Sepias desde kayak (parte II): la técnica

Sepias desde kayak (parte II): la técnica

Sepias desde kayak (parte II): la técnica

por 26 de septiembre de 2014 0 comments

Si hace unos días os relatamos el equipo necesario para la pesca de Sepias desde kayak (parte I), en esta segunda parte os dejamos todos los consejos sobre la técnica para esta atractiva pesca.

sepia4

Localizando las sepias

Esta es la parte más complicada de esta pesca. Cuando salimos a mar abierto, la imagen que tenemos desde nuestra pequeña embarcación no es otra que la de agua por todos lados. La pregunta surge casi inmediatamente: “¿Por dónde empiezo?”

Resulta complicado hacerse una idea de a que profundidad o en que punto exacto se encuentran nuestros objetivos. Se trata de una pesca de fondo y por lo tanto, no tendremos una certeza visual como ocurre con los depredadores como jureles o anjovas que delatan sus posiciones bien por sus correrías o bien descubiertos por pajareras o averíos.

El truco que mejor funciona y que no debemos dejar de utilizar no es otro que servirnos de los pequeños yates o barcos que persiguen lo mismo que nosotros. Efectivamente, cuando es la temporada de pesca de la sepia, desde la misma orilla de la playa se pueden ver perfectamente concentraciones de pequeñas embarcaciones y no es raro contar más de una veintena de barquitos en apenas unos metros.

sepia_1

La técnica en sí

Esta pesca es una pesca tranquila. No esperemos grandes luchas ni subidas de adrenalina provocadas por picadas terroríficas. El aparejo en sí es muy básico, bastará con un plomo de bola de unos 30 a 60 gramos, dependiendo de la profundidad o de la fuerza de la corriente, y un esmerillón al que uniremos nuestra jibionera mediante una gameta no muy larga, de unos 20 cm., con el fin de evitar enredos.

Mediante nuestro kayak utilizaremos la técnica del garete o deriva para ir cubriendo agua mientras el viento y las corrientes se nos van llevando lentamente mientras que con nuestra caña, o cañas, vamos explorando el fondo en busca de sepias. Una vez lanzado nuestro aparejo, lo dejaremos llegar al fondo y reposar durante un breve espacio de tiempo para después ir levantando cada cierto tiempo el engaño.

En ocasiones mientras pescamos sepias desde kayak notaremos un arqueamiento de la puntera doblándose mientras el aparejo esté en el fondo, señal de que una jibia ha tomado el engaño. Pero en la mayoría de las ocasiones, será al levantar la caña, acción que se realiza de manera repetida como se ha dicho antes, cuando notemos un peso adicional. Será entonces cuando demos un cachete y comience una recogida brusca y sin realizar pausas.

Al ver llegas nuestra captura a la superficie, pueden pasar dos cosas. Una es que venga la sepia perfectamente clavada por la corona de alfileres en sus tentáculos con lo cual no tendremos más que izarla a bordo y meterla en el saco. La segunda es que nuestra sepia venga abrazada a la jibionera por el medio y veamos claramente que no ha sido clavada por los alfileres, estaremos entonces ante una situación crítica ya que al sentir que sale del agua, la jibia abrirá sus tentáculos dejándonos con un palmo de narices. Si nos ocurre esto, rápidamente volveremos a dejar la jibionera en el agua, cerca de la barca. Es curioso observar como la sepia volverá a por la jibionera de nuevo después de unos momentos de vacilación, y entonces, a pez visto podría decirse, volveremos a intentar capturarla.

sepia2

Botín agradecido

Y así pasaremos la mañana, clavando y sacando sepias desde kayak y convenciéndonos al mismo tiempo de la fiabilidad de nuestro kayak, sobre todo cuando pasen cerca los barcos y hagan olas, y aficionándonos más a este tipo de pesca.

No es nada raro llegar a casa con una treintena de piezas lo cual, aparte de habernos hecho disfrutar de su captura, serán bien recibidas por la familia y amigos, muchas veces reacios al pescado que se suele traer a casa, pero que en esta ocasión agradecerán poder comer una buena ración de sepia a la plancha recién pescada. Y lo que es mejor, nos animarán a salir más veces con lo cual, saldremos ganando.

 

 

Más artículos interesantes

Sepias desde kayak (parte I): el equipo
visitas 1.911
Las concentraciones de sepias al menos en la zona del golfo de Valencia, tiene lugar a partir de la segunda quincena del mes de septiembre y se suelen...
Cómo interpretar los mejores spots de pesca en el mar
visitas 1.179
Cuando de pescar en el mar se trata y el pescador llega a orillas de la costa, en innumerables veces se topa con la cruda realidad. ¿Dónde pesco? E...
Reloj Quantix 3 de Garmin, un fiel compañero de pesca
visitas 1.948
Hoy día parece indiscutible la ayuda que aportan los avances tecnológicos a la pesca, ya sea en forma de sondas, relojes, aplicaciones móviles… aunque...
Señuelo Rapture Sumiko: sorpresas te da la vida
visitas 886
El apartado que concierne a los artificiales long cast de largo recorrido, suele centrarse básicamente en perfiles alargados y carentes de grosor, cue...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.