Los primeros pasos para la pesca de sargos y otros espáridos a fondo

por 12 de junio de 2012 3 comments

Son sin duda la pesca de sargos, herreras, mojarras, chopas y doradas las especies que más satisfacciones dan al pescador, tanto por su valiente pelea como por la posibilidad de conseguir piezas de porte. Pasar buenos ratos tras las diferentes especies de esta familia no es complicado, veamos cómo hacerlo.

La pesca del sargos

Sargo

Hay veces que uno no desea complicarse la vida con montajes, perlitas y lances estratosféricos. Curiosamente, estas jornadas me resultan altamente satisfactorias. Pescando de esta forma regresamos a nuestros principios en esto de varear, volvemos a ser aquellos principiantes que se contentaban con ver agitarse su puntal un par de veces. Precisamente a todos ellos, a quienes tienen aún muchas dudas a la hora de elegir cebos, anzuelos e hilos, va dedicado este artículo.

El equipo para la pesca de sargos a fondo

Infinidad de artilugios se encuentran en el mercado. Parece como si los fabricantes se hubieran puesto de acuerdo para volver loco al pescador novel. A continuación, daré una idea básica de las características que personalmente considero idóneas para el perfecto equipo sarguero de pesca fondal.

La caña

Una caña de más de quinientos euros no garantiza el éxito, esa es responsabilidad del aparejo apropiado y del cebo que corresponda usar en un momento y zona concretos. Empecemos pues por algo más sencillo, ya que hoy día las gamas bajas y medias de marcas reconocidas nos ofrecen unas fantásticas prestaciones y precios asequibles.

Su longitud

Para que sea una auténtica todo terreno y nos sirva para dar nuestros primeros pasos en rías, espigones e incluso en playas que no requieran de lances muy largos, nuestra nueva adquisición deberá medir unos tres metros noventa como mínimo, sin pasar de los cuatro veinte, pues son las dos medidas más polivalentes y fáciles de lanzar.

La pesca del sargos a fondoCapacidade de lance

El principiante suele creer erróneamente que puede lanzar hasta el peso máximo que indica la vara, causa frecuente de puntales rotos. Lo ideal es lastrar la línea con la mitad de ese gramaje. Es decir, una caña que pueda lanzar hasta 200 gramos, responderá muy bien si usamos una plomada de 100 ó 120. A nosotros nos interesan cañas con una capacidad de lance de unos 150 gramos, esto nos permitirá defendernos bien con lastres de entre 80 y cien. Si frecuentamos zonas de fuerte corriente una 100-200 resultará aconsejable, más por poder aumentar el peso de nuestras plomadas que por la talla de los ejemplares.

Una acción media, con un buen equilibrio entre rigidez y progresividad, nos beneficiará a la hora de elevar piezas desde espigones, de trabajar grandes sargos y, además, hace el lance muy cómodo.

El carrete, fundamental

Picada de infarto, un sargo de más de un kilo ha entrado con franqueza al cebo arqueando nuestro puntal y produciéndonos intensas palpitaciones. Clavamos, trabajamos al pez, ya está rendido. Queda lo peor, izarlo desde muchos metros de altura, nos hallamos en un espigón. Cuando el pez está a medio subir nuestro carrete hace un ruido extraño y se atasca, el pez se agita y se suelta del anzuelo. Hemos perdido una captura preciosa.

La pesca del sargos y  otros espárido

Y es que no cualquier carrete sirve para esta pesca. Un carrete demasiado rápido en su recogida no tendrá potencia para subir piezas de cierto peso. Sería comparable a utilizar un coche de Formula1 para recorrer caminos rurales de montaña. Lo ideal es un ratio máximo de 4,5 : 1, (4,5 vueltas del cepo por una de manivela). Con esa velocidad podremos recoger con soltura el aparejo, evitando enroques y, a la vez, levantar peces de más de un kilo. Los más grandes será mejor vararlos y que un compañero baje a cogerlos si no nos es posible el uso de la sacadera.

Por otra parte, dando por supuesto que, en nuestros comienzos en la pesca del sargo, no usaremos puentes de línea, la bobina deberá poder albergar entre 150 y 200 metros de sedal de treinta y cinco centésimas, una línea madre polivalente que nos permitirá lances más que aceptables y gran resistencia.

Aparejos para la pesca de sargos a fondo

No nos compliquemos la vida, ya tendremos tiempo de ello más adelante: plomo corredizo para fondos de arena o fango y paternóster si hay cascajo.

El primero no es más que un plomo perforado a través del cual se pasa el sedal, después se inserta una perlita en éste y se anuda un quitavueltas con llaverito al cual irá unido el ramalillo al que estará empatado el anzuelo.

Plomo corrredizo para La pesca del sargos

Plomo corredizo

 

El segundo puede realizarse de varias formas e incluso comprarse hecho, muy útil al principio. Consta de una línea de la que parten de una a tres gametas que, por su parte superior, se une a la línea madre a través de una grapa que anudaremos a ésta. El plomo irá situado al final del aparejo.

plomos pesca del sargo

Plomo paternóster

Para la mayoría de los espáridos usaremos anzuelos del cinco al dos. Si aumentamos la talla pescaremos sólo los de mayor tamaño, haciendo una pesca selectiva. Con el tiempo el pescador de sargos tiende a evolucionar en dicho sentido, pues los sarguetes ya no le proporcionan demasiada emoción y busca la descarga de adrenalina de un buen pez entrado en carnes debatiéndose al otro lado del sedal.

Cebos para la pesca de sargos y otros espáridos 

Los gusanos son caros, algunos mucho, y un gasto elevado en cebos puede desalentar a cualquiera, en especial si regresamos a casa de vacío. Existen infinidad de carnadas económicas que gustan a la mayoría de estos peces pero me referiré sólo a cuatro: el gusano de fango (Norte), el chipirón, la sardina y, la estrella de los cebos sargueros, el mejillón.

El primero es un gusano rojizo, de cuerpo blando y muy atrayente para infinidad de especies. Nos proporcionará capturas abundantes y modestas, no sólo de mojarras y sargos, sino de casi cualquier pez que se tope con él. Dentro de los gusanos es el más económico. Al ser tan blando habremos de revisar el cebo cada diez minutos pues, con seguridad, la morralla lo habrá devorado.

La tira de chipirón es un excelente cebo para el otoño pero también útil en cualquier otra época. Resiste muy bien el ataque de los pequeños peces y gusta mucho al sargo. Debido a que su piel brilla en la oscuridad es recomendable su uso nocturno porque atraerá la atención de nuestro objetivo.

El filete de sardina es un clásico de indiscutible efectividad, económico y polivalente.

Respecto al mejillón, sin valvas y bien fijado al anzuelo con hilo elástico será uno de los más efectivos cebos para todo tipo de espáridos, desde la humilde mojarra hasta el imponente breado o sargo real. Siempre aconsejable y muy barato.

cebos para la pesca del sargo


Paciencia y observación

Toda recompensa requiere de esfuerzo para lograrla, y esto es especialmente cierto en la pesca deportiva. Aquéllos que tengan paciencia y temple, que disfruten sólo con estar junto a la mar caña en ristre, con el tiempo serán premiados con los conocimientos que sólo la experiencia puede aportarnos y que serán decisivos para conseguir buenas capturas.

En este otro artículo os hablamos de la pesca de sargos con masilla de sardina

[box size=”large”]¿Algún otro consejo para los que se quieren aventurar a la pesca de sargos?[/box]

Más artículos interesantes

Pesca de sargos al toque, te explicamos como
visitas 8.337
La pesca del sargo es una de las más atractivas para el aficionado a la pesca marítima. Ya sea con técnicas de corcheo o mediante el empleo del surf c...
El macizado para pescar a fondo, una ayuda siempre bienvenida
visitas 2.646
Durante la sesión de pesca pueden acaecer diversas circunstancias que compliquen la labor del pescador, de ahí no esté de más adoptar algunas estrateg...
5 consejos para triunfar en la pesca del sargo
visitas 33.567
La pesca del sargo es para muchos peZcadores un auténtico objeto de deseo. Huidizos y muy astutos. Así son estes pequeños espáridos que nos vuelven lo...
Vídeo de pesca: Sargos con sardina
visitas 324
Si el sargo es uno de los peces más apreciados en su pesca en la costa cantábrica y atlántica, Portugal no se queda atrás, y de todas las formas de pe...

3 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Font
    #1 Font 23 junio, 2016, 10:32

    Aquí por el norte el conocido longueirón ó navaja también valdría, es muy buen cebo para los espáridos.

    Contesta a este comentario
  2. Mercuxo
    #2 Mercuxo 12 junio, 2012, 11:27

    Cuanto costaría el equipo mencionado y donde lo puedo conseguir

    Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.