Los ríos trucheros de España (II): El río Lozoya en Madrid

Los ríos trucheros de España (II): El río Lozoya en Madrid

Los ríos trucheros de España (II): El río Lozoya en Madrid

por 4 de diciembre de 2016 0 comments

El valle del Lozoya es uno de los lugares más bellos de la Comunidad de Madrid y aún, reitero aún, el lugar de referencia para la pesca de trucha común autóctona. Su deterioro y las prácticas para la pesca es claro, las administraciones hacen poco para su mantenimiento a largo plazo y muchas de las cosas positivas las hacen de forma discontinua. Aun así, considero que se puede hacer mucho a uno de los ríos más bellos y de aguas más puras de Madrid.

Desde luego siempre tendremos un hándicap imposible de superar. La cuenca del Lozoya suministra la mayor parte del agua potable, y de increíble calidad, para la Comunidad de Madrid. Por ello, toda la cuenca desde el Atazar a Pinilla está jalonado por un gran número de presas. El movimiento de la trucha está y estará siempre limitado, pero entre embalses puede desarrollarse una mejor población que junto con el cuidado del barbo común proteja uno de los entornos más importantes de pesca dentro de la Comunidad de Madrid. La situación actual de prohibición de sueltas de truchas arcoíris puede ser incluso una ventaja. Por ejemplo, el coto de molino de la Horcajada, situado entre los embalses de Río Sequillo y Pinilla se ha nutrido estos años de las sueltas de truchas arcoíris. Ahora, o se cierra en el 2017 o tiene que ser sustituido por trucha común. Y no puede ser cualquier suelta, como las que hacen aguas arriba del Lozoya debe ser la autóctona la que aún lucha por sobrevivir especialmente desde Rascafría hasta sus fuentes que le nutren. Igualmente salvaguardar sus afluentes medios, como el Madarquillos se debe actuar de forma integral.

suelta-truchas-lozoya

Las sueltas de trucha del río Lozoya, sin un plan de recuperación integral poco ayudan a río y pescador

Los dilemas del Río Lozoya para el 2017

De momento estamos a la espera de cómo se actuará en el 2017 y si el coto de pesca del Molino de la Horcajada, desde la confluencia entre los términos municipales de Canencia y Lozoya a la confluencia del arroyo de Santiago o de Gargantilla con el río Lozoya se cierra o empieza recuperarse para la trucha común. Si quitamos las cada vez más esporádicas truchas en la zona del Atazar, nos queda como verdaderamente pescable el tramo más superior, desde el Embalse de Pinilla a la zona vedada que protege el alevinizaje cerca de su nacimiento.

La trucha del río Lozoya, es pequeña. En los últimos años ha sufrido un estiaje duro y aunque la protección ha aumentado al máximo, conseguir una trucha de buen tamaño es cada vez más complicado.

Los acotados del río Lozoya

El primer coto es de Pinilla, muy corto de truchas y en los últimos años muy sujeto a las sueltas de camiones cisterna de “truchas tontas” que algunos afortunados se hacen fácilmente con ellas. El coto de Pinilla se desarrolla entre el Embalse del mismo nombre, del río Lozoya y el acceso desde Pinilla y Lozoya, en la carretera M-604.

Junto a Pinilla se abre un nuevo coto, el de Alameda. De grandes tablas también la mala gestión de los últimos años ha hecho que dependa mucho de las sueltas, aunque se siguen pescando algunas truchas “salvajes” cada vez más apreciadas por el pescador por tener que maximizar el arte del engaño.

Remontando el río llegamos al coto de Rascafría, que discurre por esta bellísima localidad y lugares tan históricos como el puente del Perdón y el Monasterio del Paular. El coto discurre desde la presa del embalse del Pradillo, hasta el cruce del río Lozoya con la carretera M-611 en el término municipal de Rascafría. Es un lugar perfecto para tentar a la trucha autóctona, pero de con pocas pozas y muy sujeto al régimen pluvial. En el arranque de temporada el agua discurre perfecta pero muy fría, y la actividad es baja. Abril-Mayo suelen ser difíciles por sus importantes corrientes fruto del deshielo. Con lo que el mes perfecto es junio, las últimas semanas de la temporada, coincidiendo con las grandes eclosiones.

tramo-coto-angostura

Tramo del coto río Angostura

El último coto es mi favorito. Su nombre ya habla de que nos vamos a encontrar: Angostura. Tiene su límite superior en la unión de los arroyos Guarramillas y Peñalara, y el límite inferior en la estación de aforos a 300 metros aguas arriba de la presa del embalse del Pradillo. Es una zona de aguas rápidas, pero con algunas muy buenas pozas, pero con un cauce estrecho en general y no de los más fáciles de pescar. Al igual que el coto de Rascafría tiene en el mes de junio su mejor momento.

Más artículos interesantes

La pesca en el embalse de La Serena y sus peces
visitas 417
Hace escasos días estuve dando una vuelta por la provincia de Badajoz, y allí pude echar un par de jornadas de pesca en el Embalse de la Serena sobre ...
Pesca en el embalse de Bellús, la joya del río Albaida
visitas 299
La Comunitat Valenciana cuenta con excelentes embalses para los amantes de la pesca. Enclaves como Cortes de Pallás, Benagéber o Tous son lugares que,...
En busca de hot spots en embalses
visitas 481
¿Cuántas veces hemos visitado un embalse por primera vez y no hemos sabido cómo actuar? Dónde lanzar nuestros señuelos es una pregunta habitual. Suele...
La pesca del Roosterfish en las costas del Pacífico
visitas 301
Siguiendo con la búsqueda de las especies más deportivas tanto de agua dulce como salada en el continente sudamericano, toca hablar en esta ocasión de...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.