Lo que la pesca transmite

Lo que la pesca transmite

Lo que la pesca transmite

por 13 de octubre de 2016 3 comments

El pasado 17 de septiembre, al otro lado del mundo, y por segundo año consecutivo, el equipo español de pesca con mosca se proclamaba campeón del mundo, contra todo y contra todos.

En un país en el que la pesca con mosca pasa desapercibida para la mayoría de la población, en un país en el que la mínima presión de los ecologistas puede con las numerosas protestas de miles de pescadores, en un país en el que las Federaciones y Administraciones no hacen nada por defender y cuidar los ríos, sus poblaciones y a los aficionados a la pesca; todavía hay quien se resiste a tirar la toalla y disfruta de su pasión contra todos los obstáculos.

world-fishing

Fuente: Pesca A Mosca Galicia

Los seis componentes del equipo mundial español son un ejemplo de ello: David Arcay, Pablo Castro, Jordi Oliveras (subcampeón del mundo), Francisco Llamas, Manuel Álvarez e Iván Verge. No son portada de ningún periódico, tampoco Trending Topic, ni un ejemplo a seguir para millones de niños, probablemente muchos de ellos, ni siquiera sus padres sepan qué es la pesca con mosca. Pero como otros muchos deportistas, llevan años luchando dentro de la alta competición mundial y disfrutando de lo que más les gusta, la pesca con mosca, pese a no contar con el apoyo económico necesario para ello, como sí lo tienen en otros países como Estados Unidos, lugar en el que se han proclamado campeones del mundo, superando a naciones tan potentes como Francia, Italia o la anfitriona.

world-fishing-dentro

Fuente: Pesca A Mosca Galicia

Una hazaña que supera a las dos Eurocopas y Mundial consecutivos conseguidos por la selección española de fútbol que toda España celebró, puesto que estos seis pescadores antes que eso son trabajadores, como cualquiera de nosotros, y sobre todo, porque no cuentan con el apoyo y presupuesto de esos deportistas.

Una situación que no solo vive la pesca, también otros muchos deportes minoritarios, o el deporte femenino, en España, la diferencia es que la pesca con mosca es un mundo por descubrir.

Más que una afición

Es época de tomar decisiones, de decidir las actividades extraescolares de los hijos, esas que pueden convertirse en un punto de inflexión en sus vidas y determinar quiénes serán en un futuro. Natación, fútbol, baloncesto, pintura, música, tenis… entre ellas ningún padre y, mucho menos, sus hijos barajan la opción de la pesca con mosca. No saben lo que supone una afición así, lo que la pesca transmite, ni qué beneficios puede reportar, pero han de saber que más que una afición es una forma de entender la vida y de educar a los más jóvenes.

truchita

Veinte años pescando, nueve de ellos a mosca, nueve años que me han enseñado a ver la pesca y la vida de otra manera. Una vida dedicada a la pesca que me permite recomendar un deporte así, una afición que te permite viajar con tu familia, conocer historias de su juventud, compartir anécdotas en familia, aprender multitud de cosas de la naturaleza, desenvolverte por ti mismo en entornos desconocidos, superarte cada día, afrontar nuevas responsabilidades y cambiar tus hábitos de vida.

pesca3

Aprendes lo que es la verdadera tranquilidad, a disfrutar del silencio, a poner en práctica la paciencia y perseverancia; cuando estás en el río dejas de lado los problemas, respiras aire puro, olvidas que existen las tecnologías que monopolizan nuestro tiempo y recargas las fuerzas para afrontar los siguientes días.

pesca4

Por un día de pesca dejas de salir por la noche, de ir a un viaje de fin de curso o madrugas pese al cansancio.

La pesca transmite muchas sensaciones. Solo tú y el río, no importan las condiciones, ni siquiera el número de capturas, tan solo disfrutar de cada lance, la compañía, la naturaleza, la devolución de una captura al agua, conoces a gente increíble que acaban convertidos en amigos, aprendes de los errores y de los consejos de tu padre (en mi caso), aprendes, al fin y al cabo, que no existe día malo siempre que se haya pasado en el río.

pesca1

La pesca con mosca no se puede describir con palabras, es necesario coger una caña e intentarlo para saber qué es lo que realmente se siente pero las razones para probarlo, creo, son suficientes.

 

Más artículos interesantes

La pesca con mosca en “El río de la vida”
visitas 235
He dado con un fascinante relato autobiográfico sobre ríos y pesca con mosca pero no es netamente un libro sobre técnicas de pesca, estudios de trucha...
Pablo aficionado a la pesca mosca, argentino y peZcalero
visitas 379
Hola toca presentaros a Pablo Alberto Vigil. Es argentino, enamorado de su tierra, pero sobre todo amante de la pesca a mosca. Tiene la suerte de pode...
La pesca a mosca provoca las mismas lesiones que el tenis y el golf
visitas 527
Así es, compañeros. Según un estudio realizado por un médico aficionado a la pesca a mosca, Keith Berend, el 69%de los pescadores sufren dolor en la...
Hoy peZcamos a: David Arcay, campeón del Mundo de Pesca con mosca
visitas 983
El mundo de la pesca en España se puede enorgullecer de un impresionante título, concretamente en la modalidad de salmónidos mosca con el oro individu...

3 Comentarios

Participa en la conversación
  1. RUYMAR!0
    #1 RUYMAR!0 27 diciembre, 2016, 11:27

    Así es!!! La gente piensa que la pesca en general no es nada más que un mero aburrimiento (sentarse en un silla y aburrirse hasta que pique).Es mucho más que eso…Disfrutar de la naturaleza y aprender a cuidarla, profundizar en cada es estilo y aprender cada día más …..cosas que sólo sabemos los que tenemos esta pasión..FeLiCiDaDeS CaMpEoNeS!!!!

    Contesta a este comentario
  2. ablanquejo
    #2 ablanquejo 13 octubre, 2016, 14:44

    ¡¡¡¡¡Qué campeones!!!!! Enhorabuena.

    Contesta a este comentario
  3. Toni Martínez
    #3 Toni Martínez 13 octubre, 2016, 14:13

    Excelente artículo Estefanía. Aún queda tanto por recorrer y descubrir…si es que quieren y nos dejan!!! Y enhorabuena a esos campeones. 😉

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.