Pesca y montaña en el corazón del valle de Benasque

Pesca y montaña en el corazón del valle de Benasque

Pesca y montaña en el corazón del valle de Benasque

por 5 de marzo de 2014 0 comments

Aragón guarda en su provincia de Huesca algunos de los tesoros más grandes de fauna y paisaje de nuestra península ibérica. Los grandiosos Pirineos albergan entre sus valles y barrancos, hermosos ríos, lagos y pueblos donde disfrutar de la pesca y todo tipo de actividades al aire libre, además de empaparnos de la historia viva que rodea estas montañas y que han forjado el carácter de sus habitantes y el paisaje que todo lo envuelve. El valle de Benasque es una de esas joyas. Veamos porqué.

benasque_portada

La magia del valle de Benasque

El valle de Benasque es conocido por montañeros, pescadores y turistas que buscan  aventura, tranquilidad y bonitos paisajes. Podríamos decir que una vez llegamos al encajonado congosto del Ventamillo, ya nos podemos ir haciendo a la idea de lo que nos podemos encontrar, pero es una vez llegados a Eriste cuando ya entramos de lleno en el valle. Se respira la pesca en cualquier rincón. Un puente…un recodo…una poza en el río, son suficientes para extasiarnos con  sus cristalinas aguas, sus truchas y hacer unos lances. Posiblemente se encuentren algunos de los ríos y lagos mejor conservados y con mayor índice de población piscícola de todo el Pirineo. Pero si pasamos varios días en su variada oferta de alojamientos, podemos practicar numerosos deportes al aire libre: senderismo, trekking, alpinismo, esquí, esquí de fondo, raquetas de nieve, descenso de cañones, paseos a caballo y en trineos de perros…. Todo un mundo de posibilidades donde es imposible no pasarlo bien con una actividad a nuestro gusto y medida. Es una zona mágica, quizá por los paisajes, quizá por el ambiente puro que se respira, por sus mitos y leyendas o por su típica gastronomía local. Es obligado apreciar los deliciosos vinos y su oro líquido en forma de aceite de oliva provenientes de su vecina comarca del Somontano, sus quesos artesanos (el premiado Benasqués de Sahún)  y todo tipo de dulces típicos a cada cual más rico. Todo ello con unas carnes…que quitan el sentido. Solos, en familia o con amigos, está prohibido aburrirse en el valle.  En la web  Angler Friendly de los amigos de O2NATOS, encontraremos los mejores alojamientos del valle, como la Casa del Río, un hotel hecho a medida del pescador.

pintona_benasque

Pescando bajo las cumbres

Los amantes de la pesca de salmónidos, ya sea a spinning o a mosca, disponen de una amplia oferta de cotos y zonas libres para el disfrute en total soledad y armonía con el medio natural. La mayoría de aguas están catalogadas como alta montaña, pero los pequeños embalses de Paso nuevo y Linsoles son pescables todo el año, y albergan buenas truchas, que no dudarán en atacar un buen pececillo artificial o un apetitoso tricóptero en sus paseos matutinos o vespertinos. La pesca en el coto de Senarta y en el sin muerte de los Llanos del Hospital, se convierte en algo único por la calidad de sus aguas y sus peces, siempre rodeados de algunos de los más altos picos del Pirineo. Para los amantes de las emociones fuertes existen afluentes y barrancos con presencia de truchas bellísimas: el río Estós, el río Ballibierna, el barranco de Literola… lugares que hay que cuidar con un riguroso captura y suelta, ya que esas truchas tan bonitas son un tesoro único. Hay que remarcar además la pesca en los ibones, una de las pescas que personalmente encuentro más gratificantes. Trucha autóctona y salvelino nos esperan en ibones como el de Literola, Gorgutes, Batisielles, Escarpinosa, Ballibierna, Llosas, Coll de Toro…cualquier masa de agua, a veces por pequeña que sea, nos puede deparar buenas sorpresas. Aguas abajo de Benasque la temporada es de baja montaña, por lo que ya podemos tentar a sus truchas en la temporada más temprana. ¿Os atrevéis a pescar el Congosto del Ventamillo? Eso no se olvida.

En los puntos de información podemos encontrar la normativa de pesca y en los Servicios Provinciales de Medio Ambiente y en las Oficinas Comarcales Agroambientales, nos expedirán los tickets de los cotos que deseemos pescar, además de toda la información que sea requerida. La más cercana al valle está en Castejón de Sos.

suelta-trucha-benasque

Un poco de historia

Como no todo es pesca, hacer turismo por el valle es altamente recomendable. Nos empaparemos de su historia y su arte por las callejuelas de Benasque, donde sobresale la casa Juste del siglo XV con su amplio torreón almenado. La bonita estampa de la iglesia de San Juan Bautista en Sahún con la Sierra de Chía en el horizonte es de visita obligada, así como el resto del pueblo, repleto de calles empedradas con encanto, tejados de pizarra y chimeneas de construcción típica. Otros pueblos y aldeas históricas que podemos visitar que aún conservan el típico sabor rural y tradicional, son Anciles, Eresué, Liri, Sesué o Arasuán, entre muchos otros. Pero también es historia pisar el glaciar del Aneto, y caminar sobre los hielos que aún se conservan desde tiempos inmemorables, excursiones de pura y dura alta montaña. Visita obligada es el Forau dels Aigualluts, una sima que recoge las aguas del glaciar, que tras un acontecimiento geológico sin igual, las devuelve  a la vertiente aranesa, para ir a parar al Garona y morir en el Atlántico, en vez de al padre Ebro y al Mediterráneo. También rememoraremos la historia ascendiendo al Portillón de Benasque, a 2.445m., paso natural fronterizo desde la Edad Media con la vecina Francia.

benasque_lago

A vista de pájaro

El valle visto desde las alturas de los pueblos como Liri o Cerler, se nos muestra en todo su esplendor. Pero para disfrutar de las alturas nada mejor que encaramarnos a algunas de sus más altas cimas, desde donde divisaremos el valle y sus lagos hasta tierras lejanas. Picos de más de 3.000m. como el Posets, el Perdiguero o el majestuoso Aneto están en la agenda de todo montañero. Otras más fáciles de llegar y no tan altas, también poseen vistas fabulosas: el Salvaguadia, el pico Cerler y el pico de Estós. Llegar a estas cimas solo requiere estar en buena forma física y ganas de disfrutar de la montaña. Para retos mayores es mejor tener experiencia en alta montaña o dejarnos aconsejar por un buen guía de los que tanto abundan en el valle. Son lugares en los que disfrutaremos de una variada fauna como rebecos, aves rapaces, marmotas y todo tipo de pajarillos que nos canturrearán allá por donde nos lleven nuestros pasos.

[box size=”large” style=”rounded” border=”full”]¿Te animas a visitar el valle? Solo hacen falta unas botas, una mochila, unos prismáticos y…¡la caña de pescar![/box]

 

 

Más artículos interesantes

La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 158
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
Destinos de pesca: La pesca en la isla Kodiak (I)
visitas 147
Continuamos con nuestros destinos de pesca ideales para la primavera y verano en el hemisferio norte y volvemos a Norteamérica, en este caso Alaska y ...
Destino de pesca: Pesca a mosca en Eslovenia (II), el río Soča
visitas 168
De todos los destinos de pesca a mosca en Eslovenia, sin duda, el más especial para muchos pescadores es el río Soča no sólo son sus aguas transparent...
La pesca de la trucha en Montana (I): El río blackfoot, los tramos altos
visitas 173
Montana con sus poco más de un millón de habitantes y su enorme superficie de 380.837 kilómetros cuadrados, unido a su abrupta naturaleza en el que co...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.