Los ríos salmoneros de España (XXIII): El salmón en el río Asón del todo… a la subsistencia

Los ríos salmoneros de España (XXIII): El salmón en el río Asón del todo… a la subsistencia

Los ríos salmoneros de España (XXIII): El salmón en el río Asón del todo… a la subsistencia

por 10 de abril de 2016 0 comments

La presencia del salmón en el río Asón es historia. No hablamos de documentos y disputas medievales, si no de restos que nos llevan al paleolítico donde ya se capturaba y comía el abundante salmón del río Asón.

La cuenca del río Asón abarca una superficie de 562 km2 y ya va marcando cambios como los derivados a que esta se extiende por el territorio de las comunidades autónomas de Cantabria pero ya también del País Vasco. De hecho, el 75% de la misma pertenece a Cantabria, pero el 25% restante ya discurre por la vecina Vizcaya.  Sus límites oriental y occidental están definidos por las divisorias con las cuencas vertientes de los ríos Agüera y Miera, respectivamente. Por el Sur, la cuenca del río Asón está delimitada el Picón del Fraile y por la estribaciones del Portillo de la Sía y del puerto de Los Tornos.

El río Asón, curso principal que da nombre a la cuenca, nace en el Parque Natural de los Collados del Asón, a partir de una surgencia cárstica que origina una cascada de más de 70 metros, en el lugar conocido como Cailagua, en el municipio de Soba. Su longitud total no es muy larga, de 39 km hasta su desembocadura al mar por la Ría de Treto, dentro del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

Nacimiento-Ason

Nacimiento del río Asón

Entre medio de estos dos bellos parques naturales está la zona potencialmente apta para el salmón en el río Asón.  En la zona comprendida entre su cabecera y Ramales de la Victoria, sus cursos de agua se caracterizan por su fuerte pendiente. En esta área existe un gran número de surgencias y dolinas, originadas como consecuencia del predominio de la litología calcárea y el desarrollo de procesos cársticos.

Un curso corto pero rico en frezaderos para el salmón en el río Asón

Más abajo, es cuando el salmón en el río Asón recibe la incorporación, por su margen izquierda y a la altura de Arredondo, del río Bustablao, mientras que en Ramales acoge, por su margen derecha, las aguas provenientes del río Gándara, su principal afluente, que nace también a partir de una surgencia cárstica a unos 950 m. de altitud, entre el Portillo de la Sía y los Collados del Asón. Con una longitud de más de 18 kilómetros, recibe a lo largo de su recorrido, a su vez, la incorporación de diversos afluentes, entre los que destaca el río Calera, que nace  ya en la vecina provincia de Vizcaya.

Aguas abajo de Ramales, en la parte media de la cuenca, el Asón recibe la incorporación, por su margen derecha, de los ríos Karrantza, que naceen el vecino valle vizcaíno del mismo nombre, y Vallino, en Ampuero.

El río que más salmones ha perdido en el último siglo

El Asón, el histórico Sauga de los romanos, frontera oriental de Cantabria ya era conocido por sus abundantes salmones que lo remontaban. Pero los vestigios del salmón se remontan a miles de años antes. Los primitivos habitantes de valle, que habitaron desde el Paleolítico las cuevas de Cullalvera, Covalanas y El Mirón, en el municipio de Ramales, que además de contar con importantes pinturas rupestres, albergan importantes yacimientos arqueológicos, entre los que se han encontrado vértebras de salmones de más de 20.000 años de antigüedad, lo que denota su abundancia. De hecho los investigadores cántabros han conseguido extraer DNA ancestral a partir de vértebras halladas en la cueva del Mirón y con el han podido describir la filogenia de los salmones de hace 40.000 años.

coto-batuerto-rio-salmon

Coto salmonero de Batuerto en el río Asón

La primera industrialización no dañó el salmón como el Miera y el Asón era junto al Narcea, Sella y Navia los ríos salmoneros por excelencia, siendo raro el año en el que las capturas no llegaban a los dos millares por año, algo que sucedió hasta los años 50. Ya en los 60 empezó a declinar, pero aún su pesca superaba los 1.000 ejemplares pero la caída desde los 70 fue espectacular, de hecho en los 90 raramente se alcanzó los 100 salmones y en el año 2.000 se llegó al mínimo histórico con tan sólo 7 salmones. En los últimos años se ha recuperado el salmón en el río Asón ligeramente, alcanzándose el cupo que desde el 2014 es de 30 salmones.

¿Por qué esta caída tan drástica del salmón en el río Asón? A diferencia de otros ríos en los que la causa-efecto es tan clara como el Navia por la construcción de grandes presas, en el Asón es la confluencia de muchos de los males que han hecho retroceder al salmón. En primer lugar es una de las cuencas más alteradas por nivel del caudal, eso marca fuertes estíos y baja calidad de agua. De hecho está entre las cuencas con valores más altos de carga orgánica. Con esfuerzo, hay que seguir trabajando mucho para recuperar sus poblaciones sanas.

Más artículos interesantes

Destinos de pesca: La pesca en la isla Kodiak (I)
visitas 137
Continuamos con nuestros destinos de pesca ideales para la primavera y verano en el hemisferio norte y volvemos a Norteamérica, en este caso Alaska y ...
Los ríos salmoneros de España (IX): El ocaso del salmón en el río Ouro
visitas 648
Avanzamos en nuestro recorrido por los ríos salmoneros de la Mariña Lucense, y antes de llegar a los importantes Masma y especialmente Eo, paramos par...
Pesca en el embalse de Bellús, la joya del río Albaida
visitas 37
La Comunitat Valenciana cuenta con excelentes embalses para los amantes de la pesca. Enclaves como Cortes de Pallás, Benagéber o Tous son lugares que,...
En busca de hot spots en embalses
visitas 440
¿Cuántas veces hemos visitado un embalse por primera vez y no hemos sabido cómo actuar? Dónde lanzar nuestros señuelos es una pregunta habitual. Suele...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.