Pescando en el coto del río Genillos Sierra Nevada

Pescando en el coto del río Genillos Sierra Nevada

por 6 de junio de 2012

Cuando leo en las publicaciones especializadas de pesca a mosca: ¡Comienza la pesca de salmónidos! Pienso: “Pues para mí no”.

Normalmente durante el pasado mes de mayo empiezo a moverme inquieto. La alta montaña se acerca. Es tiempo de preparar las moscas y material. Y no puedo dejar de pensar en esos ríos en donde las capturas no son muy grandes y en su pelea con el anzuelo.

Trucha capturada en el Coto del río Genil

El coto elegido hoy es una auténtica joya de la corona en Sierra Nevada: el coto del río Genil, uno de los primeros cotos sin muerte de la península. Tiene una población muy estable, sobre todo en trucha común, las cuales poseen una pureza en su genes única en España.

El coto del río Genillos Sierra Nevada

El río Genil nace en las faldas del pico Mulhacén y una vez situados en sus aguas podemos empezar a soñar con lo que nos puede aportar el día de pesca.

El tramo en cuestión se sitúa desde la confluencia del río Maitena hasta el límite del Parque Nacional de Sierra Nevada. El río al principio de temporada, antes del deshielo, se encuentra en su mejor momento: el agua está fría pero las truchas aun están sin tocar.

Coto del río Genil en Granada

No hay mucho caudal por lo que resulta fácil de leer los escalones que hacen un pequeño guiño de poza y unos rifles muy definidos. Siempre con el agua fría de la montaña iremos con ninfas o perdigones. En este momento las truchas no son muy selectivas, pero sí muy esquivas a cualquier cosa que las moleste.

¿Qué material necesitaremos?

Un equipo siempre ligero: caña de 9 pies con línea 3-4. Tendremos que utilizar un bajo fino, pero corto para poder moverlo bien en las zonas más complicadas.

La jornada de pesca

Para ir a pescar a esta zona elegí un día con un calor de más de 30 grados. Llegué a mi destino después de viajar menos de una hora en autobús desde Granada.

Me gusta empezar en el tramo medio o alto del coto, donde puedo mover mejor la línea y se puede llegar a todas las partes del río. Es necesario tener cuidado en el vadeo del río pues tiene grandes rocas en el fondo y podemos correr el riesgo de llevarnos un buen resbalón.

Trucha capturada en el Coto del río Genil

Puedo confesar que la pesca a mosca sólo la entendía como pesca a seca y todo lo que me sonaba a ninfas era un poco esquivo a ello. Me parecía que era el “vale todo” en este deporte. Pero ahora, pasados unos años, tengo un enorme respeto al uso de ninfas. Eso sí, sigo escapando a utilizar tandems.

El día se dio de maravilla: picada tras picada de truchas pequeñas, pero de buen tamaño para ser de montaña. Atacaban a cualquier cosa que pusiera en la línea. Y por supuesto, muy buen rollo con la gente en el río respetando mucho los tramos y consensuando la entrada en el río sin problema alguno.

[quote]Así que si tienes preparado un viaje a la zona más alta de la península, ven a probar este río tan especial con una población de trucha maravillosa. ¡Anímate![/quote]

Más artículos interesantes

Destino de pesca: Pesca a mosca en Eslovenia (II), el río Soča
visitas 23
De todos los destinos de pesca a mosca en Eslovenia, sin duda, el más especial para muchos pescadores es el río Soča no sólo son sus aguas transparent...
Destino de pesca: Pesca a mosca en Eslovenia (I), una introducción
visitas 58
Los cursos de agua en Eslovenia están divididos en dos cuencas, la del Adriático y la del Danubio. Aunque Eslovenia sea un país pequeño, esta división...
La pesca de la trucha en Montana (IV): el río Bitterroot
visitas 78
Cerramos nuestro primer recorrido por los ríos del sur de Montana por el río Bitterroot, un río que a diferencia del río Clark Fork, donde desemboca, ...
La pesca de la trucha en Montana (III): El río Clark Fork
visitas 82
Si en las dos últimas semanas os hemos hablado del mítico río Blackfoot en Montana, en esta tercer y penúltimo artículo de una primera serie sobre los...