Una difícil convivencia de los pescadores y las aves

Una difícil convivencia de los pescadores y las aves

por 13 de febrero de 2013 4 comments

Cada vez que los pescadores nos asomamos al mar emprendemos una aventura en toda regla, mas el resultado de que ella se obtiene puede variar ostensiblemente, pues son múltiples las contingencias que por entonces se nos pueden plantear, ya sea entablando combate con un gran ejemplar, si es que no vemos transcurrir las horas sin percibir señal alguna de vida al otro lado de la línea.

No obstante, de entre cuanto pueda acaecer, el evento que probablemente menos se espera es que un ave termine prendida en nuestra trampa, algo que a veces tiene lugar con carácter accidental. En este sentido, ¿cómo hay que actuar con ellas cuando muestran una actitud agresiva y amenazan con propinarnos un doloroso picotazo?

Gaviotas en un día de pesca

Las aves, otro depredador más

Al igual que los peces que vamos persiguiendo, las aves que viven en torno a la costa (gaviotas, cormoranes,…) muestran un carácter depredador y oportunista que pueden sacar a relucir cuando menos se espera. En este sentido, y en el supuesto de que la comida escasee, hay que andar especialmente atento, puesto que éstas pueden posarse inocentemente a nuestra vera y zamparse el cebo que tenemos preparado para lanzarle a las doradas, lo que nos obligará a modificar el plan de trabajo que habíamos trazado. De igual modo sucede con la pesca con artificial, en la medida que pueden lanzarse en picado contra los cebos que zigzagueen por la superficie del agua, cuando no se sumergen en ella con el fin de intentar atrapar el goloso alevín que coletea vigorosamente.

A vista de pájaro, las aves como aliados

Lejos de representar un incordio para el pescador, la presencia de aves en una determinada zona pueden resultarle sumamente beneficioso, habida cuenta que con su comportamiento pueden indicarle signos de actividad cazadora, algo especialmente útil dada nuestra imposibilidad de ver lo que sucede a bastantes metros de donde nos encontramos. No obstante, y como bien sabéis, tener que lidiar con ellas a veces puede ser muy molesto, al punto de tener que cambiar de sitio para poder pescar sin interferencias.

Momentos de tensión

A decir verdad, capturar un ave no suele ser moneda común, pero en la medida que nos encontramos muy cerca de ellas, podemos terminar atrapándolas involuntariamente. Con carácter general, tal circunstancia tiene lugar cuando éstas se enredan las patas y/o las alas con la línea tras haber efectuado un lance, tras lo cual amerizarán violentamente entre graznidos mientras les llueve toda suerte de improperios por nuestra mala estrella.

ave anzuelada

¿Cómo soltar a una gaviota que queda atrapada en nuestra línea en una jornada de pesca?

Menudo cuadro. Ahora resulta que hay que intentar liberar a tan extraño trofeo del embrollo que la sujeta, solo que esta vez la contrincante tiene unas armas de las que hay que saber guardarse, especialmente si tenemos en cuenta que puede lanzar picotazos incluso hacia los ojos. Con estas mimbres, antes de echarle mano al pescuezo, dejad que se canse sobre el agua y aletee un buen rato para que cuando la tengáis cerca no oponga una seria resistencia. Eso sí, cuando haya que cogerla, no dudéis en aplicarle una firmeza sin paliativos, pero sin que ésta le genere daños innecesarios.

Adaptándonos a las circunstancias

Cuando tiene lugar una captura así, es necesario hacer un alarde de picardía, máxime si no tenemos a nadie cerca que nos pueda ayudar en tan difícil trance. Por eso, en el supuesto de que los aspavientos de vuestra captura no se atenúen, y a falta de un trapo a mano, quitaros la camiseta y echádsela encima de la cabeza para que no os vea. Así, en estos momentos de duda es cuando hay que aprovechar para asirla sin que tenga posibilidad alguna de revolverse, tras lo cual llega el momento de observar con detalle por dónde se extiende la línea, así como de atemperar vuestros irrefrenables deseos de retorcerle el gaznate por el susto que os ha dado.

Sin prisas

La tarea de desenmarañar de nuestra línea a un ave que se debate vigorosamente, aun teniéndola bien agarrada, puede constituir todo un problema, en especial cuando su tamaño supone un inconveniente añadido a la hora de manipularla. Por eso, mientras estemos en faena, trataremos de ser suaves y tranquilizarla para que no se ponga más nerviosa, lo cual facilitará sobremanera tan difícil empresa. Y es que tened en cuenta que el pasmo que ésta llevará encima será considerablemente mayor que el que tengamos nosotros, pues, aunque nos haya visto desde bien lejos, probablemente nunca nos habrá tenido tan cerca.

ave atrapada en un linea de pesca

Vuelta a la normalidad

Con carácter general, soltar un ave que se ha enganchado en nuestra línea suele ser bastante fácil, siempre y cuando seamos pacientes y no nos invadan las prisas, dado que el pájaro percibirá el enfado y puede ponerse seriamente nervioso. Luego, y una vez libre de ataduras, a buen seguro que partirá alocadamente hasta su refugio para dar cuenta a sus compañeras de lo acaecido, las cuales, sin embargo, seguirán tentando a la suerte al volar entre los aparejos tendidos con el fin de proveerse de pitanza, desconociendo el hecho de que la próxima vez puede que no tengan la suerte de salir indemnes de un encuentro con el género humano.

Más artículos interesantes

Las 10 famosas celebrities que también pescan
visitas 64
No complace ver cómo crece cada vez más el número de mujeres que se incursionan en el apasionante mundo de la pesca deportiva, y es que hoy es un hech...
¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 411
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...
La seguridad del pescador: una cuestión de perspectiva demasiado subjetiva
visitas 251
Tal vez sea porque uno se va haciendo mayor y sabe que a ciertas alturas de la vida tiene mucho que perder, o quién sabe la verdadera razón, pero desd...
La pesca con mosca en “El río de la vida”
visitas 182
He dado con un fascinante relato autobiográfico sobre ríos y pesca con mosca pero no es netamente un libro sobre técnicas de pesca, estudios de trucha...

4 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 14 febrero, 2013, 09:23

    Buenos consejos Carlos. Pescando anjovas en superficie es algo muy común e incluso me ha ocurrido tras el Bass en algún lago… hay que tratar de soltar al ave con calma y sin daños. Un saludo.

    Contesta a este comentario
    • Carlos Prieto
      Carlos Prieto 14 febrero, 2013, 10:49

      Hola Toni:

      Son tantas las veces que lidiamos con estas “pájaras”, que nunca está de más saber cómo liberar tan inesperadas capturas con el máximo cuidado. No hay que olvidar que ellas están en su medio natural, mientras que nosotros somos el elemento extraño.

      Salu2 sala2

      Contesta a este comentario
  2. Chanquete
    #2 Chanquete 13 febrero, 2013, 14:25

    ¡Muchas gracias por incluirnos en vuestra web! Os animamos a que visitéis nuestro nuevo proyecto, Coto de Compras, el primer club de compras para aficionados a la pesca deportiva. Este es el enlace:

    Contesta a este comentario
  3. buscadeporte
    #3 buscadeporte 13 febrero, 2013, 13:53

    Buenas dias a tod@s,

    mi nombre es Iván y me encargo de desarrollar la sección de Pesca de Buscadeporte.es.

    Como no podía ser de otra forma, PEZCALO está presente en ella por ser uno de los blogs de pesca más activos de España. Y quería daros a conocer esta presencia porque me imagino que siempre satisface que reconozcan las cosas bien hechas, y PEZCALO sin duda es algo muy bien hecho.

    Espero que os guste la sección y que os sea útil a la hora de disfrutar de esta pasión que nos une Os dejo el enlace:

    bit.ly/VekNOQ

    Que disfrutéis!!!

    Gracias¡

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.