La tintorera o tiburón azul, rápida y mortal

La tintorera o tiburón azul, rápida y mortal

La tintorera o tiburón azul, rápida y mortal

por 25 de junio de 2012 5 comments

La tintorera o tiburón azul tiene en su haber más muertes humanas que ningún otro. A pesar de vivir en aguas profundas, la velocidad a la que acude al oler la sangre, su nulo temor al ser humano y su agresividad hacen de este escualo un ser temible cuando se produce un desastre marítimo. No temáis, aunque abunda en el Cantábrico no la veréis en nuestras playas, eso sí, si vuestro barco se hunde…

Veamos cómo capturar a este relámpago azulado de increíble potencia.

Pesca al Brumeo de la tintorera

¿Recordáis la película Tiburón? En ella el jefe Brody (Roy Scheiner) se quejaba de tener que echar al mar kilos y kilos de apestosas tripas de pescado. Bien, en esto la película es totalmente real, con la embarcación al garete (nos habremos alejado varias millas de la costa) arrojaremos regularmente un cebado compuesto por despojos de pescado y calamar triturados.

Si hay tintoreras en la zona no tardarán en oler el engodo y si somos pacientes terminaremos viendo sus características aletas cortando el agua. Es entonces cuando nuestro aparejo, un tosco flotador confeccionado con un globo o una botella de agua mineral vacía y un bajo de acero armado con un anzuelo específico para esta pesca, de los denominados “big game”, entrará en acción.

Como cebo, un gran calamar entero o una caballa. Cualquier pescado azul de buen tamaño o el citado cefalópodo será tomado sin recelo y al instante. Tras clavar con fuerza, nos espera una pelea inolvidable con uno de los nadadores más potentes y veloces de nuestros mares. Capturas de entre veinte y sesenta kilos no serán extrañas.

Spinning extremo

¿Puede pescarse una tintorera o tiburón azul de sesenta kilos con un equipo de spinning? Sí, se puede, pero ha de ser un tanto especial. Las cañas para la pesca de grandes especies tropicales o aquéllas destinadas a la captura del siluro con señuelos pueden ser las armas ideales.

El carrete, de tambor giratorio o bobina fija, ha de ser robusto en extremo. Su freno no debe perder progresividad en ajustes fuertes y albergará muchos metros de buen trenzado. Este animal puede sacar más de cien metros de hilo del carrete en una sola carrera.

En cuanto a los señuelos, grandes peces artificiales con esqueleto interno de acero y anzuelos adecuados serán atacados sin miramientos. También jigs y enormes cucharas ondulantes. De nuevo, he de hacer hincapié en la necesidad de que todos los componentes del material sean de extrema robustez: anillas, anzuelos y bajo de acero han de soportar la furia y dentición de esta fiera marina.

Respecto a la técnica, no se parece mucho al depurado arte de engañar a la esquiva lubina, lo emocionante de esta pesca está en la pelea, en ver la picada (en este caso mordisco) y en la majestuosidad de la pieza.

Atraeremos a los tiburones de igual forma que en el caso anterior y, cuando ronden nuestra embarcación, lanzaremos el señuelo a unos metros de ellos. Una simple recogida lineal será suficiente. En medio del frenesí alimenticio que les provoca el olor del engodo, tomarán cualquier cosa que se mueva en sus cercanías. Esto también incluye al pescador si cae al agua.

Precauciones cuando andamos a la pesca de la tintorera

Nunca se debe ir solo a por tintoreras u otros grandes tiburones, el riesgo es considerable si nadie nos ayuda a manejar a este inquieto y peligroso animal. Además, alcanzado cierto tamaño, sería imposible izar o liberar la pieza. Para este último fin son imprescindibles unos largos fórceps de acero, de lo contrario sus dientes estarían demasiado cerca de nuestra mano.

En la película de Spielberg, Brody le dice a Quinn (Robert Shaw) “necesitará un barco más grande”, alarmado por el tamaño del escualo. Otra evidente realidad: una embarcación ha de tener cierta envergadura, potencia y autonomía para poder alejarse de la costa, además de para que los pescadores puedan manipular al pez con menor riesgo de sufrir heridas. Poco espacio y mandíbulas afiladas abriéndose y cerrándose con fuerza, una mala combinación.

[quote]¿Alguno de vosotros ha probado esta pesca extrema?[/quote]

Más artículos interesantes

Buscando lecturas de pesca
visitas 361
A los que vivimos con pasión la pesca nos gusta ver películas sobre las aventuras de pescadores, emocionarnos viendo cuando capturan un buen un pez, o...
¿Pescar en compañía o en solitario?: Cuestión de matices
visitas 467
La pesca es una afición que es susceptible de ser encarada desde múltiples puntos de vista. Pasión, parsimonia, avidez, desidia, curiosidad o desinter...
Las 10 famosas celebrities que también pescan
visitas 1.275
No complace ver cómo crece cada vez más el número de mujeres que se incursionan en el apasionante mundo de la pesca deportiva, y es que hoy es un hech...
¿Iniciarse en la pesca?: Toma nota de estos consejos y hábitos básicos
visitas 623
Cuando no pescaba solía afirmar que cualquiera podía pescar porque era la suerte la que lo definía todo a la hora de querer hacerse con un pez, y aunq...

5 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Grace
    #1 Grace 10 agosto, 2016, 14:45

    “La tintorera o tiburón azul tiene en su haber más muertes humanas que ningún otro”: eso es totalmente falso, no sé de dónde se ha sacado eso el señor Urrutia. Y desde luego, hablando de pescarlos e incitando a ello no se protegen ni estas especies ni los mares en general, así que sean todos un poquito coherentes con lo que dicen. La tintorera ha desaparecido en el Mediterráneo en un 99% y el Atlántico, con el palangre industrial, va camino de erradicarlas también. Si además, añadimos la pesca recreativa, para qué queremos más…

    Contesta a este comentario
  2. pep
    #2 pep 21 julio, 2014, 09:57

    espectacular!!! me encantan los tiburones…. me gustaria buscar las tintoreras en la costa de barcelona, me imagino que en el mediterraneo deben quedar bien pocas… Me comformo en atraerlas a mi embarcacion para verlas d cerca, no las quiero pescar. Alguna recomendacion de eprofundidad, millas…

    Contesta a este comentario
  3. Juan Urrutia Salanov
    #3 Juan Urrutia Salanov 2 julio, 2012, 14:29

    Gracias Toni. No te falta razón, la sobrepesca está diezmando a los pobres tiburcios, afortunadamente en el Cantábrico la tintorera es abundante pero se impone una pesca responsable para que así siga siendo..

    Saludos.

    Contesta a este comentario
  4. Toni Martínez
    #4 Toni Martínez 26 junio, 2012, 10:30

    genial artículo Juan!!! otra pesca de lo más excitante. Desde luego a pesar de lo aterrador que puede parecer,es un magnífico y hermoso pez.Lástima que cada día queden menos.Tenemos que cuidar más de nuestros mares para disfrutar de estas maravillas!!

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.