Señuelo Rapture Buncho: mucho a cambio de poco

Señuelo Rapture Buncho: mucho a cambio de poco

Señuelo Rapture Buncho: mucho a cambio de poco

por 26 de mayo de 2014 0 comments

Uno de los argumentos que más pesa a la hora de adquirir cualquier complemento de pesca, radica en estimar que el precio que figura en la etiqueta suele ir acorde a las prestaciones del producto, y el caso es que las cosas son así en la mayor parte de las ocasiones, mas en otras la realidad es bien distinta.

rapture_buncho_1

Por eso Rapture, lejos de subirse a la parra con artificiales  generosamente surtidos de detalles que en absoluto influirán en la pesca y sí en nuestro bolsillo, diseñó este señuelo portador de unas sobrias prestaciones y un ajustado coste con la intención de convertirlo en un valioso peón para el pescador que busca productos con una relación calidad-precio sumamente atractiva, algo a lo que, de un modo u otro, casi todos aspiramos.

Datos generales

En primer lugar, el Rapture Buncho es un señuelo de carácter hundido concebido en 9,5 centímetros de longitud, los cuales se ven lastrados con unos 12 gramos, si se suman todos los elementos que se alojan en sus entrañas. Asimismo, su acertado grosor permite ofrecer la ilusión de un minitalla que presentar al depredador, independientemente de si pescamos en agua dulce o salada, aspecto que al mismo tiempo se ve reforzado por la elección de una gama de colores sumamente pescadores que bien semejan la librea de los peces pasto, algo que se está convirtiendo en un clásico de los productos fabricados por esta empresa. Sin embargo, y por ponerle un “pero”, aun cuando porta un par de triples de la firma VMC galvanizados, lo cierto es que, dada su fragilidad, conviene sustituirlos para evitar disgustos innecesarios. Y es que, como bien sabemos, no están los tiempos como para andar perdiendo peces alegremente.

Volando voy

Una característica habitual de los señuelos fabricados en la actualidad es la posesión de distintos sistemas potenciadores del lance, en el intento por maximizar el esfuerzo que el pescador ejecuta llegado el momento de mandar su muestra al infinito. En este orden de cosas, el presente señuelo dispone de un par de bolas de tamaño mediano fabricadas en tungsteno que favorecen dicha tarea, cuestión que permite la consecución de buenas distancias de proyección, tras lo cual aquéllas regresarán a la altura del engarce emplazado en la panza para equilibrarlo perfectamente, en espera a que el pescador ponga de manifiesto todo el potencial que esconde.

rapture_buncho_2

Una combinación demoledora

Llegado el momento de entrar en acción, el Buncho es un artificial que mezcla una natación wobbling –es decir, de fuerte agitación de todo el cuerpo– con el rolling –esto es, mostrando los flancos-, las cuales tienen como misión alterar los sentidos del depredador, cuestión que a su vez se ve potenciado con la incorporación de un puñado de minúsculas esferas de cristal en la cavidad situada en la proa, las cuales, sin añadir apenas peso al conjunto, y a modo de sonajero, emiten numerosos chirridos conforme el engaño se mueve por el agua.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el Rapture Buncho no es un señuelo que valga para cualquier circunstancia, pues, de hecho, saca a relucir sus mejores prestaciones cuando las aguas muestran escasa alteración y hay que ofrecer algo que, sin estridencias, pretenda semejar la merienda de media tarde. Y es que cuando el mar se engorila, es preciso echar mano de otros modelos con gran agarre para no perder el tiempo.

rapture_buncho_3

Buscando profundidad

Una vez se procede a cobrar línea, el Rapture Buncho, pese a que la marca indica que puede hundirse hasta los dos metros, se encarga de prospectar las capas medias del agua –más o menos un metro-, principalmente merced a la orientación, dimensiones y perfil de su babero, la cual, no obstante, puede variar dependiendo de la posición en que nos encontremos y del grosor que tenga la línea que se aloje en el carrete. De este modo, cuanto menor sea el diámetro de ésta conseguiremos que profundice más, y viceversa.

Por otra parte, un punto que se ha de añadir en favor de este señuelo radica en la resistencia que es capaz de mostrar el labio generador de su acción contra los golpes efectuados contra las piedras, un dato que hay que retener, sobre todo si pescamos en lugares generosamente surtido de canales, en los que el menor choque es capaz de dejar fuera de combate al mejor de nuestros pata negra.

Un gran descubrimiento

A decir verdad, no siempre es necesario contar con señuelos de postín para obtener capturas, sobre todo cuando la disposición del terreno complica severamente el ejercicio de la pesca, momento en el cual podemos hacer entrar en escena a este pequeño engaño que, sin embargo, posee numerosas virtudes. Así pues, si tenéis la oportunidad de contar con sus servicios, no dudéis en echarlo a nadar, porque más veces de lo que creemos, ocurre que la suerte de la fea, la guapa la desea.

Más artículos interesantes

El marjal de Almenara: Un destino perfecto para pescar en Castellón
visitas 158
A buen seguro que muchos pescadores españoles tienen como destino de vacaciones alguno de los bellos lugares con los que cuenta la provincia de Castel...
Cinco grandes minnows para lubina y anjova
visitas 753
Con la temporada ya avanzando, muchas son las especies depredadoras que están activas, desde los grandes atunes y bacoretas, a la lubina y los carángi...
Spinning ligero desde costa en el delta del Ebro
visitas 620
A día de hoy parece que el delta del Ebro es más conocido por la pesca de grandes atunes y bacoretas con equipos pesados, buscando combates épicos per...
Vídeo de pesca: Lubinas desde kayak
visitas 305
Si la lubina es la reina de nuestras costas y la pesca desde kayak una de las modalidades que más crecen y practican los pescadores de costa, es norma...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.