Los ríos salmoneros de España (X): la riqueza del salmón en el río Masma

Los ríos salmoneros de España (X): la riqueza del salmón en el río Masma

Los ríos salmoneros de España (X): la riqueza del salmón en el río Masma

por 10 de enero de 2016 0 comments

Llegamos al último río 100% gallego antes de llegar al Eo, que hace frontera con Asturias. Como el título indica, el salmón en el río Masma tiene una población rica y activa si la comparamos con el resto. En cantidad, sin ser una población excesiva, ha cerrado el 2015 con 14 capturas sobre un cupo de 2015. Una cantidad nada desdeñable si tenemos en cuenta los 8 del Miño, los 5 del Mandeo, los 14 del Lérez o los 23 en todo un río Ulla. Pero el salmón del río Masma, cual milagro, en esta enorme decadencia que llevó a que desaparecieran muchas poblaciones autóctonas se ha mantenido con una riqueza genética única entre los ríos de la zona, lo que debe redoblar su cuidado.

El primer punto positivo del Masma es que tiene una cuenca más extensa que el Ouro, Landro o el Sor. Desde su nacimiento hasta la zona ya intermareal antes de llegar a la ría de Foz, tiene una longitud de 52 kilómetros. Su cuenca cubre 292 km2 de extensión con una pendiente menor que sus vecinos más al oeste, de un 1,79%. La precipitación si es un punto algo más débil, se estima en 1.049 mm anuales como media, que se traducen en 200 hm3 de aportación total.

Dos tramos muy diferenciados

Las fuentes del Masma estrictamente se encuentran en la sierra del Xistral, al pie del monte Cadramón y a unos 935 m de altitud. En este tramo inicial el Masma recibe el nombre de río Pedrido, aunque poco más adelante se le denomina río Tronceda. El Tronceda se despeña a través de un estrecho valle atravesando tramos de grandes bolos y rocas donde abundan las cascadas y los sumideros, de hecho, en su tramo final como Tronceda presenta una serie de obstáculos naturales infranqueables que constituyen el límite potencial de accesibilidad para el salmón en este cauce.

rio-masma

Río Masma cerca de Mondoñedo

El nombre de río Masma sólo toma carta de naturaleza cuando sale de las estrecheces del curso alto y se abre al amplio valle de Mondoñedo, donde la pendiente se atenúa abruptamente y recibe las aguas de numerosos ríos y arroyos: Valiñadares, Figueiras y, sobre todo el Baos, su principal afluente, que riega el valle de Lourenzá. Tras la desembocadura del Baos el Masma atraviesa un valle boscoso de horizontes encogidos hasta que, por tierras de Mariñaos se va abriendo hacia las tierras bajas y la ría de Foz.

El salmón en el río Masma, un “milagro” en un entorno muy humanizado

El valle bajo del Masma aparece muy humanizado y con un paisaje tradicional agrícola-forestal en contraste con las escarpadas y solitarias laderas de la cuenca alta. Los principales núcleos de población son Mondoñedo y Lourenzá, con algo más de 2.000 y 1.000 habitantes respectivamente pero existe un gran número de entidades de población pequeña. En la desembocadura del Masma se encuentra Foz, el gran núcleo rector de la zona (5.200 habitantes), pero que estrictamente se encuentra fuera de la cuenca.

zona-de-pesca-de-salmon-rio-masma

Zona acotada de pesca de Salmón en el río Masma

Con todo ello, el Masma es un río que alberga poblaciones de salmón relativamente importantes en este sector cantábrico occidental, a pesar de su pequeño tamaño y problemas de caudal. Las capturas oficiales registradas en este río no son altas en términos absolutos (máximo de 130 salmones en 1976), pero increíblemente las densidades de juveniles halladas en el último decenio son en muchos casos comparables a las del río Eo, el que como veremos es el mejor río gallego del sector.

Resulta destacable el hecho de que las capturas de añales de salmón en el  río Masma son relativamente elevadas frente a lo que ocurre en los demás ríos galaicos. Como dato significativo podemos destacar que el río Masma tiene la población genéticamente más diferenciada o distante de las del resto de poblaciones gallegas, con los mayores valores de diversidad alélica. Esto hace muy cuestionable las sueltas de ejemplares, autóctonos, pero procedentes de ejemplares reproductores del vecino río Eo.

El paso para que el salmón perdure está más en ayudar en su ciclo natural que introducir ejemplares de otros ríos. El salmón en el río Masma es un ejemplo de supervivencia, tan sólo hay que ayudarle con políticas correctas para hacer que sus poblaciones pervivan e incluso, mejoren.

Más artículos interesantes

Destinos de pesca: Río Tsiu (Alaska), un rincón difícil de superar para la pesca del salmón coho y l...
visitas 254
Alaska es el destino soñado para muchos pescadores continentales. Razones no faltan. Pero no pensemos en Alaska como un destino único. Sería un gran e...
Los ríos salmoneros de España (XXVI): El salmón en el río Lea, una historia de esperanza e incertidu...
visitas 544
Hoy nos toca hablar del salmón en el río Lea, que comparte historia con su vecino el río Mayor, tanto por sus características, por la desaparición del...
Los ríos salmoneros de España (XXV): El salmón en el río Mayor, el sueño cumplido de ver de nuevo lo...
visitas 720
La historia del salmón en Vizcaya es la de una desaparición temprana, fruto de una industrialización incipiente pero ahora lo es de la esperanza, de u...
Los ríos salmoneros de España (XXIV): El salmón en el río Agüera, mal pasado y difícil futuro
visitas 550
Con la enorme caída que han sufrido las poblaciones de salmón de los grandes ríos de Cantabria el estado de la población del salmón el río Agüera en e...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.