tratar de ampliar su tramo accesible mediante la voladura de ciertos obstáculos y en particular del denominado O Salto. Los efectos de estas voladuras resultan hoy difíciles de juzgar, puesto que aún existen obstáculos muy importantes por encima de este tramo que son y siempre debieron ser infranqueables –O Inferniño–. Pero estos datos vuelven a chocar con unos registros históricos más bien modestos con 58 salmones en 1955 como máximo oficial.

salmones-mandeo-2013

Dos ejemplares de salmón en el río Mandeo que cerraron el cupo de capturas en 2013

La construcción de una minicentral hidráulica ha condenado este río y lo hace difícilmente recuperable. No sólo por el obstáculo de esta minicentral, sino porque la reducción de cauce ha hecho que aparezcan muchos más, la mayoría actualmente insalvables. También ha deteriorado las condiciones vitales aguas abajo, con oscilaciones de nivel bruscas y periódicas. En estas condiciones, el porvenir de la especie en este río es muy negro. En 2015 tan sólo se capturaron 5 ejemplares en el coto de Betanzos. De hecho las muy restrictivas medidas adoptadas para su explotación no se están convirtiendo en mejoras del salmón en el río Mandeo. Tomar medidas es urgente, si el salmón acaba desapareciendo del Mandeo lo hará de una zona que antaño fue rica en salmones y que unía la cuenca atlántica con la cantábrica, creando una separación importante que debilitaría las corrientes migratorias comunes.

Más artículos interesantes

Destinos de pesca: La pesca en la isla Kodiak (I)
visitas 147
Continuamos con nuestros destinos de pesca ideales para la primavera y verano en el hemisferio norte y volvemos a Norteamérica, en este caso Alaska y ...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.