Los otros peces españoles

Los otros peces españoles

por 15 de septiembre de 2011 0 comments

Truchas, carpas, barbos, tencas, lucios, siluros, black-basses,…. Muchas de estas especies son autóctonas. Otras introducidas. Pero todas ellas reinas de los ríos y de los pescadores. Hasta ahora han llenado y seguirán llenando muchos posts en este blog, pero hay otras especies menores que no debemos olvidarnos de ellas, sobre todo por ser propias de nuestro entorno y por estar más o menos amenazadas por el estado de nuestros ríos o por la introducción de depredadores que merman su población.

Hoy voy a hablar de tres de ellas. Son peces de pequeño tamaño, pero peces de nuestros ríos:

Contenido del árticulo

La boga

Es quizá uno de los peces al que más cariño tengo. Tengo el recuerdo de estar pescando con una pequeña caña, flotador y lombriz debajo de una cascada en río Madarquillos con 9 años de edad. Quizá esta fue una de las razones por las que me enganché a la pesca. En una tarde, un niño podía pescar 15 o 20 preciosas bogas.

La boga

 

 

En ríos como el Tajo, Duero o Guadiana han entrado en la lista de especies vulnerables debido especialmente a la pérdida de hábitat. Un ejemplo lo tenemos en el embalse de García de Sola, donde a principios de los 80 se tuvo que sacar toda su población piscícola por la terrible sequía. Lo que antes suponía más de la mitad de sus capturas, hoy no supone ni el 10%. Percasoles, lucios, basses y ríos deteriorados hace que este pez que llega casi a los 50 centímetros sea menos visto y pescado.

La Bermejuela

Otra especie vulnerable que vive en Galicia, la cuenca del Duero y del Ebro, especialmente en tramos de aguas cristalinas. Mide unos 10 centímetros y es el compañero y sustento de muchas truchas autóctonas. Su mayor amenaza está siendo precisamente la introducción de trucas repobladas, con el riesgo de que se acabe el alimento de nuestros peces.

la bermejuela

 

Cuando era abundante podías pasar el tiempo pescándola con lombriz o gusano mientras descansabas de pescar truchas o lo hacías accidentalmente pescando al tiento. Ahora mismo debemos protegerla por el bien de nuestros ríos y de las farios.

La Pardilla

Afortunadamente, es mucho más abundante que la bermejuela y menos selectiva en la calidad de sus aguas. Vive en zonas lacustres o aguas estancadas del sur de España y Portugal, donde alcanza tallas de 15 centímetros a 20 centímetros. Igual que las anteriores, se pesca con flotador y gusano o lombriz.

La pardilla

 

Muchas veces se pesca para utilizarla como cebo vivo o simplemente para iniciar a los más pequeños en el arte de la pesca por su facilidad de captura.

Otro día, hablaremos de otros peces que con mejor o peor suerte, intentan sobrevivir en nuestros ríos y embalses.

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.