La pesca del esparrallón, el más humilde de los sargos.

La pesca del esparrallón, el más humilde de los sargos.

por 2 de noviembre de 2016 0 comentarios

Al hablar de pescar sargos, irremediablemente pensamos en el sargo común ya que, a parte de, como su propio nombre indica, es el más común de los sargos, también es el que mayor tamaño alcanza y, en consecuencia, mayor prestigio tienen entre los pescadores, tanto por su lucha como por su calidad y exquisitez encima de la mesa.
Sin embargo, bajo el término sargo se engloba otras subespecies distintas del sargo común, como puede ser el sargo real, el picudo o la mojarra.

En este artículo hablaremos del más modesto de los sargos: el esparrallón o raspallón. Modesto por su tamaño, ya que es el más pequeño de la familia, pero apreciado aún así por los pescadores que, al capturarlo, no le hacen ascos a pesar de ser una pieza humilde y nada espectacular.

Morfología, hábitat y alimentación del esparrallón

Como ya dijimos, este sargo apenas alcanza los 250 gramos, siendo los ejemplares próximos al medio kilo de peso, verdaderas piezas de buen tamaño. Junto con su primo, el sargo común, podría decirse que el pequeño esparrallón es el miembro de la familia que más abunda en nuestras costas.

Presenta un cuerpo ovalado y esbelto, con una boca pequeña provista de pequeños dientes incisivos y molares. Su coloración tiende a ser mucho más plateada que la del resto de los argos y, aunque en algunas ocasiones puedan apreciarse las típicas bandas verticales, lo cierto es que en la mayoría de los raspallones apenas se pueden apreciar. Es característica la mancha negra que tienen en la cola y que constituye una clara muestra que nos ayudará a identificar a este pez.

Habita en zonas poco profundas y que sean más bien mixtas, es decir, con rocas y vegetación aunque también es fácil encontrarlo en zonas fangosas como los interiores de los puertos e, incluso, en playas.
Su alimentación es bastante similar a la del resto de los sargos, con especial predilección por los gusanos y pequeños crustáceos como cangrejillos o camarones. También en ocasiones puede adoptar una actitud más agresiva y depredar sobre pequeños peces.

Métodos de pesca del esparrallón

El tamaño más comedido de este simpático pez hará que tengamos que afinar nuestro equipo y, sobretodo, utilizar anzuelos más pequeños de lo habitual si no queremos ver como fallamos una picada tras otra.

El esparrallón es una captura frecuente tanto a corcho como a surf casting. Para la primera técnica, podremos acudir a los espigones, muelles, escolleras o incluso puertos con una caña no muy larga, como máximo de unos 6-7 metros, un carrete ligero y unos aparejos livianos consistentes en flotadores que soporten el peso de unos 8-10 gramos así como anzuelos que oscilen entre el número 6 y el 12.

La pesca del esparrallón, el más humilde de los sargos

Es importante recalcar, que aunque nuestro protagonista no alcance tamaños de récord, no conviene relajarse en exceso puesto que el esparrallón, como buen sargo que es, intentará en los primeros instantes de la pelea, buscar cobijo en las grietas y cuevas que forman las rocas que conforman su hábitat. Y, si lo consigue, perderemos toda la posibilidad de hacernos con él.

Por lo tanto, el bajo de línea que empleemos no deberá ser demasiado fino. A modo de ejemplo, un diámetro que oscile entre los 0,25 y 0,28 mm será más que suficiente.
Si optamos por pescar a surf casting, intentaremos siempre acudir a playas mixtas o donde sepamos que existen grandes áreas de rocas sumergidas, puesto que será en las cercanías de éstas donde abunden los esparrallones.

Los mejores cebos para la pesca del esparrallón

Tanto a corcho como al lanzado, los diferentes tipos de gusanos como norte, beta, americano o incluso pequeños trozos de tita serán apuestas seguras para obtener buenos resultados.

También serán buenas opciones, sobre todo al corcho, el empleo de pequeñas porciones de moluscos como por ejemplo mejillones o berberechos así como trocitos de gambas o langostinos.

En ocasiones, el esparrallón también entrará a cebos como la sardina u otros tipos de peces como caballas, así como a pequeños cefalópodos o porciones de estos últimos.

Más artículos interesantes

La pesca con cañaílla, un cebo de pesca selectivo y altamente efectivo
visitas 2.150
Hoy presentamos la cañaílla como cebo de pesca, es uno de esos que cuesta ensartar en el anzuelo ya que, perfectamente, puede ser un aperitivo más que...
Vídeo de pesca: Sargos a boya
visitas 3.516
Las costas de la península ibérica, rodeadas de grandes zonas de roca, son una de las áreas que más pescadores atraen. Entre los embistes de las olas,...
La pesca de la mabra o herrera: Una de las mejores expectativas para el verano
visitas 3.542
Una de las especies que más abundan en nuestras costas durante los meses de verano es la mabra o la herrera, un pez que goza de un gran prestigio y es...
Sacarle partido al macizado en la pesca del sargo
visitas 3.347
A día de los corrientes, resulta bastante habitual que nos topemos con pescadores que hayan sustituido su habitual aparejo de fondo por el sobrio corc...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.