Pesca a inglesa: buscar la profundidad con o sin sonda

Pesca a inglesa: buscar la profundidad con o sin sonda

Pesca a inglesa: buscar la profundidad con o sin sonda

por 26 de marzo de 2019 0 comments

La pesca a la inglesa es una de las modalidades de pesca, principalmente de ciprínidos, más entretenida y que más adeptos tiene entre los pescadores deportivos, además de ser una de las más técnicas, necesitándose una cierta pericia y práctica para llevarla a cabo con corrección. Os explicamos los puntos básicos.

Tener claro los conceptos básicos de la pesca a la inglesa

Pero, ¡calma!, que lo anteriormente dicho no os frene en la idea de pescar de esta manera, no es para tanto ni necesitaremos años de aprendizaje, simplemente hace falta tener claros unos conceptos básicos como saber buscar la profundidad, cosa ésta primordial, eso sí, pero una vez que le hayamos cogido el “tranquillo” todo se nos hará más fácil, más sencillo, se nos encenderá una luz en nuestro cerebro, o un clip mental pasará de off a on, y en ese momento, como me pasó a mí hace años, comprenderemos, como he dicho anteriormente, lo más importante de esta pesca: encontrar el fondo correctamente (saber los plomos que apoyan, la cantidad de bajo o simplemente donde está pescando el cebo) y es entonces cuando empezaremos a tener mejores resultados y a disfrutar verdaderamente de esta forma de pescar, para mí de las más divertidas y gratificantes que existen.

Normas básicas para buscar el fondo

Básicas, básicas —que ya sabemos que los pescadores tendemos a exagerar algunas veces—, quizá no sean, ya que seguramente cada pescador tenga sus trucos o maneras de hacerlo, pero, según mi experiencia y al contrastar opiniones con otros pescadores amantes de esta técnica, considero que hay dos cosas que resultan muy útiles a la hora de llevar a cabo esta acción con total fiabilidad que serían: primera, buscar el fondo siempre sin poner el bajo, y así utilizaremos el emerillón, el cual se convertirá así en el final del montaje, como referencia para encontrar la profundidad a la que deseamos pescar; y, segunda, plomear de inicio justo hasta el indicador de picada (parte coloreada de la antena del flotador) para así tener una referencia exacta del peso que nos va a apoyar en el suelo.

Buscar la profundidad con sonda

La sonda sería un sobrepeso que pondremos en el emerillón (ya hemos comentado que éste será el elemento que nos sirve de referencia) para que hunda la veleta o flotador si no toca en el fondo, lo que nos indicará que hemos de dar más profundidad hasta lograr que sólo veamos el indicador de picada, y una vez que esto ocurra, sabiendo que la sonda pegada al emerillón está en el fondo sin lugar a dudas, para afinar más la postura iremos quitando poco a poco profundidad para que ninguna parte del aparejo, en este caso el sedal que lo forma, repose sobre el suelo.

Buscando la profundidad sin sonda

En este caso obviaremos la sonda o sobrepeso. Doy por hecho que hemos plomeado bien el aparejo y sólo se ve la marca de color de la antena o indicador de picada. Entonces bajamos parte de los plomos hasta pegar con el emerillón al objeto de que este conjunto nos sirva de sonda al posarse en el suelo.

Con sonda o sin sonda, la búsqueda correcta del fondo es fundamental

Lanzamos y vemos que sólo se ve la parte coloreada de la antena de nuestro flotador. ¿Qué ocurre si esto sucede? Que todo el conjunto flota y nada apoya en el fondo. Iremos aumentando la profundidad hasta que llegue un momento que veamos el indicador de picada además de la mayor parte de la antena, cosa que ocurrirá al tocar el emerillón y los plomos pegados al mismo en el fondo. Ahí tenemos la profundidad exacta para la pesca a la inglesa. Hecho esto sólo resta colocar la plomada en acción de pesca, poner el bajo con el anzuelo y subir o bajar un poco el fondo del aparejo si nuestra intención es pescar con todo el bajo apoyado, sólo con una parte del mismo, con todo y el emerillón e, incluso, con algún plomo del aparejo si nos es necesario por el viento o posible corriente en el lugar de pesca.

¡No nos agobiemos!

Ya sé que a base de leer un escrito explicativo, hecho con más o menos tino por el autor, puede resultar difícil entender lo que se quiere enseñar, pero siguiendo las indicaciones, un poco de paciencia y cierta práctica el asunto del que tratamos en este artículo: la búsqueda correcta del fondo o profundidad en la pesca a la inglesa, será en poco tiempo pan comido y el disfrutar de esta modalidad de pesca será un hecho. Aun así, aporto vídeo explicativo esperando que aclare las dudas que el artículo haya podido generar.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.