Los ríos trucheros de España (V): El río Barbellido (Ávila)

Los ríos trucheros de España (V): El río Barbellido (Ávila)

por 8 de enero de 2017 2 comments

El río Barbellido es uno de esos pequeños cauces que ni siquiera sale en la Wikipedia. De hecho, la referencia más importante se debe a uno de sus usos más conocidos, el baño en verano. El pozo de las paredes, junto al puente medieval que sigue cruzando el río (no romano, al menos en su reforma actual) es uno de los lugares más visitados de esta zona de la Sierra de Gredos, que hace que los habitantes de uno de los primeros afluentes del río Tormes no sean las truchas si no los humanos. Por ello, olvídense de pescar en esas pozas al final de temporada, en un coto el del Barbellido que con 9,5 kilómetros de longitud ocupa más de la mitad de la longitud del río, pero desde la tercera semana de marzo hasta el 15 de julio (cierra 15 días antes que la norma general de los ríos de Ávila), podemos disfrutar de todo lo que ofrece esta Garganta serrana.

La trucha del barbellido ofrece diferentes razones para su protección. En primer lugar las purezas de sus aguas, muy frías con áreas de escasa vegetación y con ello de crecimiento difícil, que da unas truchas de pequeño tamaño paro muy luchadoras. En segundo lugar, el polémico Azud del río barbellido, una presa que dio electricidad a los pueblos de la zona desde el año 1906 pero que, con una escala completamente inoperativa, se convirtió en un obstáculo para que las truchas del tramo más inferior del barbellido e incluso del Tormes pudieran remontar en la búsqueda de unos excelentes frezaderos. Aunque la Confederación Hidrográfica del Duero no ha renovado su concesión (a pesar de la oposición de los Ayuntamientos de su cercanía), queda aún una importante labor de restauración para recuperar la zona.

Todo ello ha llevado a que se haya tomado una decisión difícil pero fundamental, hacer que el coto de barbellido sólo se pueda pescar sin muerte, con cucharilla de un solo anzuelo añadida en los últimos años, pero fundamentalmente con mosca artificial.

Esto es una limitación para los pescadores, pero una limitación necesaria. Por ejemplo, hace que en los inviernos y arranques de primavera más fríos sea muy difícil ante las nulas eclosiones con aguas gélidas y en ocasiones, aunque cada vez sean menos, incluso rodeados de paredes de nieve. La enorme nevada de 1996, en la que cayeron 496 litros en forma de nieve, hizo imposible su pesca en un coto que discurre entre los 1.300 metros en su desembocadura en el Tormes a más de 1.700 metros en su tramo más alto, con imágenes en sus carreteras como esta.

La gran nevadad de 1996 en Hoyos del Espino

Río barbellido, la mejor época de la trucha de mayo a junio

Este es un hecho excepcional. Pero si es normal tener nieve en el arranque e incluso hasta primeros de abril. También hay que estar muy atentos con el deshielo. Si es muy repentino podemos encontrarnos con jornadas muy difíciles de pesca. Todo ello hace que mayo, junio y las primeras dos semanas de julio (si los bañistas nos lo permiten), la mejor época para la pesca a mosca. Para el pescador de cucharilla sin muerte (las reder sin muerte de Mapso en numeraciones pequeñas son excepcionales) tienen su mejor momento tras el deshielo, en abril-mayo, cuando disfrutamos de más zonas de pesca más allá de sus grandes pozas.

Poza del barbellido desde el puente

Con respecto a la mosca, las ninfas son las mejores en el arranque de la temporada y versátiles casi toda la temporada. Pequeños dípteros, entre los que incluir diferentes modelos de pardón nos harán la delicia de la pesca sin muerte en el río Barbellido, a veces encajonado, a veces abierto o en grandes pozas, pero que cualquiera de sus truchas nos hará disfrutar de un día de pesca.

Más artículos interesantes

El futuro (y desconocido) cambio de la Ley de Patrimonio Natural y el furibundo ataque del lobby eco...
visitas 949
Mantener siempre los niveles de conservación, para adaptar la lucha contra especies exóticas invasoras al desarrollo de la actividad y el empleo soste...
Llenar de hilo o sedal un carrete atándolo con el nudo duncan
visitas 871
En principio parece algo simple y sencillo, pero cuando empezamos en este mundo de la pesca cualquier cosa a la que nos enfrentamos muchas veces nos r...
Los ríos trucheros de España (V): El río Barbellido (Ávila)
visitas 172
El río Barbellido es uno de esos pequeños cauces que ni siquiera sale en la Wikipedia. De hecho, la referencia más importante se debe a uno de sus uso...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Pepe
    #1 Pepe 11 enero, 2017, 12:24

    En primer lugar quisiera agradecerte que hayas escrito este artículo sobre uno de mis cotos S/M preferidos aunque se me queda un poco escaso. No sé muy bien si la idea de esta sección es dar a conocer los distintos cotos de CYL, porque si es esa la motivación, la información que se desprende de su buen artículo es más bien escasa o nula. Cuando he visto el titular esperaba encontrarme una reseña sobre (por ejemplo) una jornada de pesca en la que hablara de los distintos tramos, cuáles pescar en función de las horas y las fechas, los diferentes señuelos que funcionan, cómo llegar, … etc. En fin, información de utilidad… No los livianos comentarios, sin apenas relevancia como los de la nevada del 96…

    Contesta a este comentario
    • Responsable Contenidos
      Responsable Contenidos 12 enero, 2017, 06:47

      Buenos días Pepe. En primer lugar agradecerte tu comentario. Nuestro interés es sólo una aproximación a buenos ríos trucheros y no hacer un análisis exaustivo del coto tal y como señalas y que nos gustaría hacer en el futuro. Si así lo deseas tus aportaciones serán bien recibidas para poder hacer un buen artículo sobre el coto sin muerte de Barbellido. Gracias por todo. Un cordial saludo.

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.