Los mejores ríos trucheros de España (XI): El río Pedroso

Los mejores ríos trucheros de España (XI): El río Pedroso

Los mejores ríos trucheros de España (XI): El río Pedroso

por 19 de febrero de 2017 0 comments

Si hace una semana hablábamos del río Ucero como uno de los ríos más apreciados en Soria para los pescadores del Trucha hoy nos centramos en un río con muchas similitudes, pero con un declive importante en los últimos años, el río Pedroso, en Burgos. Aunque la fisonomía cambia, es un río más de montaña que abundan más los rápidos que las zonas mansas, si se parece en su corta longitud y en haber sido uno de los referentes para la pesca de la trucha en tierras burgalesas, algo que intenta volver a convertirse.

El río Pedroso

El río Pedroso nace en la comarca de Sierra de la Demanda, a 1.212 metros de altura, en el paraje conocido como Tenadas de Casa de la Sierra, comienza el Río Pedroso aunque hasta el municipio de Barbadillo de Herreros donde se unen el Río de la Secada o de la Soledad y el Río Morales, no toma su nombre. Cinco kilómetros más abajo de esta unión, el río Pedroso recibe las aguas del río de la Umbría, y es aquí donde comienza a ganase su nombre. Por la izquierda recibe al Valdorcas, y un poco más abajo, a la altura del puente de Vizcaínos, recibe al río de la Quintanilla, y uno y otro dan el tamaño casi definitivo al río más truchero de la provincia de Burgos hasta su desembocadura en el río Arlanza tras 27,8 kilómetros de recorrido. En este pequeño trayecto tenemos muchas posibilidades de pesca a pesar de haber sufrido, como tantos ríos, una caída espectacular en los últimos años.

Pequeña trucha del río Pedroso

Los enemigos del río Pedroso

El río Pedroso ha pasado de ser un río en el que fácilmente conseguías tu cupo, con buenos tamaños, en un par de horas de pesca, en tener que trabajarlo mucho para conseguir las ansiadas picadas. En todo ello, ha influido enormemente la presión del hombre con grandes males:

– El cormorán que tanto esquilma nuestras truchas, en toda España, quizá algo más en el norte

– Los problemas para controlar el furtivismo a pesar de los esfuerzos de una menguada guardería forestal

– Que increíblemente se dejara construir la minicentral de Barbadillo del Pez, un obstáculo que ha frenado el movimiento natural de las truchas y que se realizó a pesar del informe medioambiental negativo

– Las granjas del voraz visón americano, con sus escapes e incluso sueltas por parte de grupos activistas de este depredador que esquilma los recursos pesqueros

Las zonas de pesca del río Pedroso

A pesar de estos hándicaps desde la zona se busca que el río vuelva a ser lo que era. La Sociedad de Pescadores Valle del Pedroso, por ejemplo, gestiona un cauce municipal de 500m,  para el desove de las truchas autóctonas e incluso ha presentado un plan de recuperación del río Pedroso. Un río que apenas tiene tramos libres y sí cuatro acotados y un AREC, que pasamos a exponer:

Barbadillo I: Es el primer coto desde su nacimiento con apenas 3 kilómetros y uno de los que más quejas tiene por los efectos del visón americano, más cuando es una zona de puesta y de trucha más pequeña que río abajo. Su temporada comienza el primer domingo de mayo y finaliza el 31 de Julio, como todo el río. Esta zona comprendida entre el puente de Barbadillo de Herreros y desembocadura del río Valdorcas es muy complicada, no sólo por menos truchas, también las eclosiones son tardías y es más estrecho con tramos muy rocosos. Da 4 permisos diarios y los días hábiles para la pesca son martes, jueves, sábados, domingos y festivos.

Barbadillo II: Comienza justo donde acaba Barbadillo I, en la desembocadura del río Valdorcas hasta el puente de Barbadillo del Pez. Su fisonomía y problemas se asemeja bastante a Barbadillo I aunque es algo más agradecido en cuanto al número de truchas. También la combinación de Cormoranes y visones están haciendo mucho daño a este coto del río Barbadillo. Concede 4 permisos diarios y los días hábiles para la pesca son también los martes, jueves, sábados, domingos y festivos.

Río Pedroso y sus tramos de pesca

Por debajo de estos cotos tenemos el AREC del Pedroso. En este está permitido todo tipo de cebos, de los establecidos, y la pesca de dos truchas de más de 24 centímetros. Es un precioso tramo que nos muestra que es el río Pedroso hoy, días que no cogemos ni una trucha y otros que nos deleitan las picadas y grandes ejemplares. Irse de vacío en este tramo es más que probable, como también enganchar ejemplares extraordinarios que incluso superan los 40 centímetros. Este tramo de 4,5 km va desde el puente de la carretera de Salas BU-825 en el término municipal de Barbadillo del Pez hasta el Puente del molino de Vizcaínos. Los días hábiles para la pesca son todos excepto los lunes y jueves (sin muerte), y festivos. Hay 18 permisos diarios con muerte y sin pase sin muerte.

Aguas abajo tenemos el coto más afamado del río Pedroso, el Coto de Vizcaínos, 5 kilómetros de longitud y 7 permisos diarios. Ha pasado de ser el mejor coto de Burgos a desesperar a muchos pescadores. Las picadas y capturas continuas han desaparecido, pero sus afamadas pozas siguen con alguno preciosos ejemplares. Este coto está comprendido entre el puente del Molino de Vizcaínos al puente de Piedrahíta.

El último coto es el de Barbadillo del Mercado. Aunque esté aguas abajo del Vizcaínos para mi es peor coto, incómodo en accesos desde las orillas y aunque más manso, tiene menos pozas y con ello una trucha de tamaño más pequeño. Estos 5,5 kilómetros entre Pinilla de los Moros y la desembocadura en el Arlanza, funciona bien en el mes de junio tanto para mosca seca como con ninfa.

Cómo pescar en el río Pedroso

Si quitamos el AREC que sigue frecuentado por pescadores con cebo natural, especialmente con gusarapa, es un río mosquero con zonas muy diferenciadas. La zona alta, típica de montaña, con fuertes corrientes y más abajo, más pozas y tablas. Tiene muchas piedras, muy escurridizas dónde hay que afinar mucho el paso. Se pesca mucho con ninfa, algunos apuestan por modelos “micro” dada la caída espectacular del tamaño, pero yo prefiero la ninfa de gran tamaño. A partir de junio las eclosiones son más que abundantes, especialmente de la mosca de la piedra. Las efémeras olivas y los tricópteros rojizos también funcionan sensacionalmente.

Más artículos interesantes

Los mejores ríos trucheros de España (IX): El río Mundo
visitas 802
El rio Mundo está en esa categoría de ríos límite, esos ríos tan importantes donde hay que luchar por la pervivencia de la trucha común como medidor d...
La pesca en el embalse de La Serena y sus peces
visitas 543
Hace escasos días estuve dando una vuelta por la provincia de Badajoz, y allí pude echar un par de jornadas de pesca en el Embalse de la Serena sobre ...
Pesca en el embalse de Bellús, la joya del río Albaida
visitas 343
La Comunitat Valenciana cuenta con excelentes embalses para los amantes de la pesca. Enclaves como Cortes de Pallás, Benagéber o Tous son lugares que,...
En busca de hot spots en embalses
visitas 497
¿Cuántas veces hemos visitado un embalse por primera vez y no hemos sabido cómo actuar? Dónde lanzar nuestros señuelos es una pregunta habitual. Suele...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.