Los mejores ríos trucheros de España (XII): El río Negro

Los mejores ríos trucheros de España (XII): El río Negro

Los mejores ríos trucheros de España (XII): El río Negro

por 26 de febrero de 2017 0 comments

Zamora, la provincia regada por ríos tan importantes como el Duero, Esla y Órbigo, también tiene un rincón muy apreciado para los pescadores de trucha, la comarca de Sanabria. Hacerlo de esta comarca es pensar en el Lago de Sanabria y el río Tera, que tras el bellísimo cañón del Tera nutre al Lago de Sanabria y conforma largos kilómetros pescables, interrumpidos por los embalses que han limitado la riqueza truchera de este río de referencia para la pesca de la Trucha. Pero el Tera no es el único referente, aunque otros cursos como el Bibey y el Tuela, al oeste del Tera, han perdido buena parte de sus atractivos al este, su principal afluente, el río Negro, nos ofrece unos buenos kilómetros pescables con dos cotos y un AREC para poder disfrutar de sus aguas claras y sus bellas truchas.

El río Negro nace en la sierra de la Cabrera, en pico Muelo de Reigada, perteneciente a la localidad de Escuredo, situado casi en el límite de la provincia de Zamora con la de León. En su discurrir recibe agua de pequeños tributarios, como el río Sapo. Casi todo su tramo, de aguas claras pero con un alga natural, que su color negruzco en verano ha bautizado a este río con este nombre abunda la trucha, aunque las migraciones del Tera ya están muy condicionadas por el Embalse de Nuestra Señora de Abaganzal, en el río Tera, cuya influencia llega en los últimos kilómetros ya en Rionegro del Puente.

Los dos cotos y el AREC del río Negro

Quitando la zona vedada, en la cabecera del río, tenemos buenos kilómetros pescables. El primer coto es el de Sejas de Sanabria, abierto desde el primer domingo de abril hasta el 31 de Julio. Dos características juntas le confieren un perfecto lugar para, al menos, desconectar de nuestros quehaceres diarios sin que nos moleste casi nadie: Es un coto largo, de 8,1 kilómetros, desde su límite superior en Asturianos y Manzanal de Los Infantes hasta su límite inferior entre las localidades del Otero y Donadillo (Cortafuegos) Pero a pesar de la longitud los permisos son escasos, tan sólo 6. En el coto sólo se puede pescar con mosca artificial y cucharilla de 1 sólo anzuelo en los días sin muerte. Desde el 2015, el coto de pesca de Sejas de Sanabria pasa de tener un día por semana de pesca tradicional o “con muerte” a dos días (los martes, los domingos y festivos).

Tramo alto del río negro

De los grandes malos que asolan nuestros ríos, la caída de la pesca de la trucha en este río se critica principalmente al furtivismo, que ha campado en zonas poco pobladas y tranquilas. De hecho, no sólo han caído las truchas, también la población de barbos. Sus aguas ya son bastante tranquilas, con grandes tablas, que la ausencia de agua en verano, su principal época de pesca, lleva a que nos centremos en su pesca en las aguas más profundas. Los bétidos en mosca y la ninfa, lastrada o no, son un comodín muy bueno. Pero los amantes de la pesca spinning con cucharilla, también tienen un buen coto tanto en los tramos con muerte como los sin muerte.

Eso sí, el coto, y el río en general es irregular. Puedes tener jornadas sin pesca, pero otras en las que las picadas e incluso buenos ejemplares de una trucha muy pura se concatenen.

Aguas abajo, tenemos el AREC del río Negro, 3,4 kilómetros en los que se permite la pesca con cebos naturales con las mismas características de amplias tablas y ser un tramo bastante más castigado.

Trucha del río negro, su librea se oscurece según va siendo más adulta

Tras un pequeño tramo vedado de algo menos de 2 kilómetros llegamos al último coto del río Negro, el coto de Peque, que abre desde el primer domingo de abril hasta el 30 de junio. Comienza en la desembocadura del río de La Ribera, cuando ya el río Negro deja su orientación hacia el este y gira directamente al sur en la busca del rio Tera, y acaba en la desembocadura del arroyo del Palazuelo, antes de tener la influencia del embalse del río Tera, también tiene un cupo de 6 truchas.

Este tramo del río Negro, también castigado con menos truchas, sigue dando ejemplares de un precioso tamaño, y que mimetiza con el río con una preciosa librea oscura. Su gran problema es la falta de corrientes a partir de mayo que lleve a que las zonas para mosca seca, especialmente tricópteros, no sean tan amplias, y tengas que buscar orillas y no tanto el centro de sus aguas.  En el lado contrario, hay buenas pozas para cucharilla a spinning. La sorpresa te la llevas es si capturas truchas de buen tamaño, con un número bastante aceptable de truchas que rondan los 30 cm.

 

Más artículos interesantes

Destinos de pesca: La pesca en la isla Kodiak (I)
visitas 55
Continuamos con nuestros destinos de pesca ideales para la primavera y verano en el hemisferio norte y volvemos a Norteamérica, en este caso Alaska y ...
Destinos de pesca: Río Namsen la joya de la corona de los ríos salmoneros noruegos
visitas 40
Hablar de salmón es relacionarlo rápidamente con Noruega. Aunque los salmones que llegan a nuestros mercados son de piscifactoría no es menos verdad q...
Consejos básicos para la pesca en alta montaña
visitas 134
Mayo es el mes que da el pistoletazo de salida para la pesca en alta montaña en muchas zonas de nuestro país. Es la segunda desveda truchera y aunque ...
Destinos de pesca: Rio Skeena, el paraíso canadiense del salmón y de las truchas Steelheads (I)
visitas 66
El final de la primavera y la llegada del verano nos lleva a que se abran los destinos de pesca más al norte de nuestro planeta. Lugares de ensueño do...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.