Original versus copia: un dilema a la hora de comprar nuevos señuelos

Original versus copia: un dilema a la hora de comprar nuevos señuelos

Original versus copia: un dilema a la hora de comprar nuevos señuelos

por 11 de abril de 2017 2 comments

A decir verdad, en el mercado de la pesca deportiva se mueve una enorme cantidad de señuelos, de ahí que sea conveniente mirar con lupa cuando tengamos intención de incorporar nuevas referencias a nuestro macuto, a fin que éstas nos permitan encarar las futuras expediciones en las mejores condiciones posibles, ya sean éstas en agua dulce, o bien en el medio salado. En dicho orden de cosas, el pescador, especialmente si se halla en trámite de conocer lo que entraña en sí la disciplina del lance ligero, se topa con el problema de elegir correctamente, máxime cuando algunos engaños disponen de unas líneas que, a simple vista, recuerdan sospechosamente los trazos de ciertos modelos de altos vuelos que, por contra, no siempre resultan disponibles para todos los públicos en virtud de su alto coste. Bien es verdad que el presupuesto coarta sobremanera a la hora de hacerse con los servicios de esos purasangres, de ahí que en ocasiones nos dejemos seducir por sus copias en el intento por lograr unas prestaciones similares a precio reducido, mas lo cierto es que, como veremos, a la larga nadie regala duros a cuatro pesetas, salvo honrosas excepciones, claro está.

Dudas existenciales

La posesión de una apariencia similar a otro señuelo de reputada fama es un regalo envenenado que algunas casas vienen sirviendo al pescador de un tiempo a esta parte con la dinámica de clonación en masa de artificiales que inunda el mercado. De este modo se pretende ofertar un producto que no viene a aportarnos nada nuevo a lo ya conocido, en tanto sus prestaciones con carácter general distan de aproximarse a las del modelo original. En este orden de cosas, y en lo que a jerkbaits y minnows respecta, si bien el interior suele alojar un sistema de transferencia de masas constituido a base de esferas móviles que permiten alcanzar buenas distancias de lance, éstas sin embargo no suelen ser idénticas, lo cual ya nos deja un peldaño por debajo de lo que podemos llegar a poseer a veces por unos pocos euros de diferencia, algo que conviene valorar cuando la distancia de proyección se erige en un elemento fundamental a conseguir en lo que atañe a ciertos escenarios. En casos así no conviene dudar en favor de la muestra de postín, por más que nos duela el bolsillo. Ahora bien, si por contra este detalle no es un factor esencial, qué duda cabe que es posible bajar el pistón, máxime si además pescamos en torno al metro de profundidad, cuestión que nos permitirá prospectar sin temor a padecer un enroque inesperado.

No tan malos

El precio de los señuelos punteros es un detalle que retrae a muchos pescadores llegado el momento de contar con ellos, de ahí que, a lo sumo, sólo unos pocos terminen siendo adquiridos. Y es que el margen de beneficio que se establece entre el precio de fabricación y el de distribución y venta al público es verdaderamente escandaloso y vergonzante, visto además que en ocasiones es posible conseguirlos en ofertas de liquidación a un coste muy asequible, y además nuevos. Pero hasta entonces ahí están, y uno es libre de elegir entre comprarlos o dejarlos correr. Por eso uno de los puntos fuertes de las copias sea la posibilidad que abren al pescador de contar con un considerable volumen de señuelos sin desfondarnos el bolsillo, los cuales, por otro lado, tampoco han de desmerecer de un modo gratuito, pues no en vano, algunos casi son réplicas exactas que, pese a que cojean en ciertos extremos, ofrecen buenos servicios. Es más, en ocasiones incluso son capaces de sacar los colores a los engaños procedentes del país del sol naciente, por ejemplo, en lo que respecta a la duración de las libreas, ya que de sobra es conocido que a estos últimos, y con el fin de que los estampados perduren en el tiempo, es aconsejable aplicarles un par de manos de barniz de dos componentes.

Una eterna disyuntiva

Por mucho que nos quieran vender lo contrario, a día de hoy no existe el señuelo perfecto ni hay intención de producirlo, dado que lo que las firmas pretenden es que no compremos uno o dos de ellos, sino, a ser posible, un centenar. De hecho, basta con echar un vistazo a catálogos para certificar que no hay novedades significativas de un año para otro. Ahora bien, no cabe duda que si algunos valen tanto es por algo, aunque ya tengan el molde más que rentabilizado y las distribuidoras lleven tiempo dándoles salida a pleno rendimiento. En cualquier caso, para determinadas circunstancias podemos prescindir de sus servicios y no perder el tiempo con los menos renombrados, pues algunas referencias de a priori baja estofa aglutinan un montón de virtudes a cambio de un coste de adquisición marcadamente reducido. Tal circunstancia nos permitirá usarlas con plena confianza en enclaves complicados que puedan albergar peces y que, en cambio, a buen seguro no exploraremos con los “pata negra” por miedo a dejarlos colgados de un racimo de percebes, lo cual puede convertirlos en sensiblemente más pescadores que el mejor de ellos si les damos las debidas oportunidades de demostrar todas sus posibilidades. Pero eso, como comprenderán, ya es una decisión muy personal.

Más artículos interesantes

La situación actual del pescador costero: simplemente, llámalo ilusión
visitas 1.240
Mal que nos pese, no corren buenos tiempos para el pescador costero de lance ligero. La percepción de que nuestros caladeros se hallan al borde del to...
¿Verano de dentones en el Cantábrico?
visitas 547
Desde luego, el verano que estamos viviendo es de lo más atípico. Al comienzo las lluvias fueron la tónica habitual, pero “Lorenzo” pronto nos devolvi...
La eterna pregunta: ¿Cuántos señuelos son suficientes en la pesca spinning?
visitas 756
El spinning es una técnica que mueve una ingente cantidad de dinero, de ahí que por lógica reciba constantes atenciones por parte de la industria que ...
Accesorio esencial: Una riñonera a gusto del consumidor
visitas 331
Como bien sabemos, cada pescador tiene sus filias y sus fobias, y en base a ello, lo que para uno pueden ser equipos y/o complementos ideales, para ot...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Rafa
    #1 Rafa 11 abril, 2017, 17:09

    Buenas , estaba yo pescando en el Esla en Zamora con mi padre , yo con mi súper señuelo que valía una pasta y mi padre con dos cucharillas medio oxidadas atadas con una alambre vieja , primer lance yo nada ,mi padre un bass bueno…quinto lance yo nada mi padre lucio tocho , todavía tengo la cara de tonto que se me quedo , lección el que pesca es el pescador.
    Un abrazo para todos los Pezcadores.
    Rafa.

    Contesta a este comentario
    • Angel
      Angel 13 abril, 2017, 22:24

      N o siempre,muchas veces es suerte,no es que el pescador es bueno,es que el pez quizo morder ese,le puedes poner el mejor cebo,pero no quiere morder el tuyo.Otras veces te muerde a ti y consigues las mejores piezas y tu Padre nada,lo interesante de esto es que se cultiva la Paciencia y tiras al agua el Stress,Suerte para la otra.

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.