PeZcaleros pescando en Esteros del Iberá, Argentina

PeZcaleros pescando en Esteros del Iberá, Argentina

por 28 de marzo de 2012 0 comentarios

Hace unos días hablábamos de la pesca en Tierra de Fuego, al sur de Argentina. En esta ocasión le toca el turno a la zona norte. Allí se encuentra una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo: Esteros del Iberá.

Situación de Esteros del Iberá

Se trata de un amplio conjunto de arroyos, pantanos y lagunas que ocupan en torno a los 20.000 km². Se encuentra en la provincia de Corrientes, a unos 1.000 km de Buenos Aires. En los últimos años se ha convertido en un destino obligado para el turista aficionado a la pesca deportiva.

Es recomendable acceder a esta zona por el sudoeste, a la altura de la ciudad de Mercedes, en donde se organizan salidas de pesca en lancha con guías que nos orientarán en nuestra aventura. Además allí nos encontraremos con todo lo necesario para disfrutar de unas emocionantes vacaciones y evadirnos de la rutina.

Esteros del Iberá. Foto de Lugares de mi país

Una vez en los Esteros, podremos ver yacarés, venados, garzas, biguás,…  Su fauna, su flora y la lejanía de la civilización le otorgan una magia especial.

Debemos tener en cuenta que la temporada alta comienza en primavera, aunque podemos pescar durante todo el año. Normalmente entre los meses de enero y febrero es cuando se capturan los ejemplares de mayor tamaño.

Pesca en Esteros del Iberá. Foto de Argentina Discovered.

Pescando en Esteros del Iberá ¿Cómo y qué pescar?

El dorado es el rey  de Esteros de Iberá. Es el objetivo de la mayoría de los amantes de la pesca porque en ocasiones llegan a pesar unos 15kg y ofrecen una lucha espectacular: sus colores amarillo, naranja y carmesí resaltan en las aguas cristalinas y hacen que su captura sea una experiencia inolvidable. Hay quien afirma que pescar allí es como estar en un acuario en el que puedes ver a la perfección los peces que se mueven en el agua.

Dorado

También podremos tentar salmones de río, surubís y tarariras.

Las modalidades que se practican son varias, aunque la técnica más exitosa es la pesca con mosca desde embarcación.

Otros destinos

Pero Esteros de Iberá no es la única zona en Corrientes en donde podremos salir a pescar. Esta provincia la atraviesan los ríos Paraná, Uruguay, Corrientes y Guayquiraró, además de numerosos riachos y lagunas en los que podremos lanzar nuestra caña.

Y a descansar…

Cabañas, hoteles, zonas de acampe,… en la provincia de Corrientes encontraremos varias opciones para descansar tras nuestro intenso día de pesca.

En la ciudad de Esquina, declarada Zona de Reserva Nacional desde 1960, también podremos alojarnos. Muchos turistas optan por las acampadas en las islas. Además, en este lugar se organizan excursiones fluviales, se pueden alquilar lanchas y equipos de pesca.

Sin duda, podemos afirmar que Esteros de Iberá es un auténtico paraíso para los amantes de la pesca.

¿Hacemos las maletas y nos vamos?

Más artículos interesantes

Lagos de pesca de pago, una alternativa al final de temporada
visitas 1.432
A lo largo de la geografía española, muchos de ellos relacionados con el negocio de piscifactorías, existen diferentes balsas de agua o pequeños lagos...
Pesca en el Embalse de Puentes Viejas
visitas 1.034
Nos vamos otra vez al norte de Madrid de pesca en el Embalse de Puentes Viejas, uno de los rincones de Madrid más transitados para los pescadores a mo...
Pesca a mosca en Argentina…un país mosquero
visitas 512
Argentina es un país con grandes extensiones de superficie lo cual hace que haya diversidad de climas, su topografía es cambiante, se puede encontrar,...
Pesca en el embalse de Alloz, río Salado y sierra de Urbasa
visitas 1.390
Hoy cambiamos radicalmente de emplazamiento y del Guadiana damos el salto a Navarra, una de las comunidades más ricas en cultura, ocio y paisaje y tam...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.