Pescar truchas al tacto, ¿misión imposible?

Pescar truchas al tacto, ¿misión imposible?

Pescar truchas al tacto, ¿misión imposible?

por 4 de agosto de 2011 2 comments

No llenará páginas de revistas o reportajes en programas de pesca en televisión, pero la pesca al tacto está sin duda entre las técnicas más utilizadas para la captura de la trucha. Y es que esta técnica, en muchos aspectos, es todo lo contrario a la pesca con mosca. Pescando a la seca necesitamos de buenos y casi siempre costosos equipos, nos sumergimos con nuestros vadeadores para realizar lances lejanos, mientras que al tacto no suele ser necesario entrar en el río (salvo remontar alguna zona que no podemos hacerlo por la orilla). Además los lances suelen ser cortos y realizados con equipos sencillos.

Pescar truchas al tacto
Esta modalidad es muy utilizada por pescadores ribereños. Veremos más adelante el por qué. Como hemos adelantado, el equipo y la técnica son aparentemente sencillos: una caña no excesivamente larga para poder remontar riberas sin enganches (entre 3 y 3,5 metros) y una línea con anzuelo único de medida acorde al tamaño de las piezas que tenga el río, ligeramente plomada para que se hunda lentamente.

El sigilo: nuestra principal arma

Dejaremos dos o tres metros de línea sueltos, aproximadamente dos tercios de la caña. Esto nos facilitará sujetarla mientras nos movemos de zona en zona, y donde pensemos que pueda estar una trucha la soltaremos, manteniendo con nuestros dedos por encima del carrete el tacto de la línea para nada más sentir una picada tensar y clavar.

¿Sencillo? Nada de eso, estamos pescando una de las piezas más rápidas y asustadizas a tan sólo unos metros de su apostadero. Cualquier ruido, vibración del agua o movimiento en falso puede llevarla a que se escabulla.

Lo primero es pescar río arriba, de espaldas al pez que está esperando que la corriente arrastre alimento. Es la forma que dará más resultados, pero si hemos remontado kilómetros de río no vamos a hacer el camino inverso sin pescar.

Hacerlo frente al pez es más complicado, pero podréis encontrar alguna pieza, escondiéndoos o vestidos con ropas adecuadas, del tono de la naturaleza que nos rodea (verdes, ocres). La trucha no es tonta y tampoco lo es en el cebo. La lombriz es versátil todo el año, pero el saltamontes u otros insectos que encontremos en la orilla nos pueden servir de preciado alimento.

Conocer el río

Otra clave es conocer bien el río y saber en qué zonas donde se apostan o refugian las truchas. Por eso siempre son los que viven o pasean frecuentemente por sus orillas los que se llevan el gato al agua.

También es una técnica ideal en lluvia: al pescar tan próximo, las aguas turbias hacen que la trucha desconfíe menos y se pesque más. Desde luego cumple el dicho de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”.

Material recomendado para escar truchas al tacto

Caña boya-flotador:

Ligera, construida en 100% carbono y anillas de óxido de Titanio con bastidor y con medidas de 4 y 5 metros.

Caja de plomo tipo perdigón

Con 11 compartimentos, para poder plomar según nuestra necesidad, profundidad y rapidez de hundimiento de nuestra línea. Para muchas jornadas de pesca.

Anzuelo Universal lombriz 690/691 con paleta

La lombriz es el cebo rey, y que mejor que este anzuelo con terminación en níquel, forjado, torcido en forma de pico loro, con doble muesca y con paleta especial para lombriz.

Vadeador Suela Goma

Para remontar dentro del río o por su ribera que mejor que este vadeador con kit de suelas de fieltro antideslizante para botas.

Si pasáis vuestras vacaciones en Galicia o Asturias y tenéis algún día de lluvia os animo a que saquéis un buen equipo como el que os acabo de recomendar. ¡Seguro que tendréis una gran jornada de pesca!

Más artículos interesantes

Truchas al tiento, una forma clásica de pescar que pervive
visitas 2.172
En Cotodepezca.com hemos hablado mucho –y lo que nos queda- del eterno debate entre pescadores con muerte y sin muerte. Para todas las especies en gen...
Vídeo de pesca: Conoce la importancia del clip del carrete
visitas 135
Seguramente estemos ante el elemento más desconocido de un carrete de spinning, incluso muchas veces tenido como simple pieza decorativa, sin haber ll...
Cómo actuar en la pesca a spinning en ríos de alta montaña
visitas 306
La pesca a spinning en alta montaña, en pequeños riachuelos de aguas cristalinas que nacen a muchos metros de altitud, tiene algo de especial y apasio...
La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 139
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Ramon
    #1 Ramon 17 febrero, 2015, 07:09

    Estoy de acuerdo, si todos tenemos los mismos derechos para poder pescar,lo que no es lógico que en un rio pequeño te valla uno delante, por dentro del rio, sabiendo que las truchas tardan mucho tiempo envolver a las mismas posturas.

    Contesta a este comentario
  2. jose angel
    #2 jose angel 15 julio, 2014, 00:06

    Yo lo que quitaria seria a los que se meten en el rio con el vadeador hasta la cabeza teniendo las truchas debajo de ellos tenian que pescar de orilla como los ribereños

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.