Probando el señuelo artificial minnow Yokozuna Montero: un lobo con piel de cordero

Probando el señuelo artificial minnow Yokozuna Montero: un lobo con piel de cordero

Probando el señuelo artificial minnow Yokozuna Montero: un lobo con piel de cordero

por 15 de mayo de 2013 6 comments

El considerable auge experimentado por el spinning ha supuesto que muchas empresas se interesen por este segmento de la pesca deportiva, entre ellas la firma Yokozuna, la cual, de puntillas, se ha ido haciendo con un preciado hueco en las atiborradas cajas de numerosos cañistas.

En este sentido, y en lo que respecta a la pesca costera a lance ligero, probablemente su buque insignia es el señuelo artificial Yokozuna Montero, un larguirucho pero contundente longcast que hemos probado concienzudamente en orden a averiguar cuáles son sus puntos fuertes y sus limitaciones. Y es que nunca está de más conocer las prestaciones reales de un determinado engaño antes de echar la mano a la cartera alegremente.

La vida te da sorpresas… sorpresas te da la vida

En virtud de la buena acogida que ha suscitado la aparición de señuelos artificiales de generoso formato entre los pescadores, muchas casas se han subido al carro de dicha moda sacando a la palestra toda suerte de minnows, pero, a la larga, el caso es que pocos de ellos pueden tenerse realmente en consideración. Y es que si bien el Montero parece nacer a partir de otros modelos de elevadas prestaciones, en cambio está llamado a quedarse entre nosotros, pues las pruebas efectuadas sobre el terreno, así como su eficacia con los peces, ponen de manifiesto todas sus virtudes, las cuales no son precisamente limitadas.

En primer lugar, sus entrañas esconden un eficaz sistema de potenciamiento del lance que permite alcanzar considerables distancias de proyección en condiciones normales, mientras que con viento frontal éste sigue obteniendo un buen rendimiento, merced a la práctica inexistencia de “efecto helicóptero” alguno en vuelo, problema que de vez en cuando también afecta hasta al mejor artificial de largo recorrido. De este modo, el señuelo ofrece un rozamiento mínimo en el aire, cuestión que permite conseguir muchos metros con cada lance.

Continuando con el análisis, conviene asimismo reseñar que otro de los puntos fuertes del Yokozuna Montero estriba en el aplomo que demuestra mientras navega, algo que, en cambio, no se puede decir de todos sus congéneres. Eso sí, dicho comentario en absoluto pretende afirmar que hacerlo nadar en mares levantiscas le salvará de ser escupido inmisericordemente por parte de Neptuno, pues apenas un puñado de privilegiados pueden superar con nota este peliagudo contexto.

Suma y sigue

Al contrario que muchos de sus primos hermanos, el señuelo Montero añade a las prestaciones comentadas el hecho de disponer de un armamento que, de entrada, sorprende, pues calza tres poteras del número 2 que, aparte de parecer un tanto excesivas para él, dan impresión de endeblez. Ahora bien, no hay nada como partir de ideas preconcebidas para incurrir en el error.

A decir verdad, el artificial Yokozuna Montero es una de esas “raras avis” que también asombra en este ámbito. En tal orden de cosas, el peso y tamaño de los robadores en absoluto impiden que despliegue un trepidante rolling mezclado con wobbling que se percibe en la muñeca, y que alborota sobremanera a los depredadores costeros situados en torno al metro de profundidad, calado que alcanza sin problemas merced a la posesión de un tan soberbio como duro labio de plástico situado bajo el mentón de proa. Asimismo, el paso del tiempo y la herrumbre tardan en hacer mella en los aceros, cuestión que permite usarlos durante bastante tiempo sin necesidad de tener que pensar en un rápido reemplazo.

Un valor seguro

Para ser sinceros, ninguno de los señuelos que hay disponibles en el mercado puede hacerse acreedor de un rotundo “10”, pues todos ellos portan consigo algún detalle que se puede mejorar.

Por su parte, el Talón de Aquiles del señuelo artificial Yokozuna Montero ­–si es que puede considerarse como tal­­- radica en su restringida paleta de colores, así como en la relativa endeblez de los acabados, a los cuales es aconsejable aplicar previamente un par de manos de barniz de dos componentes para que perduren en el tiempo. No obstante, este dato en absoluto debe enmascarar el hecho de que las cualidades positivas del pez artificial Montero prevalecen enormemente sobre sus defectos, máxime si, además, su relación calidad-precio resulta muy positiva para todos los bolsillos. Es, en suma, un portento que sorprende por méritos propios en cualquiera de los formatos en que se comercializa, de ahí que tenerlo a mano y darle la oportunidad de demostrar sus cualidades sea una idea realmente acertada.

Lo mejor:

Posibilidad de efectuar lances largos.

Relación calidad-precio imbatible.

Construcción recia.

 Lo peor:

Corta gama de colores.

Más artículos interesantes

Cinco grandes minnows para lubina y anjova
visitas 129
Con la temporada ya avanzando, muchas son las especies depredadoras que están activas, desde los grandes atunes y bacoretas, a la lubina y los carángi...
Roosta Popper: el artificial de spinning marítimo que roza la perfección
visitas 241
El Roosta es un Popper bastante conocido entre los pescadores de spinning marino. Si bien la marca australiana Halco no tiene un catálogo demasiado ex...
Los secretos de la pesca de black bass con criaturas
visitas 245
Los señuelos de vinilo que empleamos para la pesca del black bass se caracterizan por su realismo tanto fuera como dentro del agua, lo que les hace se...
Reparar señuelos con nuestras propias manos: ¿Una operación realmente factible?
visitas 560
Todos aquellos que pesquen con artificial asentirán ante esta pregunta que en principio tiene fácil respuesta. No en vano, muchos cuentan con el don d...

Resumen de la revisión

Elementos evaluados sobre este artículo
Prestaciones
4out of 5
Componentes
4out of 5
Diseño
4out of 5
Versatilidad
3.5out of 5
Precio
4.5out of 5
Veredicto

Lances largos, resistentes, imbatible calidad-precio.

4

Bueno
4 out of 5

6 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 17 mayo, 2013, 08:53

    Un señuelo a tener en cuenta para la lubina y sin descartar a otros depredadores. Muy bueno Carlos.

    Contesta a este comentario
  2. daniel
    #2 daniel 15 mayo, 2013, 11:28

    Muy buen articulo.¿Como va en la costa del País Vasco?

    Contesta a este comentario
    • Carlos Prieto
      Carlos Prieto 15 mayo, 2013, 12:23

      Hola Daniel:

      En la costa vasca, al igual que en el resto, va de cine. Es, como dice el título, un lobo con piel de cordero.

      salu2 sala2

      Contesta a este comentario
      • celestino
        celestino 16 mayo, 2013, 12:03

        Carlos, veo que aparte de llevar 20 años pescando tienes otros conocimientos técnicos. Lo aprecio en la discripción del Montero. Yo lo conozco pero también pesco con los rapalas y no dejan nada que desear y tienen mucha más historia. Gracias por los consejos y sigue así.

        Contesta a este comentario
        • Carlos Prieto
          Carlos Prieto 16 mayo, 2013, 14:05

          Hola Celestino:

          Comparar la firma que apuntas con la presente es como comparar un portaaviones con una lancha, con perdón. Los finlandeses llevan trotando mucho más tiempo y tienen señuelos muy efectivos para cualquier contexto de pesca, aparte de un imperio de carácter mundial. Sin embargo, el Montero bien merece ser incluido entre los valores seguros, pues aparte de sus prestaciones, añade un precio muy competitivo.
          Y gracias por la parte que me toca.

          salu2 sala2

          Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.