Montajes para Carpfishing: Para todos los gustos

Montajes para Carpfishing: Para todos los gustos

Montajes para Carpfishing: Para todos los gustos

por 31 de octubre de 2019 0 comments

Pocas especies de las que habitan en nuestras aguas son más susceptibles de pescar de tan diferentes maneras que la carpa. A fondo, a veleta, al coup, a la boloñesa, a la inglesa y aunque parezca mentira para muchos hasta a spinning o de forma excelente a mosca, esta última cada vez más apreciada. Pero no solo eso, en cada variedad de pesca nos encontramos distintos montajes, muchos de estos surgen al calor de novedades, nuevos productos y mejoras. Todo con un objetivo, conseguir más y mejores capturas de nuestro hermoso rival.

No hay una forma mejor de pesca. Podemos y debemos adaptarnos a nuestras preferencias y dentro de estas realizar los montajes adecuados a las circunstancias del lugar donde pesquemos y sus circunstancias meteorológicas. No es lo mismo un montaje para aguas poca profundas en un día soleado de primavera que hacerlo en profundidad en uno lluvioso de otoño. Eso sí, lo que no debe faltar nunca es la mejor calidad en el material para montaje, cuyo fin será el aparejo perfecto que atraiga nuestras carpas.

Montaje a fondo

El montaje a fondo es un clásico en la pesca a carpa y con el que comienzan a pescar muchos pescadores. Las líneas básicas son sencillas, una buena plomada y a una distancia media de unos 30-50 centímetros nuestro anzuelo con maíz, boiles, u otras exquisitas alternativas para la carpa. Pero incluso en estos casos hay que ser cuidadoso.

Por ejemplo, la carpa puede percibir mejor la línea en aguas poco profundas y por debemos ser muy discretos con líneas finas. Apostar por las continuas novedades que podemos encontrar en nuestra tienda de confianza nos aportara claras mejoras a la hora de realizar montajes.

Montaje de Maiz para carpa a fondo

Por ejemplo, una de las alternativas para conseguirlo es usar leadcore o hilo plomado. Con ello y combinado con pequeños tensores conseguiremos dejar nuestra línea pegada al fondo del Embalse, hacerla más desapercibida y evitar choques de la Carpa con la línea.

Montaje con veleta

La carpa puede llegar a volverse bastante recelosa si es muy perseguida. Por ello, otra de las grandes novedades a la hora de realizar un montaje es apostar por flotadores de alta sensibilidad que ofrecen poca resistencia al hundimiento y plomeados precisos de la línea.

Por ejemplo, para la pesca a media agua, usaremos un montaje sencillo de flotador fijo, con el plomeado concentrado relativamente cerca de la boya y un pequeño perdigón a unos cincuenta centímetros del anzuelo que nos ayudará a detectar visualmente cualquier picada. En aguas profundas una alternativa cómoda y eficaz es el flotador deslizante, caracterizado por la presencia de un nudo tope que frena la boya a distancia que hayamos decidido tras medir el fondo con un plomo sonda. De esta forma, al contrario que con el montaje fijo, podremos pescar en profundidades superiores al largo de nuestra caña.

Montaje a la inglesa

Una variedad cada vez más exitosa y con más seguidores. Su belleza lleva a que no solo la veamos en centenares de concursos también en cualquier lago o embalse.

La primera línea a la inglesa nos puede costar, pero rápidamente nos haremos con ella. Si comienzas, mi recomendación es que lo hagas usando dos nudos topes en la línea, ya que muchas veces alguno se rompe o se deshace, manteniendo así la profundidad correcta a la que estás pescando siempre que te quede uno y así no tener el engorro de tener que buscar de nuevo el fondo.

Montaje para pesca a la inglea

El segundo punto clave es introducir en la línea la perlita perforada que será la que haga el tope contra el nudo y que podrá sustituir por los emerillones especiales para esta modalidad de pesca. El emerillón con imperdible que es al que uniremos la veleta para que se deslice es, por supuesto, el siguiente elemento indispensable. Y, por último, la veleta con su correcto plomeado en el que es indispensable poner encima del masivo un plomo que separe éste de la veleta a una distancia algo mayor que la longitud total de la misma. Evitaremos así, en primer lugar, su deterioro al golpearse contra los plomos y segundo, y no menos importante, molestos enredos a la hora de lanzar.

Muchos elementos y una construcción más compleja que un aparejo simple de veleta o un aparejo a plomo, pero que con la práctica podemos conseguir unos montajes excelentes que nos haga disfrutar de la pesca de carpas y de otros bellos ciprínidos como barbos y tencas.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.