Los ríos salmoneros de España (XIII): El salmón en el río Navia, prisionero y mermado por el hormigón

Los ríos salmoneros de España (XIII): El salmón en el río Navia, prisionero y mermado por el hormigón

Los ríos salmoneros de España (XIII): El salmón en el río Navia, prisionero y mermado por el hormigón

por 31 de enero de 2016 0 comments

Hablar del salmón en el río Navia es hacerlo de uno de los ríos que más declive a sufrido. Aunque sigue habiendo un pequeño tramo salmonero que da capturas moderadas, su declive ha sido más que abrupto y lo peor, sobre un río que para muchos era el mejor salmonero de España con un potencial con unas circunstancias y un potencial que pocos pueden igualar, y todo, por obra y gracia de diferentes presas que ni los estrambóticos inventos para lavar la cara por parte de las compañías adjudicatarias han solventado ni lo más mínimo. Desde luego que las presas tienen su fin y beneficios, pero también perjuicios. Aquí analizamos la salud de nuestros ríos y sus especies, y para el salmón en el río Navia, la actuación del hombre fue un auténtico desastre.

¿Qué hace al Navia tan especial? No tiene un motivo, tiene muchos. El primero es su enorme cuenca, de más de 2.500 kilómetros cuadrados y con un recorrido de 100 kilómetros, que hoy es mínima por culpa de las presas. De hecho, aunque ya avanzamos hacia hacia el oriente asturiano, el Navia tiene bastante de gallego. Nace en las montañas de Cebreiro (Lugo), atraviesa el municipio de Becerreá, penetra en Asturias y,

tras regresar a Lugo, se interna definitivamente en el Principado recorriendo la zona occidental de Sur a Norte. Tan pronto entra en Asturias, llegan los “problemas” para los peces y en especial el salmón. A unos 7 km de su segunda entrada en Asturias, se encuentra la presa de Salime, a cuyo embalse vierte el río Ibias, principal afluente por su derecha. Unos 22 km aguas abajo de la presa de Salime se encuentra la presa de Doiras. En el tramo entre ambas presas recibe a los ríos Agüeria, Urubio y Loredo. A unos 17 km aguas abajo de Doiras se encuentra la presa de Arbón, a partir de la cual comienza la actual zona salmonera del río, cuya longitud es de solamente 14 km, o lo que es lo mismo, el 2% del total de la longitud que el salmón podría utilizar en ausencia de actividades humanas. Con las presas se da la circunstancia, además, de que se pierden las mejores zonas de puesta y producción de alevines de la cuenca alta.

Cuando-salmones-abundanban-navia

Cuándo el salmón en el río Navia era abundante

¿Hay futuro para el salmón en el río Navia?

La construcción de embalses ha llevado a que la población de salmón atlántico de la cuenca se encuentra prácticamente bajo mínimos y en grave peligro de desaparición. Antes de la construcción de embalses, entre 1955 y 1966, daba frecuentemente capturas del orden de 700 salmones por temporada, alcanzando ocasionalmente el millar. Las estadísticas presentan clara la realidad. Antes de 1967, fecha en la que se construyó la presa, en el río Navia se llegaron a pescar hasta 1.200 salmones al año, pero después de levantar la infraestructura la pesca cayó en picado. Así, en 1968 los pescadores sacaron 400 presas, pero cada año el número de peces fue disminuyendo hasta llegar a la cota cero entre 1973 y 1976. Para intentar paliar estos efectos se vedó la pesca del salmón en el Navia entre 1986 y 1987, pero la medida tampoco dio los resultados que se esperaban. En las últimas dos décadas, apenas se capturan 6 ejemplares anuales y desde los últimos años, las capturas han desaparecido y ha vuelto la veda del mismo. ¿Se puede recuperar? A los niveles anteriores es imposible, con alguna pequeña población, sí, pero desde luego costoso.

Embalse-de-Arbon

Presa de Arbón, el primer y más importante obstáculo del salmón en el río Navia

Como muchos señalan, en el Navia se cambiaron salmones por kilowatios y es difícil de revertir. Los planes de recuperación del salmón en el río Navia anunciados en el 2009, se han quedado en eso, en planes. Existe una estación de aforo y nada más. Las presas de Grandas, Doiras y Arbón son tres sentencias de muerte. Se habló de un ascensor, pero ya hemos visto ejemplos en Galicia de su inoperancia para especies como el Salmón o la Anguila. También de una estación de alevinaje, esta siempre positiva pero siempre que se acompañara de una recuperación del cauce y de acceso a las zonas de puesta.  Hace falta que se supere la presa de Arbón y además un suelo libre de lodos.

La veda del salmón en el río Navia es sólo un parche, necesario, pero parche. Si no se recuperan zonas de puesta, sólo se garantizan retornos con sueltas continuas de más salmones, algo increíble tratándose del río con una cuenca tan ríca y que tantos salmones ha dado año tras año.

Más artículos interesantes

En busca de hot spots en embalses
visitas 354
¿Cuántas veces hemos visitado un embalse por primera vez y no hemos sabido cómo actuar? Dónde lanzar nuestros señuelos es una pregunta habitual. Suele...
La pesca del Roosterfish en las costas del Pacífico
visitas 236
Siguiendo con la búsqueda de las especies más deportivas tanto de agua dulce como salada en el continente sudamericano, toca hablar en esta ocasión de...
La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 112
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
En busca de el dorado: pesca del depredador más deseado de Sudamérica
visitas 220
El dorado es un fabuloso depredador muy representativo de las aguas dulces de Sudamérica, tanto en las cuencas altas como bajas. Es también conocido p...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.