Pesca en mar en verano: Disfruta de la pesca en tus vacaciones

Pesca en mar en verano: Disfruta de la pesca en tus vacaciones

Pesca en mar en verano: Disfruta de la pesca en tus vacaciones

por 16 de julio de 2019 0 comments

Por fin ha llegado el esperado verano, en un año donde la pesca ha estado dura en muchas partes del país debido a la escasez de agua en zonas del interior o por el viento en la costa. Pero llega el veranito y las temperaturas se disparan, como lo hace la actividad de muchas especies. Sí, tal como decimos.

Son muchas las especies que están muy activas y a tiro de caña aunque nuestras costas comiencen a verse pobladas por infinidad de veraneantes ansiosos de sol, arena y aguas cálidas. Tan solo hay que escoger las zonas más adecuadas y veremos como incluso en pleno verano, lo podemos pasar muy bien.

No nos debemos asustar por la ingente cantidad de turismo que puebla nuestras costas. Hoy día muchos turistas ya no solo viajan en pleno mes de agosto y se reparten por los tres meses de verano. Por ello a partir de ahora nuestras cosas estarán muy ajetreadas y en especial los fines de semana. Así pues, habrá que pensar bien donde lanzar nuestros cebos o señuelos.

Buscando el mejor momento en la playa

Las playas son lugares imposibles de pescar en estas fechas, y ya no solo por los bañistas, pues ya existen leyes que nos prohíben la pesca durante la mayoría de horas del día o directamente, durante todas las semanas del verano sin excepción de horas. Pero si podemos pescar, tendremos más opciones de las que pensamos.

La noche es obligada para pescar a surfcasting e intentar engañar alguna buena dorada, un buen rancho de mabras o alguna lubina o sargo que suelen merodear incluso muy cerca del rebalaje para ver que pueden llevarse a la boca tras haber removido los bañistas durante el día los fondos de arena y fango. Momento para una buena gusana o un cangrejito vivo. Si el mar anda movido y tenemos alguna salida de agua por la zona, nada mejor que intentar con señuelos tipo minnow la captura de alguna lubina, y para ello resultan ideales el incombustible Feed Shallow de Tackle House o el novedoso Kagelou 100 de Megabass, señuelos que trabajan en zonas someras nadando a apenas un palmo de profundidad.

Atardeceres, amanecer y la noche, indispensable para la la pesca en playa en verano

El que se aburre por la noche es porque quiere. Las playas mixtas por ejemplo, como es obvio, suelen tener más actividad de peces que las arenosas, así que daremos prioridad a éstas. Pero cuidado, que las lubinas dan buenas pasadas al amanecer en las playas de arena con tan solo medio metro de fondo, en busca de cangrejos, navajas o cualquier cosa que llevarse a la boca. Una amanecida en estas zonas, incluso con el agua como un plato, lanzando con equipos de surf ligeros y de cebo una patita de pulpo o sepia (para evitar la morralla) o pescando a spinning con señuelos de superficie nos puede dar muchas sorpresas en forma de lubinas.

Faros y puntas rocosas

Seguro que durante el día son zonas que hemos visitado para sacar buenas fotografías, pues los faros son lugares muy turísticos y están situados estratégicamente, generalmente en zonas de punta de rocas. ¿Por qué no lo aprovechamos a la hora de pescar? Fuera del elemento arquitectónico no suele haber ninguna masificación, y tendremos zonas muy buenas a nuestra disposición. Como hemos dicho suelen ser zonas de roca, salientes muy bien situados no solo para la vista y paso de barcos, también para los peces. Muchas especies pelágicas darán pasadas por la zona y otras viven todo el año al cobijo de los fondos de roca.

La salpa es un pez muy agradecido en su pesca en verano

En estas zonas profundas lo podemos pasar muy bien pescando muy finos al coup tras un buen grupo de salpas o a la boloñesa tras sargos sin tenemos espumeros. Los amantes de la pesca más extrema con cebo encontrarán buenos agujeros y muchos metros de agua donde dejar reposar una buena pata de pulpo, una sardina o un pequeño vivo… Más de un dentón, mero o congrio darán el susto y más de noche.

Los spinners así mismo tendrán uno de los mejores puestos para pescar con tranquilidad y con variedad de especies dispuestas a morder nuestros señuelos. Tenemos espetones nocturnos que darán buena cuenta de minnows de gran talla tipo Tide Minnow 175 y 200 de DUO o Marine Gang de Megabass, recogidos lentamente.

Los peces de roca, otra gran opción en verano

Las lubinas estarán activas  a poco que se mueva el mar, entrando a un sinfín de señuelos variados y a rockfishing disfrutaremos como niños con sargos, serranos y demás especies de roca si les paseamos por sus dominios minúsculos vinilitos, jigs o minnows hundidos. Así mismo, durante las amanecidas son zonas donde pueden darse algunas pajareras o encontrar bancos de melvas, bonitos o jureles de paso por lo que nada mejor que lanzar jigs de hasta 40 gramos y batir mucha agua.

Bocanas portuarias

Antaño lugares fabulosos de pesca que hoy quedan para el recuerdo. Y todo por las absurdas leyes que prohíben pescar en el interior de los puertos. Son zonas fabulosas de pesca debido al tránsito de embarcaciones y la abundancia de minitalla.

Si es pesquero, ya estaremos ante una zona inmejorable. Pero parece que para los que nos mandan, en sus mentes absurdas, los pescadores somos más molestia que beneficio. Ocurre que en algunos puertos las autoridades hacen “la vista gorda” y tenemos alguna opción si al menos nos colocamos en la punta del espigón, en la bocana, donde con suerte podremos hacer algunos lances hacia el interior del puerto, aún a riesgo de multa.

Barracuda pescada por la noche

Cualquier hora es buena para encontrar alguna especie activa, pero será durante la noche y en especial tras la entrada de los barcos pesqueros que regresan tras faenar en su jornada diaria (que suele ocurrir normalmente allá por las 16.00/17.00 horas, cuando podemos tentar a la anjova e incluso algún palometón que viene tras la estela de los barcos aprovechando si cae algún desperdicio al mar. Ahí estaremos nosotros lanzando un buen Popper o en su defecto, un gran minnow manejado a jerking. Y con equipos ligeros lanzando pequeños jigs podemos tener en esos momentos todo un festival de jurelas, obladas y palometas blancas.

Como vemos el verano para el pescador no se queda en días aburridos de playa con la familia. A poco que seamos avispados, tenemos muchas posibilidades de pesca.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.