Guía introducción a la pesca jig casting

Guía introducción a la pesca jig casting

Guía introducción a la pesca jig casting

por 21 de junio de 2012 4 comments

Hoy vamos a hablar de una de las técnicas más polivalentes y efectivas que se pueden practicar dentro de las posibilidades de las que dispone el pescador de spinning marino. Se trata de la pesca  jig-casting o casting jigs.

jig casting

El jig-casting o casting jig es una modalidad del spinning que consiste, al igual que el resto de opciones del spinning, en lanzar un señuelo al agua para intentar imitar el alimento del pez depredador que pretendamos engañar. Sin embargo, como veremos a continuación, los señuelos empleados en esta modalidad, los señuelos casting jigs, presentan características que los hacen especiales. Algunas de estas características son su escaso tamaño en proporción a su peso, la capacidad de ser lanzados a distancias considerables, su rápida profundización y la posibilidad de pescar con ellos en toda la columna de agua.

Una vez un compañero de pesca me definió esta técnica como “una mezcla entre el spinning y el jigging”. No me parece una mala definición, ya que en el jig-casting o casting jig emplearemos movimientos de ambas técnicas para animar los señuelos y conseguir el movimiento deseado.

Víctor Bocos con pesca jig casting

A continuación vamos a conocer algunos detalles más para iniciarnos en esta apasionante técnica del spinning marino.

El equipo para la pesca jig casting o casting jig

Para practicar esta modalidad es necesario adaptar el equipo y los señuelos a los requerimientos específicos de este tipo de pesca.

Los rangos de pesos de la mayor parte de estos jigs ligeros oscilan entre los 14 y los 56 gramos (1/2 – 2 onzas), así que la capacidad de lance de las cañas que utilicemos deberá ir en consonancia. Así, una caña entre 2,40 y 2,70 metros será lo más conveniente, siendo la longitud menor más aconsejable para pescar embarcados, vadeando o desde zonas de fácil acceso al agua, mientras que la caña más larga nos será más útil para la pesca desde la costa en sitios donde no podamos estar muy próximos al agua.

Procuraremos que la caña de pesca spinning que posea una capacidad de lance (CW ó casting weight) os acción de aproximadamente unos 10-30 ó 10-40 gramos, ó bien de unos 15-40 ó 15-60 gramos, eligiendo una u otra en función del gramaje del jig a emplear.

Las cañas de pesca deberán ser de acción de punta. Este tipo de acción nos aportará la rigidez y reserva de potencia necesaria para mover el jig adecuadamente, así como para asegurar la clavada del anzuelo en la boca del pez y poder manejarlo adecuadamente durante la lucha.

Para acompañar la caña, un carrete de pesca spinning tamaño 3000 o 4000, cargado de línea de peca trenzada entre 15 y 20 libras de resistencia, o bien Hilo de pesca monofilamento de unos 0,30 mm de diámetro, aunque la primera opción nos transmitirá mejor lo que está pasando al otro lado de la caña y, debido a la ausencia de elasticidad, podremos manejar mejor el señuelo.

Los señuelos jig casting

Los jigs para practicar esta modalidad de pesca jig casting o castig jig, suelen ser metálicos, generalmente fabricados en plomo (aunque también los hay en otros materiales, como tungsteno, acero inoxidable, etc.) pintado con una capa holográfica y colores que imitan en mayor o menor medida la coloración de los peces pasto que sirven de alimento a los depredadores, así como otros colores de fantasía que se suelen utilizar en condiciones de días oscuros o aguas tomadas.

Pez capturado con pesca jig casting

El tipo de jig más utilizado en esta disciplina es el jig metálico con forma de pez, que dispone en su parte final un anzuelo simple o triple. Sin embargo, también pueden utilizarse cabezas plomadas o jig-heads a las que ensartaremos un vinilo, o bien estas mismas cabezas a las que se le añade material como pelo de ciervo o bucktail (bucktail jigs), flashabou, crystal flash, marabou u otro tipo de materiales que aporten movilidad al señuelo.

Especies que buscamos con la técnica del jig casting

Las especies pescables mediante esta modalidad serán diferentes dependiendo del lugar donde nos encontremos, y también de si estamos pescando desde costa o embarcados.

Especies típicas de un jig-casting ligero, practicado desde la costa, pueden ser las jurelas, obladas, palometas blancas y pequeños ejemplares de espetones, anjovas y palometones.

Jose Chinesta con una de sus capturas capturada con pesca jig casting

Desde embarcación tendremos acceso a zonas con más profundidad, donde se forman averíos de pequeños túnidos como melvas, bacoretas y bonitos, para los que necesitaremos un equipo un poco más potente. No hay que olvidar que estos peces son auténticos velocistas y poseen además mucha fuerza, con lo que será necesario sobredimensionar un poco el equipo y contar con una buena reserva de hilo en el carrete.

Conclusiones

Ahora ya conocemos las nociones fundamentales para iniciarnos en la pesca a jig-casting. Pescar con jigs nos va a permitir alcanzar distancias considerables en el lanzado y también prospectar toda la columna de agua, desde la superficie hasta el fondo, dependiendo de la forma que trabajemos estos señuelos y de la velocidad que le imprimamos a la recogida.

Espero que esta información os haya resultado de utilidad. Y a todos aquellos que aún no la hayáis probado, animaros. Os aseguro que no os defraudará.

[quote]En el norte de de España se práctica una pesca tradicional muy similar, donde se usa un señuelo llamado chivo hecho de plomo, con una cola de pelo de caballo o de cabra. En la actualidad se puede encontrar de pelo artificial de distintos colores. Aquí tenéis un artículo por si os interesa leer sobre el tema: “La pesca con chivo, tradicional pero efectivo[/quote]

¿Y tú? ¿Ya has probado la pesca a jig-casting?

Más artículos interesantes

Pesca con stickbait hundido para el mar: cómo, cuándo y dónde
visitas 620
Estamos en fechas donde los grandes depredadores se acercan a la costa a cazar o son más accesibles desde embarcación, kayak o pato. Deberemos estar p...
¿Verano de dentones en el Cantábrico?
visitas 547
Desde luego, el verano que estamos viviendo es de lo más atípico. Al comienzo las lluvias fueron la tónica habitual, pero “Lorenzo” pronto nos devolvi...
La pesca del Roosterfish en las costas del Pacífico
visitas 317
Siguiendo con la búsqueda de las especies más deportivas tanto de agua dulce como salada en el continente sudamericano, toca hablar en esta ocasión de...
Primer Objetivo científico de pesca Roshi en el Delta del Ebro: marcar y soltar
visitas 389
El pasado 28 de julio se celebró en las aguas del Delta del Ebro un evento de pesca enfocado exclusivamente para los pescadores y diversas especies de...

4 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Rapktor
    #1 Rapktor 13 abril, 2017, 17:06

    Una pregunta, se puede montar una bombeta y un jig?

    Contesta a este comentario
  2. Alicia Pastor
    #2 Alicia Pastor 11 abril, 2013, 23:55

    Muchas gracias, es justo lo que buscaba. Un beso!

    Contesta a este comentario
  3. Juan Urrutia
    #3 Juan Urrutia 21 junio, 2012, 17:13

    Estupendo artículo, Víctor. Aquí pescamos mucho a jigcasting cuando la mar no permite otros señuelos, hay que llegar muy lejos, o bien con pequeños jigs buscando chicharros (jureles). Es una pesca súper dinámica y muy divertida.

    Saludos.

    Contesta a este comentario
    • Víctor Bocos
      Víctor Bocos 25 junio, 2012, 10:14

      Muchas gracias Juan.

      Aquí en el Mediterráneo, aunque no tenemos el mar tan bravo como el vuestro, si que son útiles estos señuelos en determinadas circunstancias.

      Su polivalencia y su capacidad de lance hace de ellos señuelos imprescindibles que hay que llevar siempre encima.

      Saludos compañero

      Víctor

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.