Sobre el artículo

Información del autor

Veinticinco años pescando y los que me quedan…, defensor de la pesca sin muerte y de probar todas las técnicas y novedades que caen en mis manos. Mis peces favoritos el black-bass y la trucha, sin olvidarme de los luchadores barbos, un lugar, el Embalse de Orellana, mi asignatura pendiente pescar más en mar.

Las 4 claves para elegir bien una caña de spinning

La caña es sin duda el elemento central a partir del cual configuraremos nuestro equipo, incluido el carrete. Pero elegirla no es nada fácil, y menos si la vamos a utilizar en un tipo de pesca como es el spinning.

En primer lugar tenemos que evaluar nuestro “nivel”. La pesca es un proceso continuo de aprendizaje. Seguro que todos nosotros regresamos de un día practicando nuestra afición favorita siendo “más sabios”, ya sea con la experiencia de otros pescadores o principalmente por las lecciones que los ríos o los peces nos dan. Cuando nos sacamos el carnet de conducir, lo lógico es no compramos un Mercedes, sino empezar con un utilitario mientras cogemos experiencia. ¡Quien no haya roto una caña que escriba el primer comentario en este post!


Pero lo más importante es el tipo de captura. Si nuestra intención es pescar gigantescos lucios o ¡hasta siluros! no podemos llevar una caña de menos de dos metros. Si vamos a un río truchero con una de cuatro metros, acabaremos enredando nuestro sedal entre los árboles más veces que lanzando nuestra cucharilla a la poza. ¡Y además con el hombro dislocado de tanto lance con una caña tan pesada!

Por ello, antes de entrar en PéZcalo a comprar nuestra caña tengamos en cuenta estos puntos:

1. Longitud: para grandes presas debemos elegir cañas de mayor tamaño. Si pescamos en embalse no solemos tener ningún impedimento para usarlas y son las más adecuadas. Su versatilidad hace que podamos usarla con el carrete adecuado para otras variedades como la pesca a fondo.

2. Peso: empezamos nuestra jornada de pesca por la mañana y queremos terminarla a última hora del día. ¿Cuántos lances haremos? Cientos de ellos, por ello si queremos “resistir” toda una jornada elijamos un equipo de caña y carrete ligero.

3. Empuñadura: muchas veces es cuestión de gusto, pero otras de necesidad. Si pescamos a fondo la mayor parte del tiempo tendremos la caña en un soporte, pero en spinning, normalmente, tendremos la caña en nuestras manos. Por ello debe ser antideslizante y resistente. Yo prefiero el corcho, pero hay muchos sintéticos que funcionan bien. Sobre todo hay que buscar empuñaduras que duren mucho.

4. Flexibilidad: indispensable para todo tipo de pesca a la hora de aguantar la “lucha” con el pez, pero en spinning también es importante la flexibilidad para el lance. Si nuestra caña es muy flexible, nuestros lances serán mejores y nuestros movimientos más precisos.

Nuestro experto recomienda:

- Caña spinning Scorpion spin traveller Barros
Perfecta en todos los sentidos, tanto por su facilidad de transporte como por sus características de alto módulo con “X-Mesh Tape”, pasadores HP TS-Ring con la máxima resistencia y empuñadura en EVA para una buena sujeción.

- Carrete spinning Vsystem r Okuma
Una auténtica genialidad: cuerpo y cazoleta fabricados en aleación de aluminio con tecnología AlumaLite, sistema de freno “Dual Force” (DFD), sistema patentado de oscilación elíptica,…

- Carrete spinning Sr-match Barros
Otra opción con un excelente equilibrio calidad-precio es este carrete, con bobina “Match” de aluminio. Gran velocidad de recuperación, doble manivela y freno multipunto.

- Señuelo crankbait Mc-1 d38f Maria
Si queremos tentar a un Black Bass, uno de los reyes de esta modalidad de pesca no debemos de dejar de utilizar un crankbait como cebo. Por la profundidad y su movimiento nervioso seguro que alteran a nuestra presa y se lanza a por ellos.

- Cucharilla Coe dots modelo 12f/blister Evia
Las más clásicas y efectivas. Plateadas o doradas, moteadas con puntos rojos, negros o lisas,… en nuestra caja de señuelos debemos tenerlas de diferente tipo y tamaño.

La pesca es una combinación de suerte, conocimiento y por supuesto equipo. Por ello, en nuestro “arsenal” de cañas debemos tener siempre la que mejor se ajuste a nuestra experiencia y al tipo de pesca y captura.

email

Etiquetas:

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta

Quantcast