La pesca de la trucha en Montana (II): El río blackfoot, los tramos bajos

La pesca de la trucha en Montana (II): El río blackfoot, los tramos bajos

La pesca de la trucha en Montana (II): El río blackfoot, los tramos bajos

por 24 de marzo de 2018 0 comments

Hoy continuamos por Montana y en concreto por el río blackfoot que ya visitamos hace unos días en sus tramos altos y es que, a diferencia de lo que es normal en la mayoría de los cauces, este río de Montana tiene sus mejores tramos en la parte baja, con excepción de la represa y desembocadura. Os explicamos los mejores tramos, sus características y zonas de pesca del río no sólo inmortalizado por la película “El río de la vida”, también por el maravilloso libro de Norman McLean en que se basó.

El río blackfoot entre Cedar Meadows y River Junction

Si vienes de pescar río arriba, este tramo de unos 20 kilómetros de longitud es todo un alivio y… una bendición. El río deja los continuos meandros de los tramos anteriores y se vuelve constante, pero con agua más rápidas donde la trucha común sigue siendo el pez más preciado, pero empiezan aparecer buenas truchas arcoíris. Es un tramo que se pesca mucho con ninfa y en el que puedes conseguir muchas picadas, especialmente porque la presión de pesca no es importante debido en buena parte por no tener buenos accesos, el que más se usa es un puente en la carretera 124.

El río blackfoot desde River Junction a Clearwater Crossing

En River Junction nuestro río recibe el aporte del North Fork Blackfoot River, su cauce aumenta y también la pendiente y velocidad de sus aguas, lo que convierte este tramo, de también aproximadamente 20 kilómetros en excelente para grandes truchas arcoíris.

De este tramo hay que destacar los 8 kilómetros del estrecho de Box Canyon, un excelente lugar para practicar la pesca en todo tipo de entornos: rápidos de increíble fuerza en primavera y grandes pozas. Tras pasar este excelente lugar, vuelve a recorrer otro pequeño valle de 4 kilómetros hasta Clearwater Crossing.

La pesca con mosca de este tramo comienza desde mediados de marzo, aunque su mejor época arranca a mediados de abril o principios de mayo hasta el mes de junio. En el arranque primaveral tanto este tramo como los que encontremos aguas abajo se pescan abundantemente con ninfas, especialmente las fabricadas con pelo de liebre o cola de faisán, todas estas con tamaños entre 16 y 20.

Las fuertes corrientes van predominando en el río blackfoot

Esta época muy buena, en la que las truchas buscan recuperar las energías perdidas en la freza es muy variable y depende de cuando se produzca el deshielo. Si este es rápido y las temperaturas agradables se multiplican las eclosiones y pasamos de pescar con ninfas a hacerlo con diferentes variedades de moscas secas, especialmente la denominada “mosca del salmón”, estimulators y parachutes.

Verano es una época para gozar la pesca con mosca seca en río blackfoot, ya sea de truchas comunes o de arcoíris. En este caso las imitaciones más valoradas son las caddis, como la elk hair, estimulators en los que predomine el color oliva y en los parachutes la siempre eficaz Adams.

En el momento de las grandes eclosiones del verano hay que maximizar la presentación de nuestro artificial porque ya en estos tramos la corriente es lenta lo que permite a la trucha ser más selecta ante cualquier engaño en unas aguas cristalinas. La forma de pesca más común es situar nuestra mosca seca por encima de donde creamos que se encuentra la trucha y dejar que esta descienda de forma natural por la corriente. Hacerlo correctamente puede marcar la diferencia entre éxito y fracaso.

Si te cansas de pescar moscas secas y buscas grandes arcoíris puedes practicar una modalidad de pesca muy apreciada en estos ríos y es lanzando imitaciones de saltamontes. Esta pesca se hace principalmente lanzando nuestro artificial desde la orilla y imitando con ligeros toques el movimiento de un saltamontes que esté ahogándose. Para muchos pescadores locales es la técnica ideal para que fundamentalmente grandes arcoíris y también alguna marrón se abalancen desde el fondo hacia nuestro artificial.

De Clearwater Crossing to Johnsrud Park

El río blackfoot cambia radicalmente a partir de Clearwater Crossing. Pasa de ser una corriente constante, pero sin muchos cambios que discurre dentro de un valle a ser una fuerte corriente con tramos realmente difíciles dentro de un bosque espeso. A pesar de esto es la sección que más visitan además de pescadores amantes del rafting, por lo que, especialmente en verano, no espere un día tranquilo.

A esto le ayuda que este tramo fluye a través del llamado corredor recreativo, con un buen camino de tierra que bordea el río en el lado norte y numerosos sitios designados para el acceso de pescadores. Eso sí, la acampada libre en esta área está prohibida y sólo puedes hacerlo en los lugares establecidos.

Las grandes truchas arcoiris son uno de los atractivos de estos tramos del río blackfoor

Es una zona muy difícil de vadear por las fuertes corrientes y peligrosa por lo resbaladizo de su fondo rocoso, lo que lleva a que se pesque principalmente desde la orilla. Pero en esta zona de corrientes no todo es malo, el agua menos clara que origina este continuo movimiento nos permite que la presentación sea “más descuidada” que aguas arriba.

La pesca con mosca desde la orilla o vadeando puede ser un desafío en esta parte del río Blackfoot. Montones de rocas resbaladizas esperan al ave zancuda inocente, y la corriente más rápida garantiza un viaje interesante para cualquiera que pierda el equilibrio.

El momento de pesca, si la confluencia de gente lo permite, más provechoso es el verano, buscando pequeños remansos donde presentar moscas secas que funcionan excelentemente, como la Parachute Adams o la Royal Wulff.

Tramo final, desde el Parque Johnsrud a Clark Fork

En el Parque Johnsrud, la carretera Montana Highway 200 se cruza con el río blackfoot River, proporcionando un acceso excelente. No es el único acceso a este tramo en el que se eliminan las restricciones a la acampada libre y que combina muchos rápidos no con menos pozas profundas, y grandes roquedales que en el centro del río dividen las corrientes y generan grandes oportunidades para la caza de la trucha de todo tipo de moscas secas y si quieres profundizar en sus pozas con ninfaas lastradas.

La pesca de truchas en esta sección del río Blackfoot finaliza tres kilómetros después de Clark Fork debido a la presencia de la presa Bonner Dam, tras el muro sólo queda poco más de dos kilómetros hasta que vierta sus aguas al río Clark Fork.

 

Más artículos interesantes

La pesca de la trucha en Montana (I): El río blackfoot, los tramos altos
visitas 156
Montana con sus poco más de un millón de habitantes y su enorme superficie de 380.837 kilómetros cuadrados, unido a su abrupta naturaleza en el que co...
Destinos de pesca: Rio Skeena, el paraíso canadiense del salmón y de las truchas Steelheads (I)
visitas 152
El final de la primavera y la llegada del verano nos lleva a que se abran los destinos de pesca más al norte de nuestro planeta. Lugares de ensueño do...
La pesca de la trucha en Montana (III): El río Clark Fork
visitas 113
Si en las dos últimas semanas os hemos hablado del mítico río Blackfoot en Montana, en esta tercer y penúltimo artículo de una primera serie sobre los...
Destinos de pesca: Río Laxa Adaldal, Islandia, el paraíso de la trucha
visitas 419
Islandia es para muchos el destino perfecto para la pesca del salmón atlántico, pero, también lo es para sus preciosas truchas comunes. Todo un paraís...

No hay comentarios todavía

Participa en la conversación

No hay comentarios.

Anímate y se tú el que comience los comentarios de este artículo.

Tus datos estarán seguros!Tu cuenta email y datos no serán publicados, ni compartidos con terceros.