Salamandras de vinilo: Un diamante en bruto para la pesca del bass

Salamandras de vinilo: Un diamante en bruto para la pesca del bass

Salamandras de vinilo: Un diamante en bruto para la pesca del bass

por 25 de abril de 2018 0 comments

Las salamandras de vinilo pertenecen al segundo grupo de los señuelos que forman el universo vinilo, es decir, el de aquellas imitaciones que no llaman tanto al pescador como otros como las lombrices, los peces o los cangrejos. Este recelo hacia imitaciones, podría decirse, menos atractivas, hace que muchos apenas les presten la atención que se merecen a pesar de ser señuelos verdaderamente efectivos.

Este es el caso de las salamandras de vinilo, un señuelo realmente eficaz con basses de primavera si sabemos utilizarlas en el momento adecuado y en la forma idónea.

Las mejores épocas para usar salamandras de vinilo

Más allá de que el black bass pueda encontrar un bocado suculento en una salamandra o tritón que deambule lentamente por el fondo de un embalse o río, lo cierto es que lo que provoca la mayoría de los ataques del bass a estos anfibios se debe al instinto de supervivencia.

Y es que estos anfibios son devoradores implacables de los huevos que los peces depositan en los nidos y son capaces de devastar puestas enteras y con ello, comprometer la supervivencia de la descendencia de los peces. Y los basses, a pesar de su ferocidad, tampoco escapan a esta saqueadora de nidos.

Para el pescador, este es un dato muy importante a la hora de utilizar señuelos que imitan salamandras ya que serán e los momentos posteriores a la freza, cuando los machos quedan custodiando los nidos recién puestos, cuando estos anfibios rondarán estas zonas dispuestos a darse un festín con los huevos del bass.

No obstante este dato, el empleo de imitaciones de salamandras también dará resultados en otras épocas del año como el verano. En los meses más calurosos, con los basses más perezosos sobre todo con altas temperaturas, el lento deambular de una salamandra constituirá una tentación irresistible para un bass.

Las mejores técnicas para pescar con salamandras

Montaje Carolina: Aunque ya hemos hablado de este montaje en más de una ocasión, no está de más recordar de manera resumida en que consiste este montaje. El sistema Carolina no es más que la utilización de un plomo al cual le añadimos un bajo de línea al más puro estilo tradicional. Al final de este bajo anudaremos un anzuelo de apertura ancha acorde al tamaño de nuestro señuelo.

La técnica consistirá en localizar zonas querenciosas y más bien ampliar, por ejemplo, una zona de terrazas de roca o una playa grande, y lanzar de manera que la sobrepasemos. Iremos recogiendo con tirones suaves hasta que llegue hasta el lugar escogido donde dejaremos reposar a la salamandra y recogeremos de manera mucho más lenta, intercalando parones más o menos largos.

Los basses que se encuentren allí tomarán estas acciones como un peligro o una tentación de comida fácil y atacarán de manera brutal nuestra salamandra de vinilo.

Montaje Texas: Este montaje clásico también funcionará de maravilla con las salamandras de vinilo y será especialmente efectivo en zonas con abundancia de cobertura como árboles sumergidos, así como zonas rocosas con vegetación.  La pesca con el montaje Texas será más rápida que con el sistema Carolina pero nos otorgará más picadas por reacción que el anterior montaje.

Montajes finesse para salamandras

Es posible realizar presentaciones finesse con salamandras de vinilo, las cuales nos aportarán un plus de efectividad en condiciones adversas o de apatía de los peces.

Split shot: especialmente recomendable en situaciones de exceso de pesca, así como aguas muy claras. Este sistema es una variante ultraligera del sistema Carolina. Al usar plomos más livianos, la mayoría de las picadas las obtendremos a la caída de nuestro señuelo.

Drop Shot: Cuando los basses se muestren recelosos y a la vez profundos, una pequeña salamandra montada al estilo drop shot nos podrá dar excelentes resultados, sobre todo en día de verano y en las horas centrales. Será especialmente efectivo en cortados y zonas profundas como las inmediaciones de islas o pescando entre pilares de grandes puentes o en las zonas próximas a presas.

Neko Rig: Al contrario que el sistema anterior, este montaje nos permitirá presentar nuestras salamandras en zonas someras y con abundancia de algas donde, a buen seguro, darán cuenta de ella los basses.

Pesca en superficie: Particularmente, es una pesca que me gusta muchísimo y consiste en buscar salamandras de vinilo que tengan la particularidad de flotar. Tan solo con un anzuelo para evitar que se hundan, las haremos evolucionar por zonas con abundante vegetación como zonas con nenúfares o algas. Aquí el señuelo deja de imitar a un anfibio para pasar a imitar a alguna pequeña lagartija que ha caído al agua. Os aseguro que veréis picadas espectaculares.

Más artículos interesantes

La revolución del vinilo en la pesca
visitas 1.522
Los señuelos de vinilo llevan ya muchos años entre nosotros y son cada día más utilizados por los pescadores. Se han escrito muchos artículos referent...
Scrounger, el último montaje para pescar basses
visitas 1.020
El mundo de la pesca deportiva está más vivo que nunca y en completo movimiento. Prueba de ello es la evolución constante que está experimentando nues...
Pescando con señuelos crankbaits; como, donde y cuando
visitas 6.772
¿Qué pescador de agua dulce no utiliza señuelos crankbaits? Pues si lo nuestro son black-bass, lucios, percas o luciopercas, este artificial ha de ten...
La pesca del black bass con poppers en verano
visitas 135
Pocas pescas evolucionan más como la del black bass, pues cada temporada son nuevos materiales para la fabricación de cañas y carretes, mejores líneas...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.