Pescando con anzuelos sin muerte, una buena idea

Pescando con anzuelos sin muerte, una buena idea

por 5 de Junio de 2013 4 comments

El deplorable estado en que se encuentra buena parte de la fauna marina que vive en nuestros mares merced a la machacona sobrepesca, unido a unos niveles de polución que en ocasiones rayan lo escandaloso, precisa que el pescador deportivo –principal interesado en que mañana haya peces bajo el agua que muerdan sus cebos– dé pasos tendentes a alterar dicha dinámica hacia un plano positivo en la parte que le toca. De nada vale escudarse en el continuo e irresponsable proceder del sector profesional ­–y de no pocos “compañeros”–, y pensar que en absoluto mejorará tan penoso panorama con la liberación de las pequeñas lubinas y doradas que caigan inocentemente en nuestros aparejos, porque estimamos que al día siguiente éstas sucumbirán en las artes que cubren cada milla del litoral. En tal orden de cosas, la utilización de anzuelos sin muerte se plantea como una medida sumamente atractiva, sobre todo cuando se pretende capturar ejemplares de talla pequeña y mediana, pero ¿hasta qué punto son éstos capaces de retener a un pez entrado en carnes?

 anzuelos normales a un azuelos sin muerte

El punto de partida, anzuelos sin muerte

La idea de emplear anzuelos y poteras que no porten el arponcillo responsable de mantener atrapado al pez en la trampa que le hemos planteado, es un concepto que lleva funcionando muchos años en lo que respecta a la pesca de agua dulce, mientras que en la salada está poco menos que en pañales. De este modo, las capturas pueden manipularse y retornarse a su medio sin severas lesiones en su sistema respiratorio y demás órganos vitales, lo cual permite augurarles grandes posibilidades de supervivencia.

Por otra parte, las opciones que tiene el pez que ha conseguido quebrar el aparejo y marcharse con el hierro entre sus fauces, podrán traducirse en una segunda oportunidad si es que logra desembarazarse de él por sus propios medios, ya sea deglutiéndolo, o bien esperando a que se pudra merced a la corrosiva acción del salitre. Ahora bien, a buen seguro que pintarán bastos si tiene la mala fortuna de llevar un señuelo atravesado en sus fauces, pero el caso es que, aun así, a veces pueden escupir estos venenosos reclamos por sí mismos.

La aguja del pajar

Sin lugar a dudas, quien tenga la oportunidad de encontrar suministro de este tipo de anzuelo, puede considerarse afortunado, porque no son precisamente muchas las tiendas que lo comercializan, y, de hacerlo, es a precio de oro.

En principio, podemos hallarlos en ciertos establecimientos especializados en la pesca con mosca en el mar y de carpfishing con el inconveniente comentado de su valor. Sin embargo, buena parte de los que se distribuyen para el ámbito marítimo están fabricados en acero inoxidable, y si nuestra intención estriba en poder liberar al pez vivito y coleando, como a éste le dé por escaparse con él aferrado a su boca, menudo negocio habrá hecho … por no hacer mención a la mueca de pasmarote que se nos quedará. Por eso, los generados para la pesca de carpas que cuentan con varias minúsculas puntas en hilera impiden que el pez se pueda desembarazar fácilmente de él, mientras al mismo tiempo garantizan una apreciable fortaleza. No obstante, en el supuesto de no dar con este singular complemento, también podréis fabricároslo vosotros mismos, pues, afortunadamente, en esta vida casi siempre hay una solución para cada problema.

Convertir anzuelo en un azuelo sin muerte

En principio, cuando pretendamos borrar de la circulación la pequeña rebaba situada a pocos milímetros de la punta, lo más sencillo consiste en echar mano de una lima y rebajar esta parte suavemente. No obstante, si aun así no os fiais del resultado, cabe la posibilidad de generar un remedio híbrido que seguro satisfará vuestros deseos.

Convertir anzuelo en un azuelo sin muerte

En principio, con la ayuda de un cuchillo y unos alicates podremos mermar sensiblemente la anchura del arponcillo de nuestro anzuelo, mientras al mismo tiempo mantenemos una buena capacidad retentiva. Para ello, deslizaremos la hoja entre el arpón y la tija, tras lo cual  aplastaremos ambos elementos con la herramienta, y una vez retirada aquélla, veréis que dicho saliente –aun habiendo desaparecido en gran medida– todavía se mantiene mínimamente. Con este tipo de anzuelo podréis cometer fallos sin que el pez pueda aprovecharse de ellos, mientras que, al mismo tiempo, podréis liberarlo con facilidad cuando no tengáis intención de llevároslo a casa.

 ¿Cómo fabricar tu propio anzuelo sin muerte?

Plena efectividad

Como bien sabéis, la densidad de la carne de los peces no equivale en modo alguno a la que tienen los cefalópodos, de ahí que a veces pueda ser arriesgado emplear anzuelos sin muerte, en especial para quienes no llevan mucho tiempo en esta afición. No obstante, con la práctica veréis que basta con mantener la tensión de la línea en todo momento para que la captura no escape, pese al mal genio que pongan de manifiesto algunas de las especies más deportivas del litoral. Así pues, haced un día la prueba, y veréis que, por lo pronto, saldréis ganando a la hora de optimizar el tiempo, habida cuenta que la operación del desanzuelado se verá sensiblemente simplificada.

La pesca sin muerte vale la pena

Más artículos interesantes

Vídeo de pesca: Diferentes formas para empatar anzuelos de paleta
visitas 562
¿Qué son mejores los anzuelos de ojal o los anzuelos de paleta? A simple vista, puede parecer más sencillo unir un anzuelo de ojal, pero para muchos, ...
Tipos y tamaños de anzuelos de pesca ¿Qué elegir?
visitas 1.362
Hace unos días recibimos una pregunta sobre qué número de anzuelo elegir para cada especie. Una respuesta que no podemos decir por una razón muy senci...
El anzuelo: la base del éxito en la pesca deportiva
visitas 1.116
Sin lugar a dudas, para salir triunfantes de nuestras expediciones pesqueras es preciso seguir una serie de recomendaciones que redundan en torno al e...
Anzuelos de pesca Vanfook, resistencia para conseguir las mejores capturas
visitas 702
Hace una semana publicamos un post sobre la importancia de un buen sedal, en el que hablábamos de los hilos Yamatoyo. Pero... ¿qué podemos decir de lo...

4 Comentarios

Participa en la conversación
  1. eduardo Carreira
    #1 eduardo Carreira 3 Mayo, 2014, 16:04

    Hola a todos:
    Revolviendo en la página, que dicho sea de paso, la encuentro muy amena, he vuelto a releer el tema anzuelos sin “muerte” incluso lo que yo he escrito.
    Si, sigo pescando con anzuelos reformados por mi… y en ningún momento me he arrepentido, releyendo lo publicado por el amigo Carlos Prieto (un abrazo desde Uruguay a un coterráneo, yo aunque he vivido la mayor parte de mi vida en estos pagos he nacido en Coruña, y mis primeros pasos en la pesca los hice ahí mismo) me llamó la atención lo que dice de reducir el ángulo de la “muerte” con el fin de dañar lo menos posible a nuestras presas, lejos de mi intención el criticar el método, me parece muy bueno puesto que sin duda el daño será menor, pero debo insistir en que considero mejor eliminarlo totalmente, si, es cierto, perderemos presas, yo las pierdo todos los días, pero esas son las mejores, porque te enseñan a ser mejor pescador, creo que todos los que pescamos con caña y carrete no lo hacemos para comer, si así fuera seguramente habríamos dejado de existir la mayoría, pescamos porque nos gusta y amamos a nuestras presas… aunque a veces las llevemos al sartén,(ya… ya… no me critiquen…lo se, hay amores que matan…) por eso yo elegí eliminar la muerte de los anzuelos y dejar irse a casi la totalidad de lo que pesco, eso no quita que si deseo una buena “fritada” o una sabrosa “olla” me lleva a casa los peces que necesite para ello…
    Les invito a que prueben este método, realmente es muy satisfactorio.
    Saludos desde Sud América… Uruguay.
    Eduardo Carreira

    Contesta a este comentario
  2. Eduardo Carreira
    #2 Eduardo Carreira 7 Marzo, 2014, 21:38

    En cuanto a los anzuelos sin “muerte”, para el buen deportista debe ser lo normal, eso implica pescar con un buen dominio de la caña y el carrete, puesto que si se pesca a pick-up abierto o cuando se engancha el pez se le trae a “tirones” con la caña recuperando la línea con la caña para después enrollarla es seguro que muchos peces se desprenderán pero si se trabaja bien no he encontrado diferencia alguna entre usar anzuelos con “muerte” o sin ella.
    Personalmente no compro anzuelos sin muerte, por estos lugares si los piden los miran con cara rara… simplemente uso anzuelos comunes al los cuales les elimino la “muerte” con una herramienta Dremell y un disco de corte para metal, si lo intentan siempre sujeten el anzuelo con un alicate y protéjanse los ojos con lentes de seguridad.
    Aquí en Uruguay es muy común, intentando pescar peces de tamaño razonable, enganchar peces pequeños, cuanto mas chico es el pez mas daño se le hace con los anzuelos comunes mientras que eliminando la “muerte” es muy sencillo devolverlos al agua la mayoría de las veces sin gran daño, me he persuadido de que la muerte en los anzuelos es innecesaria si realmente somos deportistas.
    Saludos desde Sud América.
    E. Carreira

    Contesta a este comentario
  3. Toni Martínez
    #3 Toni Martínez 5 Junio, 2013, 12:20

    Una gran idea para causar menos daños a nuestros amigos. Que se sueltan más…ya lo volveremos a pescar!! saludos!

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.