Pesca deportiva y el cine, ¿una relación de amor-odio?

Pesca deportiva y el cine, ¿una relación de amor-odio?

por 8 de agosto de 2013 5 comments

Pocas veces aparece la pesca, sobre todo la de agua dulce, en el cine, y cuando esto ocurre los fallos son clamorosos y lamentables, llegando a resultar hilarante ver como el galán de turno clama alborozado que tiene una trucha cuando es un black-bass o cómo el otro, dispuesto a pescar a mosca, porta con inusitado garbo una diminuta caña con un carrete de spinning; pero, ¿qué más da? ¿Es que va a dar la casualidad que exista un cinéfilo que además sea pescador?

Pesca deportiva y cine: El río de la vida.
Esta actividad que tanto amamos y nos apasiona a nosotros, en el cine siempre ha resultado un recurso, una forma de completar una escena con un bonito paisaje, un simple relleno. Con los millones de dólares que se gastan en estas mega producciones, también se podían documentar un poco; claro, que para lo que va a notar estos fallos clamorosos el público en general, considerarán los productores que no merece la pena gastarse un solo “penique”- en este caso serían las producciones británicas, claro está. Las películas patrias no se gastan un “duro” ni en estos nimios detalles, ni en la película en general… ¡y así salen!-

Pero, hete aquí que sí somos muchos pescadores a los que nos gusta el cine, y que cualquier escena de interés se nos vendrá abajo al percatarnos de estas meteduras de pata, lo que hará retrotraer nuestra mente a nuestras jornadas de pesca obviando el contenido del film, cosa que, en la mayoría de ocasiones, será más placentero que seguir alguna infumable película.

El río de la vida debería ser su película de cabecera para todos los pescadores.

En el mundo de los “dibujos animados” también podemos encontrar ejemplos de escenas de pesca, siempre más graciosas e incluso algunas veces más cercanas a la realidad, aportando muchas de las mismas un claro toque cínico y crítico.

El ejemplo más palmario sería el inigualable Homer Simpson en su persecución sin tregua del General Sherman, enorme pez que ha perseguido durante toda su vida -parodia en cierto modo del “Viejo y el mar” de Ernest Hemingway (1899-1961); libro de culto que todos los pescadores deberíamos leer-. O cómo Homer pesca con dinamita en uno de los episodios, intentando justificarse ante Bart diciéndole: “Si amas a los peces como yo, querrás que mueran con dignidad.” ¿No os recuerda esto a la actitud de muchos depredadores de dos patas que asolan nuestras aguas? O la crítica a la polución y el envenenamiento paulatino de nuestras aguas con el ya famoso pez de los tres ojos. ¡Sublime!

Así que, aun habiendo más, voy a indicar una pequeña lista de películas en las que la pesca es parte fundamental de la trama o historia que se cuenta en la misma.

Su juego favorito (1964)

La película versa sobre las desventuras de un vendedor de artículos de pesca (Rock Hudson), que además es un afamado escritor de éxito sobre “el manual del buen pescador”, pero que, paradójicamente, ni sabe pescar ni nunca lo ha hecho.

Pesca deportiva y cine: Su juego favorito.

Nuestro protagonista se ve envuelvo en una vorágine de enredos que le obligarán a participar en un concurso de pesca, para lo cual primero tendrá que aprender a pescar. Concurso raro, ya que se menciona como capturas válidas: barbos, carpas y truchas; pero, aprendiendo a pescar su primera y única captura es una especie de percasol. Ya en el concurso, de forma totalmente rocambolesca y casual, logra sacar dos hermosas truchas y un buen black-bass  pescando a spinning con cucharilla, lo que hace que logre el triunfo.

Comedia entretenida. Las secuencias sobre pesca, pese a lo poco creíbles –aunque cosas peores he oído como veraces- están bien realizadas. La recomiendo. Pasaréis un buen rato.

La pesca del salmón en Yemen (2011)

Pesca del salmón con cola de rata. El sueño de un visionario magnate árabe de introducir el salmón en un río del desierto yemení por su amor a la pesca de este pez, para lo cual contrata a un biólogo (Ewan McGregor) experto en esta especie de salmónido. Aceptables conceptos sobre la pesca a mosca. Bonita escena de pesca en la que aparece el “jeque” metido en el río con la kandora blanca típica beduina y lanzando la mosca con cierta soltura. Buenas imágenes de los salmones remontando el río.Pesca y cine: Pesca del salmón en Yemen.

Comedia recomendable, entretenida, sin buscar otras pretensiones.

El rey del río (1995)

Notable conocimiento del guionista sobre la pesca a mosca con cola de rata o, por lo menos, buena documentación sobre el tema. Destacable el momento en que uno de los protagonistas, el recientemente desaparecido Alfredo Landa, antes de iniciar la jornada de pesca coge los insectos de temporada que pululan por el río para pescar con una imitación de los mismos; luego sus lances con la caña desmerecen un tanto esta supuesta excelencia y dominio de esta técnica.

Pesca deportiva y cine: El rey del Río

También es destacable en El rey del río el conocimiento –o por lo menos la mención- sobre el montaje de ninfas, efémeras y emergentes. Y, cómo no, gran escena con un opíparo almuerzo, perol gigantesco incluido. Al final, los hijos protagonistas de la película consiguen pescar al “rey del río”, salmón descomunal que ha sido perseguido durante años por todos los pescadores habituales del coto.

Una frase a destacar: le preguntan al pescador sobre sus hijos: “¿Ya son pescadores? No, –contesta–principiantes.” ¡Y cuántos seguimos así!

El río de la vida (1992)

La mejor. Gran película. Para los amantes de la pesca en general, y de la pesca a mosca en particular, El río de la vida debería ser su película de cabecera. Escenas de pesca hechas con criterio, maravillosa fotografía, estupenda dirección (Robert Redford) y brillante interpretación por parte de Brad Pitt. No hay escusa para no verla.

Pesca deportiva y cine: El río de la vida.

Rezuma pasión por la pesca. Hay escenas que rozan la perfección, comparables a pocos documentales específicos sobre nuestra afición favorita. La última escena de pesca, cuando el protagonista logra hacer picar y sacar el pez que ha perseguido toda su vida, en este caso una enorme trucha arcoíris, además de por la belleza de la misma, nos dará moral para que en los días aciagos no desesperemos, ya que en cualquier momento puede aparecer el pez de nuestros sueños.

Y tú, ¿también piensas que pesca y cine están reñidos? ¿O son dos artes que podrían convivir más amenudo?

 

Más artículos interesantes

Los pecados del pescador
visitas 771
La pesca deportiva es un deporte bonito y repleto de valores, pero en ocasiones esos mismos valores que la hacen tan única, son corrompidos por el mal...
Nuria Mallada, jugadora de la Liga Iberdrola y campeona del mundo de pesca.
visitas 285
El año 2017, próximo a terminar, nos dejó una noticia que llenó de orgullo a los amantes de la pesca deportiva. En agosto de este mismo año, la selecc...
Propósitos de un pescador para el Año Nuevo
visitas 296
Se acercan los últimos días del año, las fiestas navideñas, unos días para compartir con nuestros seres más queridos y unos días de dicha para compart...
¿Que ha pasado en Coto de PeZca en el 2017? y feliz 2018
visitas 113
Estamos al final de 2017 y llega el momento de reflexionar sobre como ha evolucionado Coto de PeZca este año que termina. Otro año más, nuestra int...

5 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 9 agosto, 2013, 10:43

    Buena aportación Josan. No hay nada más grato que ver escenas de pesca en una película para los que amamos también el cine, aunque no existan muchas de esta temática. Yo también recomiendo THE RIVER WHY. 😉

    Contesta a este comentario
  2. Javier Sousa
    #2 Javier Sousa 9 agosto, 2013, 10:22

    Josan,
    Creo que no hay muchos directores de cine aficionados a la pesca. |;¬)

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.