Salidas de alta montaña: Tu mundo de pesca en una mochila

Salidas de alta montaña: Tu mundo de pesca en una mochila

Salidas de alta montaña: Tu mundo de pesca en una mochila

por 1 de julio de 2020 0 comments

Este año tan atípico en tantas cosas, incluida la pesca, conlleva un verano muy diferente, aunque con algunas oportunidades. Por ejemplo, en la pesca de la trucha en muchas comunidades se ha perdido las primeras semanas de la pesca, ya sea porque no se podía pesca o posteriormente por las limitaciones en el movimiento entre provincias. En el futuro veremos si esto ha sido beneficioso para esta especie, más cuando estos duros momentos coincidieron en el final de la freza.

Ahora nos encontramos con muchas ganas de pesca, de recuperar el tiempo perdido, pero es precisamente cuando en muchas áreas se acaba el tiempo de pesca de la trucha, con una excepción muy importante y relevante: las aguas de alta montaña.

Este tipo de regímenes fluviales se mantienen durante todo el verano con una zona de especial relevancia, los pirineos donde se combinan ríos, gargantas y pequeños lagos (ibones) donde pescar truchas y salvelinos. Son áreas remotas, lejanas de carreteras, donde pasaremos largas jornadas de incluso varios días y que debemos llevar un equipamiento bastante amplio. Es en estos casos en los que las mochilas tácticas nos ofrecen todas sus ventajas: cómodas y amplias y para llevar un equipo muy completo que precisamente en verano es más fundamental.

Qué llevar a tus salidas de pesca de alta montaña

Una salida en verano en un entorno de alta montaña supone muchos retos, uno de los principales es el meteorológico. No solo nos enfrentamos a una amplitud térmica muy importante, con calor de día y caída brusca de temperaturas de noche, lo que conlleva que muchas veces vivaquear no sea lo mejor y hay que llevar una pequeña tienda. También nos enfrentamos en alta montaña a las temibles tormentas veraniegas que en cualquier momento nos pueden sorprender y que por ello debemos hacer frente correctamente equipados.

En este sentido las mochilas tácticas que podemos comprar en tiendas de ropa y material militar nos proporcionan espacio para llevar todas estas prendas de ropa y resistir las circunstancias más adversas.

En segundo lugar, están los alimentos que tengamos que trasladar pensando además que en estos entornos inmaculados debemos ser incluso más cuidadosos en no dejar ningún residuo que llevaremos de vuelta a nuestro coche. Como son además zonas en las que con casi toda seguridad no estará permitido realizar fuego o cocinar, es importante que llevemos alimentos envasados que ocupan bastante espacio.

Y, por supuesto, está el equipo de pesca. Son dos tipos de pesca las que dominan las aguas de alta montaña: la pesca a mosca y spinning. En la primera no pensemos en equipos tan ligeros, ya que será muy normal que no pesquemos solo en la orilla y llevemos vadeadores. A todo esto, hay que llevar siempre una caña y otra de repuesto, dos carretes, cola de rata suficiente y variedad de moscas.

En la pesca spinning también repetiremos equipo. Es probable que no necesites tanto el vadeador como la pesca a mosca, pero a cambio si tengas que llevar mucho más volumen (y peso) en artificiales desde cucharillas hasta peces artificiales.

En definitiva, las aguas de alta montaña siguen siendo una gran oportunidad de pesca en estos días, para desconectar y poder disfrutar de las jornadas de pesca que no hemos tenido en las primeras semanas de primavera.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.