Algunos tópicos de la pesca pesca deportiva

Algunos tópicos de la pesca pesca deportiva

por 15 de junio de 2012 6 comments

Como bien sabéis, en torno a nuestra afición existe un amplio repertorio de términos y expresiones que hacen alusión a multitud de contextos y lances. En este sentido, en adelante vamos a hacernos eco de un puñado de ellos, confirmando o desmintiendo su verosimilitud en cada caso.

topicos de la pesca

 

La suerte del novato

Cierto. Seguro que cuando os iniciasteis en una disciplina tan compleja como puede llegar a ser la pesca, al principio lo hicisteis provistos de una serie de nociones básicas, debidamente aderezadas con grandes dosis de ilusión. En este orden de cosas, a veces son los recién llegados, precisamente, quienes terminan por dar la campanada frente a otros pescadores más experimentados que, además, cuentan con equipamientos específicos y un bagaje espectacular, y todo porque, sencillamente, depositaron su aparejo justo donde estaba el pez. Ahora bien, al margen de la modalidad de pesca que estemos hablando, si hay algo que a más de uno molesta o, cuanto menos, escuece, es que sea un novato quien al final termine llevándose el gato al agua. En fin, ya sabéis; “cosas del ego”.

Sin embargo, la dicha del principiante a veces no es más que una excusa que algunos aducen para evitar asumir los errores que perpetran. De hecho, hasta el pescador más fogueado es capaz de adquirir hábitos inapropiados, lo que le puede abocar a cometer fallos de crucial importancia en un determinado lance. Un bobinado demasiado rápido, o la ausencia de nervios templados, le pueden hacer perder la partida que le enfrenta al párvulo que cobra línea con una parsimonia y despreocupación capaces, en cambio, de sacar de quicio al más resabiado de los peces. Indudablemente, también cabe la posibilidad que aquél obtenga una captura de espanto mientras se encuentra apenas separado unos pocos metros con respecto a su avezado mentor.

Eso, sin duda, es suerte pura y dura, y ni el más técnico o goloso de los reclamos que portemos será capaz de inclinar el resultado a nuestro favor por más que lo intentemos. El pez, simplemente, estaba ahí, y se abalanzó sobre lo primero que entró en su campo de visión, así que no os rompáis el coco tratando de encontrar una explicación que entre dentro de lo lógico.

La pesca deportiva es aburrida

Falso. Esta es la frase preferida que enuncian los profanos en la materia a modo de excusa, con tal de salir airosos cuando les formulamos una invitación para que nos acompañen una jornada hasta la orilla.

En el fondo, y al igual que con cualquier otra actividad que podamos encarar, todo depende del ánimo con que lo hagamos, pero a poco que nos asomemos a la pesca, veremos que ésta puede llegar a ser cualquier cosa menos tediosa. No obstante, cuando las capturas no tienen lugar, o bien el pez se hace esperar –habida cuenta que él se constituye en la esencia de esta disciplina–, hasta al más voluntarioso de los pescadores le puede invadir el desánimo, al punto de hacerle colgar los aperos durante una temporada hasta que recobre fuelle.

Ahora bien, la liturgia previa de preparar una salida, informarse, llegar hasta el sitio, tener el equipo a punto, etc, precisa de mucho tiempo y esfuerzo, a lo que hay que añadir diversas contingencias que pueden surgir en plena acción de pesca. Con estas mimbres, quienes se apoyen en dicha máxima para rechazar nuestro ofrecimiento, es bien probable que nunca hayan empuñado una caña y que jamás tengan intención de hacerlo, de modo que no gastéis excesivo tiempo en intentar catequizarlos.

El hábito no hace al monje

Cierto. Más vale que tengáis cuidado con aquel que, a priori, tenga un aspecto un tanto desastrado y/o un equipo simplón, y que miráis por encima del hombro con aires de superioridad, pues cabe la posibilidad de que precisamente sea uno de esos sujetos capaces de liarla mientras pensáis que os encontráis un escalón por encima de ellos.

De hecho, conocen perfectamente la querencia de la costa y analizan con minuciosidad cada recoveco para poder lanzar mañana sus aparejos con la peor de las intenciones. Por eso, cuando los interrogamos, con carácter general guardan silencio o salen por peteneras, mientras que algunos no mostrarán la menor reticencia a desvelar la flor de su secreto. En cualquier caso, conseguir el favor de estas gentes “de colmillo retorcido” no siempre es fácil, pero en caso de lograrlo, adquiriremos un montón de conocimientos que nos resultarán de gran utilidad.

[quote]Como hemos podido ver hasta el momento, conviene analizar y extraer conclusiones de las expresiones que giran en torno a esta apasionante afición, pues en ocasiones aquéllas no son precisamente afortunadas ni justas, y sólo así veremos cuán equivocados pueden –y podemos– estar quienes se acercan a ella con ideas preconcebidas.[/quote]

En una segunda tanda de más tópicos de la pesca, profundizamos en este proceloso mundo, pues nunca está de más desmontar creencias erróneas.

Más artículos interesantes

¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 402
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...
La seguridad del pescador: una cuestión de perspectiva demasiado subjetiva
visitas 251
Tal vez sea porque uno se va haciendo mayor y sabe que a ciertas alturas de la vida tiene mucho que perder, o quién sabe la verdadera razón, pero desd...
La pesca con mosca en “El río de la vida”
visitas 182
He dado con un fascinante relato autobiográfico sobre ríos y pesca con mosca pero no es netamente un libro sobre técnicas de pesca, estudios de trucha...
Volver a pescar: retomar las viejas costumbres
visitas 371
Por mucho que pretendamos lo contrario, la vida a veces nos lleva por sendas angostas y tortuosas, y no avisa. Hoy, por ejemplo, nos puede sonreír en ...

6 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Carlos Prieto
    #1 Carlos Prieto 18 junio, 2012, 10:36

    Hola compañeros

    Aun cuando la suerte del novato tenga lugar, hay que intentar averiguar el porqué de lo sucedido…. puesto que a veces hay una explicación lógica que se puede repetir en el futuro.

    salu2 sala2

    Contesta a este comentario
  2. Carlos Prieto
    #2 Carlos Prieto 18 junio, 2012, 10:36

    Hola compañeros

    Aun cuando la suerte del novato tenga lugar, hay que intentar averiguar el porqué de lo sucedido…. puesto que a veces hay una explicación lógica que se puede repetir en el futuro.

    salu2 sala2

    Contesta a este comentario
  3. Toni Martínez
    #3 Toni Martínez 16 junio, 2012, 11:14

    Muy interesante Carlos!! yo aún recuerdo aquella hermosa lubina de 7 kilos que se abalanzó sobre mi pulpo en una de mis primeras salidas a surfcasting hace ya la tira de años…la suerte del novato si,pero de la que se aprende mucho para el futuro.
    Un saludo!!

    Contesta a este comentario
  4. Toni Martínez
    #4 Toni Martínez 16 junio, 2012, 11:14

    Muy interesante Carlos!! yo aún recuerdo aquella hermosa lubina de 7 kilos que se abalanzó sobre mi pulpo en una de mis primeras salidas a surfcasting hace ya la tira de años…la suerte del novato si,pero de la que se aprende mucho para el futuro.
    Un saludo!!

    Contesta a este comentario
  5. RR..
    #5 RR.. 15 junio, 2012, 16:40

    Bien , con el articulo ……RR

    Contesta a este comentario
  6. RR..
    #6 RR.. 15 junio, 2012, 16:40

    Bien , con el articulo ……RR

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.