Qué necesitas para pescar barbos a mosca este otoño

Qué necesitas para pescar barbos a mosca este otoño

por 6 de octubre de 2017 0 comments

Si esta leyendo este humilde post en el arranque de octubre de 2017, le he puesto la respuesta muy fácil. Lo que se necesita es lluvia. Esta ausencia de chaparrones y tormentas está llevando al mínimo la actividad de insectos. Sin vegetación no tenemos eclosiones tardías ni tampoco aparece la reina del otoño, la hormiga alada. Todo ello unido a que muchos tramos están muy poco oxigenados cuando no completamente secos. Pero esperando que esta situación se soluciones a lo largo de este año y que sean muchos los años en os que se pueda leer esta entrada en nuestro blog, hablaremos sobre qué necesitas para pescar barbos a mosca en otoño en circunstancias normales.

 

Por qué barbos a mosca en otoño

En plena crisis de la pesca de la trucha en España, ya sea por la escasez preocupante de truchas autóctonas como la limitación que llevamos sufriendo en los dos últimos años por la prohibición de repoblar con trucha arcoiris, que ha acabado con los cotos intensivos en nuestro país, el barbo sigue ganando posiciones para los pescadores a mosca, especialmente los que no busquen una modalidad “más pesada” que también le ofrece la pesca de lucio a mosca.

Autóctono y abundante, de momento, el barbo es muy pescable en muchos ríos en España y en diferentes especies. El más abundante el barbo común, pero también tenemos el bellísimo barbo gitano del sur o los gigantescos barbos comizos del Guadiana. Pero también una especie que debemos mimar y por eso, la pesca de barbos a mosca incluso ofrece más ventajas que otras modalidades.

Otra ventaja de la pesca del barbo a mosca con respecto a la trucha es que disponemos de más tiempo para la pesca. Podemos pescar barbos a mosca prácticamente todo el año, con muy buenas posibilidades de grandes jornadas salvo en lo más duro del verano y del invierno. Uno de estos momentos es ahora, en otoño, con la temporada de la trucha ya clausurada. Además reconvertirse es fácil, con un equipo ligero de trucha podemos hacer una incursión a la pesca del barbo, en la mayoría de los casos, sin ningún problema. Si vamos a por los grandes comizos si tenemos que pensar en una equipo más pesado que podremos reutilizar para la pesca de lucios a mosca.

barbo-a-mosca-1

Prepara tu equipo

No existe un equipo universal para la pesca del barbo, ya que dependerá de que especie o donde vayamos a pescarlo. Es muy distinto ir a por el bravo barbo gitano de menor tamaño en los ríos de Sierra Morena y sus estribaciones que ir al Embalse del Cijara a por los gigantesco barbos comizos.

Si vamos a por barbos pequeños, en tramos de río de poco caudal, podemos usar un equipo de mosca para trucha, es decir cañas del #5 o #6 con bajos del 0,18 al 0,20. Pero si vamos a por grandes barbos, especialmente si pescamos en un embalse, debemos irnos a caña del #6 e incluso #7, con bajos de calibre importante, del 0,22mm a 0,25mm, que resistan los embistes de rivales muy poderosos.

barbo-a-mosca-para-portada

Sobre el tipo de línea, la más recomendable es la WF si pescamos en embalses o en ríos con importante caudal. Su cabezal pesado permite sacar el máximo partido en lanzamientos muy largos. Lo que no hay que olvidar es tener un backing de gran distancia, de unos 50 metros que resistan las picadas y embestidas de los barbos más grandes.

¿Qué moscas son las ideales?

Si hablamos de una imitación esencial en otoño es la hormiga alada. Ya sea para un barbo grande o pequeño, gitano, común o comizo, tras especialmente una tormenta o chaparrón, cuando pica de nuevo el sol, son auténticas “nubes negras” de hormigas las que se apoderan de nuestros campos y llegan a ríos y embalses siendo un auténtico festín para los peces. El barbo tras la lluvia subirá a superficie y tomará este autentico e inesperado festín generando grandes oportunidades de pesca.

hormiga-alada

Otras de las imitaciones sensacionales en este tiempo son las imitaciones de grandes insectos especialmente sobre una base de foam, que combinan flotabilidad y vistosidad de entre todas ellas, me encantan en septiembre-octubre las imitaciones de avispa.

avispa-foam

No son las únicas, escarabajos o todo tipo de imitaciones de grandes insectos nos permiten conseguir tentar a grandes comunes y comizos, que tras el parón estival vuelven a buscar alimento antes del invierno.

moscas-foam

La observación es fundamental, en la mayoría de las ocasiones veremos como los grandes barbos se acercan y toman alimento, pero con cautela. Si tenemos enfrente un gran obstáculo, un cortante protegido con alguna roca o similar, lanzar allí, suele ser sinónimo de encontrar un gran barbo.

Más artículos interesantes

Barbos a mosca en otoño: equipo y artificiales para aprovechar el cambio de estación
visitas 1.810
Las tormentas que hemos tenido en agosto y especialmente en este arranque de septiembre son toda una liberación para buena parte de nuestros ríos y em...
Una introducción de la pesca de barbo a mosca antes de que llegue el otoño
visitas 1.373
Aunque el verano no da tregua, muchos pescadores esperamos ya los cada vez más cercanos primeros días templados de arranque de otoño, con ríos que rec...
Pesca de Barbos desde pato: Una introducción a sus ventajas
visitas 240
Otoño, para mí, y en su arranque, es el sinónimo de pesca de basses y, por supuesto, de barbos. Si, a pesar de las crecientes dificultades, en primave...
La pesca del barbo gitano: bravo, combativo, pero cada día menos abundante
visitas 1.437
El barbo ha pasado de ser uno pez secundario para muchos a ser uno de los grandes protagonistas. Se han multiplicado las formas de pesca. Si hasta hac...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.