Señuelos para spinning marítimo ¿caros o low cost?

Señuelos para spinning marítimo ¿caros o low cost?

Señuelos para spinning marítimo ¿caros o low cost?

por 14 de abril de 2014 1 comment

Lejos quedan ya aquellas jornadas donde tras la lubina, en nuestras cajas solo cabían anguilones, raglous y algún Rapala. Se veía venir, aunque tímidamente, la demanda que exigía el pescador de mar, ese spinner que se patea playas, espigones y costas rocosas, siempre ávido de probar señuelos nuevos que engañasen al róbalo más fácilmente, ya que la presión que siempre ha sufrido este pez ha sido mayúscula.

lubinas-con-feed-shallow
Pero hoy día, el mercado se ha saturado de marcas que ofrecen infinidad de modelos de señuelos para Spinning marítimo, buscando siempre el único, aquel señuelo capaz de sacar las mejores piezas y que nunca falle. Personalmente recuerdo cuando comencé a pescar con vinilos, adaptándolos de la pesca del bass a la lubina y anhelaba que las marcas dieran un paso adelante en cuanto a material marino se refiere. Pues ya ha llegado y tanto en señuelos duros como en vinilos, tenemos donde elegir, la marca que más nos guste, o más nos atraiga dependiendo de sus campañas de márqueting. Quizás los vinilos están un peldaño por debajo de los señuelos duros, supongo que por tradición lubinera, donde la mayoría de aficionados están más acostumbrados a pescar lubinas con minnows, jerkbaits y paseantes.

Pero esa saturación ha provocado en muchos casos aumentos de precios, para algunos justificados, para otros injustos, el caso es que en el mercado todos conocemos los señuelos para spinning marítimo pata negra de altos precios. Esos precios elevados han provocado la aparición de un grupo de señuelos para los duros y difíciles tiempos de crisis que vivimos, con el fin de que todos los pescadores puedan disponer de artificiales efectivos a precios asequibles, sin perder eficacia y seguir disfrutando así de su afición sin efectuar grandes desembolsos. Pero, ¿son efectivos los señuelos de precios tan bajos? ¿O solo funcionan los caros? Como ha de haber de todo en la tierra del señor, vamos a ver las ventajas y desventajas de estos señuelos, a ver a qué conclusiones llegamos.

Yokozuna-Gitana

Señuelos caros

Aquí englobamos los señuelos (minnows, poppers, paseantes, jerkbaits…) de marcas tan prestigiosas como DUO, Daiwa, Xorus, Tackle House, Lucky Craft, Imakatsu, Megabass…

Ventajas:

La principal ventaja es que en nuestras manos tenemos señuelos para spinning marítimo que han sido creados tras un largo proceso de estudio e investigación, intentando ofrecer un señuelo inmejorable, lo que nos garantiza unos movimientos espectaculares y muy efectivos. Por no hablar de inimitables coloraciones, imposibles de encontrar en otras marcas. La calidad de anillas y anzuelos que montan suelen ser de primerísima calidad y aguantan bien la lucha con un gran pez asi como la corrosión. Su capacidad de lance suele ser excelente, incorporando modernos sistemas de transmisión de pesos, que catapultarán al infinito nuestro señuelo.

Desventajas:

Resulta obvia, y no es otra que su precio, demasiado alto en ocasiones. Algunos pecan de un rápido deterioro de sus coloraciones al golpearse con las rocas (los clásicos desconchados) o por el roce con sus anzuelos al efectuar sus movimientos, algo que molesta bastante dado el alto precio que pagamos por ellos. La última desventaja sería la cara que se le queda al pescador cuando se enroca y pierde en los fondos un artificial de este calibre.

Killer-Bill-de-Imakatsu

Señuelos low cost

Nos ofrecen artificiales de gran relación calidad/precio marcas como Hart, Caperlan, Zerek, Trabucco Rapture, Linea Effe y sobretodo una que cada día abunda más en las cajas de los pescadores por méritos propios y no es otra que Yokozuna.

Ventajas:

Sin duda, su precio. Estos señuelos para spinning marítimo están al alcance de cualquier pescador, beneficiándose de ello por ejemplo los que ya están jubilados así como  los más jóvenes que se inician, y claro, no pueden gastarse treinta euros en un señuelo. Su bajo precio hace que pesquemos con él en zonas arriesgadas, pescando con más confianza sin miedo a perder un señuelo caro. Esa confianza hace que pesquemos muchas más piezas que si pescáramos esa zona con señuelos más caros, por el mero hecho de hacer nadar al señuelo por agujeros y grietas donde se esconden buenas piezas sin miedo a perderlo. Otra característica son sus acabados, bastante decentes para ese precio y su lance, que aunque no saquemos con ellos los metros de un pata negra, si serán más que aceptables. La mayoría efectúan buenos movimientos, que ya serán apetecibles a los ojos de los peces.

Desventajas:

Su durabilidad. Si no les damos un buen lavado con agua dulce tras su uso, en poco tiempo el óxido se comerá anillas y anzuelos rápidamente. Aparte los desconchados suelen ser más frecuentes que con los artificiales más caros, algo en principio obvio. Y bajo mi punto de vista, aunque quizás no sea una desventaja, pero sí algo que no me gusta ver, son las marcas que se dedican a clonar modelos contrastados para venderlos a precios mucho más bajos. Hay un trabajo previo del cual se están aprovechando. Por eso me gustan las marcas que crean cositas nuevas y son innovadoras. Si tuviera que recomendar una marca low-cost sin duda sería Yokozuna.

Entre dos mundos

Pero en este basto mercado del señuelo artificial, también podemos encontrar marcas que serían algo así como un término medio. Muy buena calidad, efectividad y buenos precios.  Muchas de ellas están creciendo, ofreciendo materiales interesantísimos y novedosos, a los que les auguro, además del excelente presente del que ya gozan, de un espléndido futuro. Molix, Savagear y Seaspin son las más interesantes. Y si no, siempre nos quedarán los Rapala, un clásico que de cuando en cuando nos ofrece algún modelo nuevo, aunque a mí personalmente, no me harán olvidar sus antiguos pero efectivos señuelos originales.

Yokozuna-El-Dorado-120

¿Y a qué conclusión hemos llegado? Pues quizás es más simple de lo que pensábamos. Lo ideal sería llevar unos cuantos “pata negra” de esos  que nunca fallan y en lugares complicados darles cancha a los suplentes low-cost sin tener dudas de que no puedan ser capaces de pescar igualmente buenos peces.

Más artículos interesantes

Primer Objetivo científico de pesca Roshi en el Delta del Ebro: marcar y soltar
visitas 74
El pasado 28 de julio se celebró en las aguas del Delta del Ebro un evento de pesca enfocado exclusivamente para los pescadores y diversas especies de...
Las 5 características clave para elegir un paseante top
visitas 394
El paseante es un señuelo de superficie del que hemos hablado en muchas ocasiones en Coto de Pezca. No es para menos ya que es de los artificiales más...
Pesca de jurelas a spinning en verano: dónde, cuándo y cómo capturarlas
visitas 591
Estando en pleno verano, con las temperaturas en lo más alto y las playas abarrotadas de bañistas y ruidos de actividades náuticas… ya nos podemos hac...
A la búsqueda de la tonalidad de los cebos artificiales perfecta: reflexiones para el estío
visitas 396
La pesca, como cualquier otra disciplina, está necesariamente sometida a una serie de reglas que influyen en su práctica. En este sentido, y en lo que...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Pedro
    #1 Pedro 27 septiembre, 2014, 13:46

    No estoy muy de acuerdo con este artículo, ya que coloca a los rapala a un nivel inferior a los que el llama “patanegras”. En realidad los patanegras son supercaros, pero no por ello mejores que los rapalas o los yozuri. Los acabados de los patanegras suelen ser impresionantes pero de una duración muy efimera. Algunos tenían claros fallos de diseño, con baberos tan fragiles que eran de mirame y no me toques. Pero hay gente que piensa que gastando más seguro que son mejores y no siempre es asi. Ahora esa corriente o moda ha llegado también al mundo del vinilo, con vinilos que es verdad que son muy pescadores, pero que aguanta lo mismo que aguanta una carnada de sardina en el anzuelo.

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.