Las viejas “cucharillas de pesca”: tipos y efectividad como pocos artificiales

Las viejas “cucharillas de pesca”: tipos y efectividad como pocos artificiales

por 13 de octubre de 2015 0 comments

Vivimos en tiempos donde mandan los señuelos de última generación, ya sean señuelos duros o vinilos. Modernos y novedosos minnows, paseantes, vinilos, jigs…inundan los stands de las tiendas de pesca. Parece que nuestros viejos señuelos ya no tienen cabida en las cajas de pesca. ¿Pero porqué?¿Por qué los peces aprenden o porque mandan las modas e intereses varios?

Obvio es que la pesca para mucha gente es un negocio, pero no por ello debemos caer en engaños y dejar de recurrir en ocasiones  a nuestros más ilustres señuelos, esos que tantas alegrías nos han dado, haciendo caso omiso a las malas miradas, esas que se delatan cuando no anudamos un señuelo de moda de 30 euros.

Hoy hablaremos de las “viejas” cucharillas de pesca, esas que parecen caer en el olvido cuando de buscar depredadores se trata. Un señuelo eficaz como pocos que no solo atrapa salmónidos. Ya se sabe, los viejos rockeros nunca mueren.

Tipos de cucharillas de pesca

Cucharillas giratorias

La más popular cucharilla de todas. Tan simple y eficaz en agua dulce que sin temor a equivocarnos, podemos decir que con algunas especies es letal. Simple porque pocos señuelos son tan sencillos de montar. Un pedazo de alambre donde van montadas una hoja metálica, ovalada o alargada, una ancoreta y alguna bolita perforada de reclamo. Poco más.

Tenemos dos tipos de cucharillas de pesca giratorias. Las de formas ovaladas o con forma de hoja de olivo. Cada una tiene su momento y lugar, pero si algo también tienen las cucharillas es que son señuelos todoterreno. Un mismo modelo se puede desenvolver en muy diferentes situaciones, como aguas revueltas, pozas profundas o tablas someras.

En nuestro país, desde hace muchos años varias marcas nos han ofrecido cucharillas de calidad, fáciles de encontrar. Hoy por desgracia, cada día cuesta más hacerse con ellas, salvo alguna marca en concreto, que pelea cada temporada para ofrecer grandes productos a sus fieles clientes. Míticas son las Meeps, Celta o Vibrax. En la actualidad hay que destacar el trabajo y empeño de otra firma mítica, además muy nuestra, como es Mapso, en ofrecer un amplio catálogo de cucharillas de calidad a precios muy competitivos y además intentando entrar en el mercado marino, donde estas cucharillas también son efectivas ante diferentes especies, como veremos más adelente. De gran efectividad son Las Deva, las Reder, las Spark, la Vlason y la Sella.

cucharillas

 

Cucharillas ondulantes

En nuestro país son poco utilizadas y cada vez menos, pero sus virtudes (sobretodo en mar) son bien conocidas por unos pocos adeptos desde hace la tira de años. Recuerdo mis inicios, cuando en las tiendas de pesca de costa, se empezaban a encontrar algunos señuelos para spinning. No faltaban esos señuelos metálicos de formas planas y alargadas, que tenían sus fieles, en especial viejos lobos de mar, aunque no soltaban prenda de su efectividad, hasta que las utilizamos nosotros.

Cucharilla de pesca ondulada

Lubinas, palometas, jurelas, espetones…se peleaban por ella dando muestra de su gran efectividad. Para la lubina ha sido uno de mis señuelos estrella, tanto las ondulantes más ligeritas de apenas unos gramillos para utilizarlas con la ayuda de un buldó, hasta las más pesadas para alcanzar mejores lances y mayor profundidad. Actualmente no han perdido un ápice de su efectividad, aunque poco a poco los jigs parecen querer ganarles el terreno. Claro que un jig es un gran señuelo que no puede faltarnos, pero una buena ondulante va a seguir dando mucha pero que mucha guerra. Por cierto, ni que decir que en aguas dulces los lucios las siguen atacando como el primer día. ¡Cuántas alegrías les queda por darnos!.

Manejo de la cucharilla de pesca

Para muchos pescadores es un señuelo monótono, de fácil aprendizaje y manejo. Por ello pierde la partida en favor de otros señuelos más “complicados”. En cierta manera no les quito razón, pero también les digo otra cosa. Que se hagan con unas pequeñas cucharillas de número 0, 1 o 2, y pasen una jornada de spinning en la más alta montaña, en un buen torrente de aguas bravas, con muy diferentes escenarios para la pesca. ¡Amigo, ahí la cosa cambia!. No es nada fácil su utilización en esos lugares y menos sacar sus preciados tesoros en forma de bonitas y salvajes truchas y salvelinos. Tiene su buen hacer,  encanto y su magia. Entrando en harina, una giratoria la podemos recoger de diferentes maneras. De forma lenta y contínua (con alguna pausa rápida y sorpresiva) en zonas tranquilas, y más rápido en aguas de velocidad si pescamos aguas arriba. En esas zonas bravas, en cuanto la cucharilla toque el agua hay que cerrar el pick up del carrete y comenzar la cucharilla para aprovechar al máximo su giro y vibraciones.

Pescando aguas abajo, la utilizaremos de manera mucho más lenta, apenas sin recoger si la fuerza de la corriente así lo exige. Las picadas pescando así son increíbles. Las cucharillas ondulantes son perfectas en aguas más tranquilas, tanto en zonas profundas de río, lagos o zonas de mar con profundidad. Ideal es una recogida lente a la profundidad deseada, o a dientes de sierra. Otra recogida que me resulta efectiva es a tirones suaves. Levantando la caña desde las 7h. hasta las 11h., haremos girar la cucharilla hacia arriba y al bajar la caña y recoger el hilo sobrante la ondulante bajará emitiendo ondulaciones donde también se producen muchas picadas.

Especies a buscar con la cucharilla de pesca

Salmónidos

Ya sean truchas, salmones, reos o salvelinos. Ninguno se escapa al encanto de cualquier cucharilla de pesca, por muchos años que haga de su fabricación. Es más, esas viejas cucharillas que nadie utiliza, no las han visto la mayoría de salmónidos de nuestras aguas, algo que hay que tener en cuenta.mini-pluma-mapso

 

Black Bass

El Centrárquido es una especie muy presionada en nuestro país, donde ha visto pasar ante sus ojos cientos de señuelos en las aguas de los embalses y ríos. Las cucharillas de pesca giratorias siempre han sido mortales para el bass y hoy día, al igual que con las truchas, hay ejemplares que no saben lo que es ese señuelo que “no imita a nada” y que lo morderá sin dudar. Parece difícil hoy día, que muchos de sus aficionados, patrocinados por infinidad de marcas, pierdan el tiempo en utilizarlas. A mi ver un error, ya que una vieja cucharilla, de esas que nos ha dado grandes triunfos se merece al menos unos lances en cada jornada y más en esas más complicadas. Sorpresas te da la vida…

Lucios

Otro depredador mítico asiduo a las cucharillas de todo tipo. Ocurre algo similar como con el bass, si bien para su pesca, aún hay aficionados que saben de la efectividad que siguen teniendo estos señuelos y son fijos en sus cajas de pesca. Una ondulante plateada de tamaño da grandes piezas y en ríos de entidad, una giratoria del número 3 con lana roja en la ancoreta es un señuelo demoledor.

Lubina

La lubina no le hace ascos a una buena giratoria y en algunas zonas del norte son muy utilizadas incluso en aguas revueltas. En el Mediterráneo dan buen resultado en zonas de río y desembocadura, aunque hay días que cuesta que entren. Es la ondulante la cucharilla por excelencia para su pesca. A día de hoy, con el boom del spinning marino, no podemos olvidar llevar siempre una ondulante en nuestras jornadas lubineras. El color, el plateado, sin más. Todo un killer.

Cucharilla lubina

Cucharilla para lubina

 

Pelágicos

Aquí podemos englobar muchas especies, como llampugas, espetones, bonitos, jurelas, caballas, palometas, obladas, anjovas… especies que no pueden resistirse a una pequeña ondulante cuando cazan en pajareras. Una ondulante de apenas unos gramos lanzada con un buldó es un señuelo de efectividad total que nos dará muchas capturas cuando estos depredadores se alimentan de ínfimas minitallas. En la actualidad es el jig el señuelo más utilizado, pero no olvidemos que los jigs son la evolución de las pesadas ondulantes. Estas especies, cuando son de talla, tampoco le hacen ascos a una ondulante de mayor tamaño. Este año estamos probando con las llampugas las cucharillas Mapso Pulpo Luky, una giratoria dotada de un pulpito en la que teníamos puestas muchas esperanzas y no ha defraudado.

pesca de caballas con cucharillas

Meros y dentones

Especies de fondo que no dejarán pasar una ondulante que pulule por sus dominios. Con estas especies pecan de un mayor riesgo de enroque que con muchos vinilos dotados de sistemas antienganches, pero si somos diestros y conocemos los fondos, no hay que dudarlo. Las vibraciones de una buena ondulante son un gran reclamo para éstas y muchas otras especies de fondo.

Como hemos visto, las viejas cucharillas, así como algunas más modernas, son señuelos que nunca deberían caer en el olvido. A los peces les gustan así que a nosotros, aún más.

¿Qué nos podéis contar de vuestras viejas cucharillas? Esperamos vuestras historias.

Más artículos interesantes

Mar o interior: ¿Qué especie es la mejor para iniciarse en el spinning?
visitas 162
Cuando un aficionado se inicia es ente bonito deporte tiene en la actualidad infinidad de información para dar sus primeros pasos con un riesgo menor ...
La revolución del vinilo en la pesca
visitas 1.407
Los señuelos de vinilo llevan ya muchos años entre nosotros y son cada día más utilizados por los pescadores. Se han escrito muchos artículos referent...
Pesca rockfishing y top water, una combinación perfecta
visitas 956
Entendemos la pesca a rockfishing como una pesca sutil con minúsculos vinilos y la pesca top water como una técnica para grandes depredadores con mate...
Cebo de vinilo gusano Loco de MoMa Fishing. Una golosina para todas las especies
visitas 3.786
Hoy quiero compartir con vosotros el "backstage" y los entresijos de uno de los productos estrella de propinning.com: Cebo de vinilo El Gusano Loco ...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.