La puntilla: un cebo barato, efectivo y selectivo

La puntilla: un cebo barato, efectivo y selectivo

La puntilla: un cebo barato, efectivo y selectivo

por 19 de octubre de 2017 2 comments

En la pesca marítima, tanto si pescamos desde una embarcación como si lo hacemos desde orilla en cualquiera de las modalidades o técnicas que existen, la puntilla, conocida en otros lugares de nuestro país como chopito, es uno de esos cebos que más éxito nos proporcionará en nuestras salidas de pesca costera y nos alegrará la jornada regalándonos picadas de peces tan atractivos y variados como doradas, sargos, lubinas y un largo etcétera.

Características de la puntilla

Conviene, antes de introducirnos de lleno en las prestaciones de este cebo y las técnicas más idóneas para sacarle la mayor eficacia, conocer bien las características de este cefalópodo perteneciente a la familia de los calamares y poder diferenciarlo de otro excelente cebo como es la almedrilla perteneciente a la familia de las jibias o sepias.

Nuestro cebo protagonista de este artículo presenta, como dijimos antes, el aspecto de un calamar en miniatura cuyo tamaño apenas alcanzará de 5 a 7 centímetros. Presenta el dorso de un color violáceo y un vientre mucho más claro. Lo más interesante de esta carnada, además de su reducido tamaño que nos va a permitir utilizarlo entero, será la textura tan resistente que ofrece su carne que, aparte de soportar lances largos, lo convertirá en un cebo resistente y sabroso para casi todos los peces costeros.

Como adquirir y conservar las puntillas

Otra de las ventajas que tiene la puntilla es que es relativamente fácil y barato hacerse con un buen número de estos cefalópodos ya que no es necesario acudir a tiendas especializadas en pesca deportiva para comprarlo puesto que en los supermercados o pescaderías de barrio es bastante frecuente que lo tengan a la venta.

Siempre, claro está, será mejor ofrecer a los peces carnadas lo más fresca posibles pero la puntilla resiste muy bien la congelación por lo que siempre podremos disponer de este buen cebo si antes hemos dejado en nuestro congelador unas cuantas. Para congelar las puntillas, será mejor hacer pequeños paquetes con unas cuantas pocas puntillas para evitar que, si metemos muchas, se apelmace y pierda su atractivo a los ojos del pez.

Otra opción será comprarla directamente congelada en alguna tienda de productos congelados o en la sección de estos en los grandes supermercados. La única precaución que deberemos tener será asegurarnos bien que estamos comprando puntilla de nuestras costas ya que en estos comercios se venden puntillas o pequeños calamares de procedencias tan exóticas como Chile y, aunque para el consumo humano son sabrosas, a la hora de pescar especies tan exigentes y astutas como lubinas o doradas, puede que no funcionen tan bien como las capturadas en las costas españolas.

Las mejores técnicas para pescar con puntillas

Uno de los aspectos más atractivos de este cebo es su tremenda versatilidad, lo que lo convierte en excelente para ser utilizado en casi todas las técnicas de pesca en el mar.

Si utilizamos los ejemplares más pequeños, de un máximo de 5 centímetros, tendremos un cebo altamente efectivo para ser utilizado mediante técnicas de corcheo  en lugares donde abunden los fondos rocosos como los grandes espigones, caras externas de los grandes puertos o en zonas de acantilados. Será un cebo selectivo ya que podremos usarlo cuando el pesquero se nos llene de peces pequeños como bogas y, su uso resistirá los mordiscos de esta minitalla a la espera de que ejemplares de mayor porte puedan llegar a nuestra carnada antes de que esta desaparezca.

También será una buena elección si la empleamos en el surf casting en cualquier tipo de escenario, es decir, desde playas de arena fina a zonas con abundancia de roca. A la puntilla más pequeña le entran peces de mediano tamaño como mabras, doradas, roncadores o peces planos mientras que los cefalópodos de mayor tamaño los destinaremos a la búsqueda de grandes lubinas, corvinas o peces propios del arenal como rodaballos o mantas.

Si, por el contrario, lo que nos gusta es pescar desde una embarcación, la puntilla será un cebo excelente tanto si lo hacemos fondeados o a través de la técnica denominada “al garete” o deriva. Mientras estemos fondeados, nuestro cebo será atacado por los habitantes del roquedo como pargos, serranos, sargos o corvas mientras que si lo hacemos a la deriva, en fondos de fango o arena, serán las brecas y chopas quienes tomaran nuestra puntilla sin descartar, en ninguna de las dos técnicas que especies de mayor tamaño como dentones, pargos, meros y corvinas, tomen nuestra carnada.

Como anzuelar la puntilla

Lógicamente, la puntilla es un cebo que dará su máximo rendimiento si lo empleamos entero ya que, para utilizarlo en tiras podremos utilizar calamares más grandes.

La puntilla, puede ser anzuelada de dos formas. La primera, y más efectiva según mi opinión, es mediante el empleo de una ajuga para sardina, mediante la cual pasaremos nuestro sedal por el interior del cefalópodo y dejaremos el anzuelo oculto entre los tentáculos de su cabeza. La otra forma de anzuelarlo, sobre todo cuando pescamos a corcho o si no disponemos de una aguja, será la de “coser” su cuerpo. Para ello clavaremos el anzuelo, empezando por su cola y lo sacaremos unos centímetros después para, acto seguido, volverlo a clavar y volverlo a sacar hasta que lleguemos a la cabeza donde, al igual que en la otra forma, quedará definitivamente clavado y oculto entre los tentáculos.

En ambos montajes, podremos asegurar nuestra carnada con unas vueltas de hilo elástico para que nuestra carnada sea así mucho más resistente tanto a la tracción del lance como a la acción de pequeños peces.

Más artículos interesantes

Cómo interpretar los mejores spots de pesca en el mar
visitas 1.606
Cuando de pescar en el mar se trata y el pescador llega a orillas de la costa, en innumerables veces se topa con la cruda realidad. ¿Dónde pesco? E...
Doradas de piscifactoría: La marabunta espárida
visitas 1.230
La pesca de la dorada siempre se ha caracterizado por ser una pesca fina que requería de técnicas depuradas y de un muy buen hacer por parte de los pe...
La pesca en el embalse de La Serena y sus peces
visitas 556
Hace escasos días estuve dando una vuelta por la provincia de Badajoz, y allí pude echar un par de jornadas de pesca en el Embalse de la Serena sobre ...
Consejos para sacarle el máximo rendimiento a tus engodos para el mar
visitas 552
Para los amantes del corcheo en el mar, el uso de unos buenos engodos puede convertirse en un factor determinante y hacer que nuestra jornada de pesca...

2 Comentarios

Participa en la conversación
  1. Ferro
    #1 Ferro 14 diciembre, 2017, 10:17

    Yo siempre he escuchado que la puntilla congelada (y supongo que los demás cefalópodos congelados) son muy mal cebo porque al congelarlo le añaden un aditivo (sales de boro)para que aguante más y que de alguna forma altera el sabor/olor para los peces y no pican a menos que estén desesperadamente hambrientos.
    Podría alguien confirmar esto?
    Muy interesante el artículo.

    Contesta a este comentario
    • Carlos Montero
      Carlos Montero 14 diciembre, 2017, 21:33

      Hola amigo.
      No tengo constancia de que a la puntilla congelada le echen algún tipo de producto. No obstante, en el artículo hablamos de congelar las puntillas que previamente hemos comprado frescas en las pescaderías.
      Espero haber aclarado tu duda. Un abrazo.

      Contesta a este comentario

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.