Pesca de espetones a spinning embarcado, cómo pescarlos a pleno día

Pesca de espetones a spinning embarcado, cómo pescarlos a pleno día

Pesca de espetones a spinning embarcado, cómo pescarlos a pleno día

por 20 de octubre de 2015 1 comment

Hoy os hablamos de la pesca de espetones a spinning embarcado a lance ligero, de como, dónde y cuando pescarlos a pleno día

El espetón mediterráneo siempre ha sido objeto de discusiones entre pescadores aficionados. Se dice que hace pocos años ni existían, que son depredadores voraces que han colonizado medio mundo a causa del calentamiento global. Muchos los llaman barracudas, casi todos creen que es un pez nocturno, que de día desaparece y no se puede pescar…
Los espetones no son barracudas, aunque pueden llegar a tener una dentadura y peso considerables. Pesadas por quien subscribe, la mayoría de nuestras capturas no suelen superar los 3kg de peso, pero las hemos embarcado de más de 5kg. Los hemos localizado a ras de playa en aguas someras como en aguas profundas en acantilados y zonas rocosas. Es cierto que de noche se adentran en puertos y merodean espigones en busca de alimento, tan cierto como es posible darles caza (o pesca mejor dicho) a pleno día y con el sol delatando nuestra presencia.

Espetones a spinning

Donde encontrar los espetones durante el día

Los espetones se mueven en grupo, normalmente numeroso, y suelen merodear por las mismas zonas así que, una vez hayamos pescado o divisado uno, sabemos dónde tenemos que volver. Lo primero que hay que tener en cuenta es la temperatura del agua, dado que son peces que empiezan a dar la cara cuando el agua alcanza, más o menos, los 17ºC. Por debajo de esta temperatura, no los hemos localizado nunca.

Equipo y señuelos más efectivos para la pesca de espetones

El problema principal de estos peces es que nos pueden llegar a resultar una especie menor al pescar muchos ejemplares de mediano tamaño. Nos confiamos, cogemos el equipo más liviano y nos entra de sopetón un monstruo de 5 kg que nos da trabajo toda la tarde. Lo mejor será trabajar los señuelos con equipos medianos, así no nos cansaremos demasiado, disfrutaremos de todas las picadas y tendremos garantías de éxito con los monstruos más grandes.

Los señuelos más efectivos

Para aguas profundas debemos usar pequeños jigs o señuelos que profundicen para intentar excitar a los depredadores y hacerlos subir. Una vez localizados y activos en superficie, los señuelos más efectivos van a ser los grandes y finos minnows. Pescar depredadores nocturnos a pleno día puede parecer muy complicado y, de hecho, lo es. Por eso debemos afinar con la elección de nuestro señuelo y nuestra técnica de pesca.
Es importante, más bien vital, que los acabados del señuelo sean de primera categoría. Los que más brillen y aguanten fuertes y secos tirones van a ser los que se lleven el gato al agua. La serie Tide Minnow Slim de DUO nos ha dado excelentes resultados.
A partir de los 14cm entran los ejemplares de mayor porte así que –una vez divisados- solemos lanzar señuelos de 17,5cm y 20cm, todos ellos armados con 3 anzuelos triples para no perder picada, dado que los espetones suelen venir prendidos por fuera.

La técnica más efectiva para la pesca de espetones a spinning embarcado

El curricán de superficie y el de fondo nos van a dar buenas capturas, seguramente las más grandes y espectaculares para la foto, pero la técnica de pesca que sin duda nos va a dar más picadas será el spinning. Con aguas calmas y claras nos va acostar un poquito más, pero no hay nada comparable a pescar a pez visto, y con esta especie lo logramos con mucha regularidad.

La pesca de espetones en el mediterraneo

Una vez localizados, veremos que es fácil ver a los espetones cerca, muy cerca de nuestro barco, tanto que los podemos casi tocar. Nosotros los vemos y ellos también, podemos tenerlos parados delante del señuelo a escasos metros de nuestro casco, aunque hacerlos picar cuesta lo suyo…

Empezaremos la jornada con señuelos pequeños, de 12 a 14cm para no cansarnos y empezar a calentar. Iremos lanzando en abanico, rastreando toda la zona de pesca hasta que algún ejemplar dé señales de vida. Si vemos una sola sombra alargada detrás de nuestro señuelo, ya sabremos que los espetones rondan nuestro barco y, aunque pueden pasar horas hasta encontrarlos, el subidón de energía que nos va a dar verlos con nuestros propios ojos, nos hará trabajar duramente con ilusión y energías renovadas. Llega la hora de los grandes minnows, de 17 o 20cm.

Lanzamos lejos, aunque los veamos tocar el barco. Es más probable y fácil que piquen lo más apartados del barco posible, pero en ocasiones nos han abordado el señuelo a solo un metro del casco. Como si fuéramos a jugar a golf y con el hilo tensado, damos largos tirones con la caña haciendo enloquecer el señuelo dentro del agua. Pausa. Recogemos el hilo restante y otra vez: tirón largo y seco. Pausa. A lo lejos vemos los destellos de nuestro señuelo. No lo perdemos de vista cuando, de repente, divisamos una enorme sombra tras él. Llega la hora de contener la respiración, apretar los dientes y dar unos cuantos tirones seguidos. Pausa. ¿¡Ves como se acerca ese enorme espetón?! Pues tira, tira, tira tira y… picada!

El espetón, un gran trofeo

En función de la talla de este depredador, las ventajas y cualidades de nuestras capturas pueden llegar a ser espectaculares. Los ejemplares de mayor porte, pasados los 4kg de peso, nos van a regalar una lucha, saltos y tirones asombrosos. Su carne es apreciada, de fino sabor, bien a la plancha o a la parrilla, aunque los mejores ejemplares para degustar sus cualidades gastronómicas serán los de mediano porte, entre los 2 y 3 kg de peso.

La pesca de espetones en el mediterraneo

El gran secreto, no obstante, lo guardan los ejemplares más pequeños, de quilo y medio como máximo. Estos pequeños ejemplares son igualmente atrevidos y poderosos como sus mayores aunque, evidentemente, no van a resistir demasiado en sus combates. A pesar de su pequeño tamaño, podemos considerarlo como un gran trofeo, un regalo. Será el momento de cambiar de técnica de pesca, y practicar con él el curricán costero con cebo natural, dado que el espetón es, sin duda alguna, el mejor cebo que podemos emplear para capturar grandes depredadores como palometones gigantes, grandes anjovas y lubinas de ensueño.

Podemos dedicar una jornada entera a pescar a lance a los espetones. Es una pesca apasionante, muy adictiva al verlos constantemente tras nuestros señuelos, es una técnica de pesca asequible con un mínimo de práctica y constancia. Para los pescadores menos apasionados del spinning, un gran consejo es recomendarles madrugar, ir a por unos cuantos ejemplares a primeras luces y emplear sus capturas más pequeñas para practicar curricán costero con ellas. Bastará con arrastrar los espetones lentamente y estar atentos a la carraca del carrete dado que, de un momento a otro, vamos a tener una picada espectacular!

Más artículos interesantes

Pesca de espetones a spinning, diversión asegurada.
visitas 2.033
Os propongo una salida de pesca de espetones a spinnig. Está claro que cuando nosotros, los pescadores amantes del spinning marino, nos planteamos una...
Primer Objetivo científico de pesca Roshi en el Delta del Ebro: marcar y soltar
visitas 60
El pasado 28 de julio se celebró en las aguas del Delta del Ebro un evento de pesca enfocado exclusivamente para los pescadores y diversas especies de...
Las 5 características clave para elegir un paseante top
visitas 394
El paseante es un señuelo de superficie del que hemos hablado en muchas ocasiones en Coto de Pezca. No es para menos ya que es de los artificiales más...
Pesca de jurelas a spinning en verano: dónde, cuándo y cómo capturarlas
visitas 591
Estando en pleno verano, con las temperaturas en lo más alto y las playas abarrotadas de bañistas y ruidos de actividades náuticas… ya nos podemos hac...

1 Comentario

Participa en la conversación
  1. Toni Martínez
    #1 Toni Martínez 22 octubre, 2015, 13:46

    Buen post Raul. En efecto, los espetones Mediterráneos no son barracudas aunque a veces los llamemos así. Son parientes eso sí. En nuestras aguas llevan desde tiempos inmemoriales, pasa que como tienen pocos depredadores y su carne no es demasiado apreciada pues han aumentado sus poblaciones, pero tampoco para tirar cohetes pues cuesta localizarlos ya que cuesta encontrar bancos a lo largo de todas las costas y están más concentrados en determinados lugares. Pero en los sitios buenos se disfruta… 😉

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.