Señuelo Rapture Tide Evo: Una golosina para el verano

por 2 de septiembre de 2014 0 comments

Conforme transcurren las calendas, la firma Rapture va escalando posiciones en el competitivo segmento de la construcción de señuelos mediante la presentación de una serie de diseños capaces de poner en un brete tanto al pescador de lance ligero que no repara en gastos, como al que mira el bolsillo por encima de todo, pues, no en vano, son infinitas las opciones que ambos tienen a su disposición en el mercado.

rapture1

En tal orden de cosas, dicha casa incluso se ha animado a pugnar en el exigente capítulo de los modelos lanzadores de generosas dimensiones, aunque tampoco pierde de vista el espectro tocante a las tallas medianas, como es el señuelo que hemos probado, el cual, por su parte, esconde más virtudes de lo que en un principio pudiera pensarse.

Vuele con nosotros

De entrada, el Rapture Tide Evo es una muestra flotante que cuenta con unas líneas refinadas y un acabado pródigo en detalles, basado principalmente en la imprimación de libreas de carácter natural, aunque tampoco se pasan por alto las de trazo fantasioso. Obviamente, aquéllas no siempre desencadenan el ataque del depredador, por lo que en ocasiones es útil tener esquemas que se salgan de lo común.

Por otra parte, dicho engaño ha sido diseñado con unas acertadas dimensiones en el intento de ofrecer la ilusión de un minitalla que huye atolodradamente de su perseguidor. En tal orden de cosas, dispone de una longitud de 12 centímetros que se ve lastrada por unos 14 gramos distribuidos con buen criterio, lo que permite obtener una buena distancia de lance. Ésta, por su parte, a su vez se ve maximizada por la presencia de un sistema de bolas interno que habilita que el señuelo pueda volar sin ofrecer “efecto helicóptero” alguno en el aire, tras lo cual aquéllas retornan al punto de partida con el fin de equilibrar la muestra, en espera que el pescador le aplique el ritmo de natación que estime más oportuno.

Armamento acorde

Uno de los grandes defectos que acarrean los señuelos recién salidos de fábrica estriba en el hecho de que en numerosas ocasiones disponen de un armado que en absoluto se corresponde con el desembolso que el pescador efectúa. No obstante, en el presente caso dicho trámite queda perfectamente solventado, pues se presenta con unos VMC negros del número 6 que responden en agua dulce, y que no quedan oxidados incluso antes que finalice la primera sesión de pesca. Sin embargo, los rigores del medio salado obligarán a buscarles rápido sustituto para evitar reveses innecesarios.

Por otra parte, no hay que escatimar en este punto tan crítico que nos une al pez, de modo que cuando finalice su vida útil, es conveniente de colocar triples con un tamaño y peso similares a los que este engaño porta originalmente consigo, pues en caso contrario, su acción quedará severamente restringida.

rapture2

Con carácter propio

A priori, este señuelo cuenta con unas hechuras que hacen pensar que se trata de un minnow en estado puro, aunque en el fondo tiene sus peculiaridades. De entrada, aunque actúa de un modo flotante, muestra un sorprendente comportamiento ante los golpes imprimidos con la muñeca, lo que revierte en una acción alocada y carente de orden. Ahora bien, también podemos emplearlo sin más mediante el clásico “lanza-recoge”, en la medida que despliega una acción wobbling que se percibe notoriamente en la puntera de la caña. En cualquier caso, una vez le hallemos el punto exacto, nos mostrará una polivalencia letal en escenarios en los que sabemos que el depredador ronda la superficie y, en cambio, se muestra tozudo a la hora de manifestarse.

En acción

El Rapture Tide Evo es un artificial diseñado para atraer al pez hasta la piel del agua, incluso cuando éste se encuentra a varios metros de profundidad. Por eso, en el supuesto de que Mahoma no vaya a la montaña, que ésta vaya a aquél.

En el hipotético caso de que nuestro adversario nos ponga las cosas complicadas, este engaño se adentrará un decímetro en el mar para llamar su atención, para lo cual ofrecerá un apretado movimiento zigzagueante. Y es que a veces los peces prefieren este tipo de señuelos frente a los que ofrecen una acción rolling, por lo que es conveniente que el pescador incluya al menos un señuelo distinto en el morral, en orden a saber por cuál de ellos se van a decantar los peces.

Un fiel compañero

Hasta el momento, las pruebas de campo efectuadas a este señuelo permiten ofrecer una opinión positiva respecto a su acción y rendimiento, mas cada pescador es un mundo inescrutable. Por eso, si hay oportunidad de probarlo, démosle minutos sobre todo en época estival, momento en el cual el depredador asciende para dar caza a la legión de minitallas que pululan despreocupados bajo el influjo del astro rey.

 

Más artículos interesantes

Cómo interpretar los mejores spots de pesca en el mar
visitas 51
Cuando de pescar en el mar se trata y el pescador llega a orillas de la costa, en innumerables veces se topa con la cruda realidad. ¿Dónde pesco? E...
Señuelo Rapture Sumiko: sorpresas te da la vida
visitas 859
El apartado que concierne a los artificiales long cast de largo recorrido, suele centrarse básicamente en perfiles alargados y carentes de grosor, cue...
Sepias desde kayak (parte II): la técnica
visitas 2.482
Si hace unos días os relatamos el equipo necesario para la pesca de Sepias desde kayak (parte I), en esta segunda parte os dejamos todos los consejos ...
Sepias desde kayak (parte I): el equipo
visitas 1.770
Las concentraciones de sepias al menos en la zona del golfo de Valencia, tiene lugar a partir de la segunda quincena del mes de septiembre y se suelen...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.