De ruta de pesca por el río Guadalix y sus embalses, el “tapado” de la Comunidad de Madrid

De ruta de pesca por el río Guadalix y sus embalses, el “tapado” de la Comunidad de Madrid

De ruta de pesca por el río Guadalix y sus embalses, el “tapado” de la Comunidad de Madrid

por 3 de febrero de 2017 0 comments

Madrid y en concreto la sierra de Guadarrama ofrece muchas posibilidades de ocio al aire libre. Hoy os mostramos una de ella, en una zona menos transitada que los más conocidos puertos de Navacerrada o Cotos pero donde podemos disfrutar de montañismo, senderismo o simplemente un paseo para descubrir una naturaleza sorprendente a tan pocos kilómetros de una gran ciudad. Nuestra ruta de pesca tiene como protagonista el río Guadalix, un río pequeño, de tan sólo 33 kilómetros de curso fluvial ofrece una gran variedad de posibilidades en sus dos embalses.

Un pequeño lago

En el pequeño y bello embalse de Miraflores, un pequeño “lago” de montaña, trucha común en su coto intensivo y ya en la llanura, en el Embalse de  Pedezuela (antes conocido como del Vellón), uno de los mejores lugares cerca de la capital donde capturar buenas carpas, alguna tenca y lucios, muy esquivos pero de gran tamaño.

Cuenca del río Guadalix

Descendiendo desde el puerto de la Morcuera

Empezamos nuestra ruta en el puerto que preside este primer cruce serrano y que en sus gargantas, arroyos y torrentes nutren nuestro río. La carretera que une Miraflores de la Sierra con el puerto de la Morcuera y en su descenso con el bello valle del Lozoya en la localidad de Rascafría. Esta carretera es un pequeño accidente histórico. En los años 30 se planeó construir unas series de ramales que permitieran a los “obreros y trabajadores” acceder y disfrutar de la Sierra de Guadarrama. Estos proyectos hoy serían completamente desestimados por su impacto en la naturaleza, pero con la mentalidad de esos años se pusieron en marcha. Sólo se termino la carretera de la Morcuera, algunos como el que uniría este puerto por Navacerrada por la sombra de la cuerda larga ni se iniciaron y otros se quedaron a medias y se pueden disfrutar en rutas a pie o en bicicleta (camino Puricelli o la carretera de la República en el valle de la Fuenfría). Sea de una forma u otra, la Morcuera es un lugar excepcional para el que ama la montaña y el aire libre. A su izquierda podemos subir La Najarra y hacer una gran ruta de montaña por toda la cuerda de picos por encima de 2.000 metros que nos llevan a Navacerrada. Para los que quieren rutas más tranquilas tenemos las sendas que desde el refugio descienden hacia Rascafría o a la sombra de la montaña nos llevan al puerto de Canencia, en un bellísimo bosque de pinos en el que se combinan castaños, robles e incluso abedules.

Si sólo nos centramos en la pesca, prácticamente al arranque del puerto, a la izquierda sale el camino que nos llevará al embalse de Miraflores. Es un embalse muy bello, en un bosque de robles a la sombra de las montañas. Las orillas son abruptas y el agua muy fría, no tanto por su altura (cerca de los 1.300 metros) si no por su emplazamiento. El coto es reciente, de trucha de repoblación, pero no arcoíris, común por lo que se ha salvado de la decisión del Tribunal Supremo y da una buena oportunidad de pesca para todos aquellos que busquen un buen lugar a poco más de 50 kilómetros de Madrid.

Se puede pescar con todas las artes, mosca seca o ahogada, cebo natural y spinning. Este particularmente es una buena opción dada la profundidad de este embalse y que es complicado meterse en el agua en muchas de sus zonas. Tiene pocas playas y si caídas bruscas. Sobre la pesca a mosca, la mejor época es al final de primavera y principio de verano cuando aumentan las eclosiones, estamos pescando en un entorno frío y estas suelen ser mucho más tardías. Lo normal es pescar trucha del año, de la suelta realizada en la temporada pero cada vez es más frecuente encontrar alguna de gran tamaño que se ha aclimatado a estas aguas puras, frías y oxigenadas. Un punto curioso es la librea de estas truchas que a medida que avanza su estancia en el embalse van oscureciendo y cogiendo una tez verdosa.

De Miraflores al embalse de Pedrezuela

A los pocos kilómetros del embalse tenemos la bella localidad serrana de Miraflores de la Sierra, un lugar de descanso para muchos madrileños que huyen del calor en verano o buscan mayor tranquilidad en los fines de semana. Antes el rió nos deja un lugar famoso en la zona para pasar el día o refrescarse en estío, la fuente del cura, donde las aguas frescas del río Miraflores (así es como se conoce el río Guadalix en su tramo alto) son especialmente atractivas en verano. Miraflores deja en su parte más alta, cercana al centro urbano tradicional, las típicas construcciones serranas de principio de siglo, grandes chalets de piedra con sus celosías de hierro que recuerdan el redescubrimiento de la Sierra de Guadarrama hace un siglo. Al sur, en una zona más llana han aflorado un gran número de construcciones, ya típicas del gran crecimiento urbano de las localidades de montaña de finales del siglo XX.

Zonas de pesca del embalse de Pedrezuela

Saliendo de la localidad, nos despedimos del entorno serrano hacia una zona más llana en la que el roble va siendo sustituyendo por la encina. Nuestra puerta de entrada al Embalse de Pedrezuela, anteriormente conocido como El Vellón, es Guadalix de la Sierra justamente a la cola del embalse. En nuestra última parada de pesca en el río Guadalix encontramos un gran lugar para los amantes del carpfishing por un lado y los que les gustan las emociones de los grandes Lucios. El embalse pertenece a la red de abastecimiento del Canal de Isabel II y en años de sequía, cuando se hace un uso intensivo de sus aguas, ha sufrido mucho y por tanto también su población piscícola. Los últimos mejores años han permitido la recuperación de un nivel mucho más estable de agua y de un lugar excelente para los pescadores. Distinguimos dos zonas, una primera, los llanos de Guadalix, ancha y de poca profundidad (unos 8 metros máximo) con fondo de lodo casi sin obstáculos e ideal para la pesca de Carpa, algunas de muy buen tamaño y aún también de tencas y más ocasionalmente algún barbo. La segunda zona, más cercana a la presa es profunda, rocosa y estrecha, donde perder el aparejo es “más sencillo”. En ambas zonas encontraremos Lucios, muchos de ellos de gran tamaño pero muy esquivos. De noviembre a abril es quizá la mejor época para el Lucio y en primavera y arranque del verano la de la Carpa. El embalse está regulado por el coto del Vellón, creado en el 2006 bajo la modalidad captura y suelta, una buena iniciativa ya que salvaguarda la población de especies de gran tamaño. Los permisos a demás de conseguirlos en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio también se pueden conseguir en el Bar Luna de El Molar y en el Bar Sol, de Guadalix de la Sierra.

Más artículos interesantes

García de Sola, un Embalse y distintos entornos
visitas 77
El río Guadiana y sus afluentes ofrecen una de las áreas más ricas de pesca deportiva continental en España. El Embalse del Cijara es todo un referent...
Valuengo, la joya desconocida para la pesca del Barbo en Extremadura
visitas 137
Enclavado en el río Ardila, el afluente más importante en el tramo final de los más importantes y caudalosos del Guadiana. El mismo se encuentra a uno...
Rincones de pesca del Black Bass: Sierra Brava (Cáceres)
visitas 1.080
Pocos Embalses tan jóvenes como Sierra Brava ofrecen posibilidades tan importantes de pesca, aunque, hay que reconocer que en los últimos años ha sufr...
Pesca en el Embalse de García de Sola, el “tapado” del Guadiana
visitas 2.829
El río Guadiana y sus afluentes ofrecen una de las áreas más ricas de pesca deportiva continental en España. El Embalse del Cijara es todo un referent...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.