Qué podemos hacer para mejorar la pesca de carpas en Invierno

Qué podemos hacer para mejorar la pesca de carpas en Invierno

Qué podemos hacer para mejorar la pesca de carpas en Invierno

por 21 de noviembre de 2017 0 comments

Llega el frío (que no la lluvia), se acercan los días más cortos del año con heladas en muchos de los embalses y caída en picado del agua en todos estos puntos. Son días en los que la pesca de carpas en invierno es muy difícil. Nuestro rival busca profundidad, capas de agua algo más calidas, uno o dos grados por encima de las superficiales, suficiente para tener una menor pérdida de energía, como lo es su aletargamiento que lleva a disminuir su actividad al máximo.

Eso no significa que sea imposible su pesca. Existen muchos condicionantes y variables que tenemos que tener en cuenta. La más clara el lugar, el lugar donde pesquemos.

Es muy distinto hacerlo en la cuenca del Duero o en algún Embalse de Cuenca o Guadalajara que hacerlo en el Guadiana o cerca del mar. Pero no son las únicas: condiciones climatológicas puntuales o el tamaño de las carpas son también muy importantes.

Qué aspectos podemos aprovechar para mejorar la pesca de carpas en Invierno

El punto esencial es buscar días soleados, que supongan varios días seguidos de anticiclón como los que desgraciadamente para la lluvia estamos sufriendo en este otoño ya avanzado de 2017. Y dentro de esos días explotar especialmente las horas centrales del día cuando el calor es mayor.

A diferencia de la primavera y el verano donde las horas más productivas son el amanecer y el atardecer, ahora necesitamos el máximo sol para que las carpas aumenten la actividad. Algo que agradeceremos los pescadores. Eso sí, esto no quita que empezamos antes a realizar una labor tan importante como el cebado.

Y es que el cebado sigue siendo fundamental. No debemos sobreestimular a la carpa, ya que no busca con tanta ansia el alimento como en primavera. Por eso no cebes de forma abundante, debes hacerlo de forma limitada en aquellas zonas en las que crees que pueden moverse las carpas.

Si no hay señales de que se alimente, dar más alimento sólo puede llevar a saciarlas y que no piquen.

Todo esto debe llevarnos a una buena elección de los cebos. Busca llamar la atención de nuestro rival con masillas o boiles con colores llamativos, como rojo o amarillo fuerte.

 

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.