Qué podemos pescar a mosca cuando llega el frío

Qué podemos pescar a mosca cuando llega el frío

Qué podemos pescar a mosca cuando llega el frío

por 16 de octubre de 2016 0 comments

Y después de la lluvia de otoño…. Llegaron las moscas aladas. Las enormes eclosiones que estamos viendo en buena parte de España estos días de octubre nos lleva a que pensemos en sacar nuestra caña para ir en busca de los barbos que tienen en la hormiga un gran banquete, pero también, que la temporada se va a acabando, que pescar a mosca cuando llega el frío no es sencillo, pero tampoco imposible. Con la temporada de la trucha cerrada, estas son las opciones y formas con las que conseguirlo.

Barbo

Un pez con cada día más adeptos y con una pesca cada vez más atractivas. Octubre es el mes estrella, siguen temperaturas por encima de 20 grados algunos días en sus horas centrales que llevan a que tras la lluvia eclosionen miles de hormigas aladas. Cuando el frío se imponga, están empiezan la retirada, pero también, buscando siempre los momentos de más calor funcionan bien los modelos de foam, más grandes y ligeramente lastrados (al menos la línea).

La línea mejor las de hundimiento lento, ya que el barbo se mueve mucho “entre aguas” y los equipos podemos optar por ligeros, los mismos que con la trucha.

barbo_mosca3

Lucio

Es una de las especies que nos da más alegría en el invierno. Con una caña del 8 o del 9 (la primera ligera si vamos a por ejemplares no excesivamente grandes y la segunda más versátil que las pesadas del 10) podemos enfrentarnos a uno de las experiencias más gratificantes de la pesca a mosca por su fuerza y embestidas. En los embalses busca más la profundidad, pero en los ríos es dónde encontraremos mejores resultados. Busquemos al lucio en zonas someras, no muy profundas y presentar la mosca a pez visto.

Las moscas ideales serán streamers y poppers, grandes y atractivas que busquen incentivar la embestida del “lapicero”.  Podemos buscar con moscas de mayor tamaño ser selectivos pero incluso a un buen streammer de 15 o 18 cm, puede ser atacado por un lucio de 1 kg. En la pesca a mosca del Lucio los lances deben ser muy precisos acercando la mosca donde sepamos que esta nuestra presa o donde supongamos que esté, esos posibles apostaderos como son troncos, grandes rocas o vegetación acuática. Después del lance, recogemos de forma suave y continua nuestra mosca para que sin asustar a la presa incentivemos su ataque. También realizando pequeños tirones podemos presentar muy bien nuestro artificial.

lucio-mosca

Carpa

Su pesca se complica cuando llega al frío por su mayor inactividad, especialmente los pequeños ejemplares que más se acercan a la orilla y más nos dejan pescar a mosca el resto del año.

Por ello es fundamental que la carpa esté activa en superficie, en la época de la freza, en primavera tenemos muy buenas semanas, pero también en septiembre-octubre podemos ver a la carpa cerca de la orilla y buscar su captura a mosca. Según avance noviembre y diciembre todo se complica.

Al igual que el barbo, busquemos zonas de menor profundidad muy soladas en las que con un equipo versátil, como es una caña del 9 y también con una línea del 6-8 y al igual que con el lucio un carrete con un freno potente, para poder trabajar bien la picada poder presentar nuestros artificiales, principalmente de foam.

carpa-pesca-mosca

Black Bass

Dejamos a otra estrella de la pesca a mosca para el final, el black bass y que quizá es la más difícil de pescar a mosca cuando llega el frío.  Con un equipo del 7 al 9 que nos permita realizar lances largos con grandes moscas (inferiores a las del lucio) podemos disfrutar de muy buenas jornadas de pesca de septiembre a octubre, cuando vuelve a la actividad tras su letargo veraniego.

bass-mosca

Al igual que el lucio utilizaremos poppers y streamers que colocaremos por encima de donde se encuentre el Black Bass, para evitar asustarle, es decir localizado el bass, coloquemos el cebo en la trayectoria de nado del pez.  La recogida, al igual que si pescamos a spinning la hacemos con paradas, ya que podemos pescar basses con el cebo en movimiento o cayendo el mismo, ya que las líneas que utilizaremos serán de hundimiento. Eso sí, desde que avance noviembre las posibilidades de pesca caen en picado.

Más artículos interesantes

La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 134
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
En busca de el dorado: pesca del depredador más deseado de Sudamérica
visitas 239
El dorado es un fabuloso depredador muy representativo de las aguas dulces de Sudamérica, tanto en las cuencas altas como bajas. Es también conocido p...
Destinos de pesca: Río Namsen la joya de la corona de los ríos salmoneros noruegos
visitas 132
Hablar de salmón es relacionarlo rápidamente con Noruega. Aunque los salmones que llegan a nuestros mercados son de piscifactoría no es menos verdad q...
Destinos de pesca: Rio Skeena, el paraíso canadiense del salmón y de las truchas Steelheads (I)
visitas 152
El final de la primavera y la llegada del verano nos lleva a que se abran los destinos de pesca más al norte de nuestro planeta. Lugares de ensueño do...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.