Los mejores ríos trucheros de España (VIII): El río Omaña

Los mejores ríos trucheros de España (VIII): El río Omaña

Los mejores ríos trucheros de España (VIII): El río Omaña

por 29 de enero de 2017 0 comments

Los apenas 50 km del río Omaña, desde su nacimiento en Muria de Paredes hasta su desembocadura en el Órbigo, ofrece uno de los tramos mejores para la pesca de la trucha. Es un gran río de verano, cuando el deshielo ya ha hecho la mayor parte de su trabajo y las corrientes son continuas y con sus preciosos bosques de ribera las eclosiones parecen infinita. Por todo ello, el río Omaña (también conocido como Omañas), es un río mosquero de los mejores que hay en España: con sus tramos de corrientes, sus chorreras, pero también sus pozas y grandes tablas.

Río Omaña y sus dos cotos

Una de las razones que hace grande este río es el factor humano, o más bien, el escaso factor humano si quitamos los pescadores que acercan al mismo, especialmente en su muy considerado tramo libre que se sitúa entre sus dos cotos. Estas son las tres mejores zonas pescables del río Omaña: el coto del Castillo, el coto de Omañuela y la zona libre que se sitúa entre ambas.

Coto del Castillo

Abierto entre el primer domingo de abril y el 31 de julio. De 5,2 kilómetros, tiene como ocurre en los cotos de Castilla y León prohibido los cebos naturales y tiene cuatro días de pesca a la semana: sábados, domingos y festivos (con muerte) y miércoles y viernes (sin muerte) en los que sólo se puede usar la mosca artificial. Con 6 permisos diarios se puede pescar hasta 4 truchas de 24 cm o más. Se puede lograr, pero es más común tener muchas picadas de truchas de menor tamaño.

Si el rio Omaña es un rio tardío en general para la mosca y este tramo alto más aún. Esto hace que sea a finales de junio y sobretodo Julio los mejores meses, incluso en años de estíos pronunciados. Como el Omañuela es un coto variado con muchas posiciones en las que destacan buenas tablas de eclosiones infinitas. Si te toca el coto en abril o principios de mayo, la dificultad de pesca es enorme muchos años. Como curiosidad, si puedes subir a esta zona en invierno, verás el espectáculo de estas tablas de pesca convertidas en enormes frezaderos.

Tramo del Coto del Castillo en el río Omaña

 Zona libre entre cotos  

Como todo tramo libre no regulado (coto u AREC), es sin muerte. Esto no quita que sea muy frecuentado por cada vez más pescadores que apuestan por esta modalidad de pesca. El tramo libre del río Omaña sigue con las mismas características que el coto del Castillo en variedad de tramos: cascadas, pozas y tablas con alternancia de corrientes y pequeñas pozas. Y como pasa en este río sin presas, ni grandes o pequeñas, que le regulen y un espeso bosque de ribera.

Es otra gran zona de verano en la que la gran aglomeración de pescadores, especialmente el fin de semana, es la principal limitación, muchas veces enorme, ya que se necesita espacio para el lanzado. Si hay zonas con más riesgo de quedarse sin agua en el estío si este es duro. La cobertura vegetal nos lleva a que pesquemos desde las zonas centrales del río en los tramos más estrecho y disfrutemos de un verdadero deleite de truchas, pero apostadas cerca de la orilla, difícil muchas veces de alcanzar.

Coto de Omañuela

Cuatro kilómetros maravillosos desde el puente de la Omañuela hasta el Puente de la carretera que una Castro de la Lomba con Riello. El cupo es el mismo que El Castillo, 4 truchas de 24 centímetros o más, pero el entorno cambia. Sigue siendo de difícil acceso, de hecho, las “entradas” al mismo las tenemos en la parte superior en el pueblo de Omañuela o en el puente límite inferior del mismo.

En lo que cambia es que las tablas predominan y por ello es más pescable aún a mosca, pero también sufre más el estío muchos veranos y el cierre de temporada puede ser peor que el tramo superior.

Coto de Omañuela

Con esta limitación, que no todos los veranos se cumple, tenemos en pocos kilómetros un pequeño refugio, que también ha visto caer enormemente su población de trucha, pero sigue danto mucha alegría a los pescadores.

 

Más artículos interesantes

La pesca en Alaska (IV): En busca de las grandes truchas arcoíris de finales de verano
visitas 79
Ahora que cerramos la temporada de salmónidos en buena parte de nuestros ríos, es el momento en el que otros ríos de latitudes más norteñas nos ofrece...
En busca de el dorado: pesca del depredador más deseado de Sudamérica
visitas 166
El dorado es un fabuloso depredador muy representativo de las aguas dulces de Sudamérica, tanto en las cuencas altas como bajas. Es también conocido p...
Destinos de pesca: Río Namsen la joya de la corona de los ríos salmoneros noruegos
visitas 91
Hablar de salmón es relacionarlo rápidamente con Noruega. Aunque los salmones que llegan a nuestros mercados son de piscifactoría no es menos verdad q...
Destinos de pesca: Rio Skeena, el paraíso canadiense del salmón y de las truchas Steelheads (I)
visitas 103
El final de la primavera y la llegada del verano nos lleva a que se abran los destinos de pesca más al norte de nuestro planeta. Lugares de ensueño do...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.